NBA 2019/20

Todo lo que necesitás saber acerca del juego de Caio Pacheco

18:28 26/04/2020 | Viene promediando 19.4 puntos en la Liga Nacional 2019/20. Un estudio de las fortalezas y debilidades del crack que puede llegar a la NBA.

Pacheco en Bahía (Foto: Prensa Bahía Basket)

La realización del Draft 2020 todavía es pura incertidumbre, ya que la mayoría de los dueños de franquicias NBA no quieren celebrarlo el 25 de junio, que es la fecha estipulada por la liga. Lo que sí es cierto es que Caio de Souza Pacheco será uno de los nombres que formarán parte del sorteo. Si bien tiene tiempo hasta diez días antes de la lotería para retirar su presentación a la ceremonia, de momento el oriundo de Brasil es uno de los nombres latinoamericanos que estampó su nombre. 

El brasileño de Bahía Basket tiene 21 años y desde su llegada en 2018 se transformó en una de las promesas de la Liga Nacional. Juega en el puesto de base y es titular en el conjunto de Bahía Blanca. Ofensivamente tiene cuatro puntos fuertes: el pick and roll, puntos en transición, asistencias y defensa.

La primera de sus fortalezas surge por su lectura de juego. Una vez que pone la pelota en el piso tiene mucha facilidad para llegar al aro y puede definir tanto con la izquierda como con la derecha, tras contacto, a mano cambiada y con flotadoras. Cuando hay cambios sabe entender las ventajas y puede atacar al grande como poner la pelota en la pintura para que el pivote se postee contra el más pequeño. Esta es una de las razones principales por la que promedia 19.4 puntos en la temporada 2019/20 de la Liga Nacional. 

El segundo de sus puntos fuertes es el juego en transición, en donde, a pesar de no ser el más atlético, sabe usar muy bien su cuerpo para materializar cada penetración. También tiene visión para asistir y resolver los contragolpes con pases simples y eficientes que le permiten promediar 6.0 asistencias en lo que va de la 2019/20. Aquí también aparece su tercer virtud: la capacidad para pasar el balón. A pesar de que su balance de asistencias y pérdidas no es el más alto (1.75), es muy bueno a partir de los rompimientos de la primera línea y posteriores descargas, especialmente hacia el hombre que realiza el roll y hacia los tiradores replegados en el lado débil. 

Defensivamente tiene mucho potencial y es muy intenso cuando está motivado, especialmente en los uno contra uno y en los close-out. Posee fuerza, coordinación y velocidad de piernas para quedar emparejado con cualquier exterior. También es muy intenso en el rebote y es capaz de tomar sus propios atrapes (2.8 rebotes defensivos por juego) para luego iniciar los contragolpes como portador de balón. 

Las principales incógnitas son su capacidad atlética y su tiro. En el primer apartado tiene un amplio margen de mejora, ya que todavía es joven y en cuanto a la segunda variante también. Posee confianza para tomar sus lanzamientos y sabe leer cuándo es el momento oportuno de tirar (cuando le pasan por detrás en las cortinas, por ejemplo). Sin embargo, sus porcentajes todavía podrían subir, puesto que lanzó a un 28.8% en la 2019/20 y a un 18.0% en la 2018/19. 

El destino está en sus manos, y el talento en su cuerpo. Es un joven que promete y mucho. Rebelde como pocos, indómito y desbocado. Se llama Caio de Souza Pacheco y su futuro es brillante. Pero todo es intrigante y nada todavía es certero. El tiempo lo dirá. Mientras tanto, acuérdense de él. Dará que hablar.

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X