Efemérides

Los Bobcats del 2012, el peor equipo en la historia de la NBA

09:47 26/04/2020 | Hace exactamente ocho años, el conjunto de Charlotte estableció el porcentaje de victorias más bajo que se haya registrado en la competencia estadounidense. Un repaso a ese plantel.

Kemba Walker, la joven figura de ese equipo. (Foto: Getty Images)

La NBA está plagada de estadísticas. La gran mayoría de ellas sirven para enaltecer la figura de estrellas o, en su defecto, para solidificar el prestigio de una franquicia en particular. Sin embargo, existen casos en los que los registros no hacen más que desenterrar los peores momentos en en la vida de esas instituciones. Y, todos los 26 de abril, los Charlotte Hornets recuerdan que en 2012 establecieron el porcentaje de victorias más bajo en la historia de la liga.

Por ese entonces, el equipo que había comprado un tal Michael Jordan un año antes se apodaba Bobcats. Aquella temporada del lockout fue, curiosamente, la del debut para un joven que luego se convertiría en el máximo anotador histórico del conjunto: Kemba Walker. Sin embargo, su aparición no iba a poder hacer mucho. De hecho, Charlotte pasó de ser un equipo mediocre a hundirse completamente en el fondo de la competición. Antes del inicio de la campaña, se deshizo de atletas como Shaun Livingston y Stephen Jackson y comenzó una reconstrucción que no hizo más que profundizar la crisis: pasaron de 34 victorias a apenas 7, la menor cantidad desde que se creó la NBA.

 

Ese equipo, que tenía en el banco al entrenador Pau Silas y en el plantel a jugadores como Boris Diaw y Bismack Biyombo, encadenó la mayor racha de derrotas consecutivas en una temporada regular: fueron 23 entre el 19 de marzo y el 26 de abril, jornada final del curso. Al año siguiente, Silas fue reemplazado por Mike Dunlap. Los Bobcats tuvieron el segundo pick del Draft de 2012. Eligieron a Michael Kidd-Gilchrist y dejaron pasar a futuras estrellas de la talla de Dame Lillard, Bradley Beal, Draymond Green y Khris Middleton. Los errores y los malos resultados de aquellos tiempos no han servido como aprendizaje: sólo ostentaron un récord positivo en dos de las ocho campañas siguientes.

Compartir

 



X