Preolímpico Femenino

Primer día sin sorpresas: Chile, Ecuador, Canadá y Brasil al frente

03:13 10/08/2015 | La primera jornada de Edmonton 2015 dejó cuatro grandes triunfadores en el debut, todos con resultados holgados. ¿Lo más parejo? Brasil-Venezuela.

Ziomara Morrison (Chile), Dayanna Salcedo (Ecuador), Kia Nurse (Canadá) y Nadia Colhado (Brasil). (foto: FIBA Américas)

CHILE 88 - REPUBLICA DOMINICANA 56

 

Chile se quedó con un tremendo y categórico triunfo ante República Dominicana en el partido que abrió Edmonton 2015. El seleccionado trasandino no pasó ningún sobresalto, dominó desde el primer minuto y las dominicanas se fueron quedando atrás poco a poco. Chile, con una actuación colectiva sobresaliente que tuvo varios puntos altos, se adjudicó un triunfo que si bien estaba entre los papeles la diferencia de puntos conseguida hace que se ilusiones un poco más.

 

El conjunto de Ricardo González tuvo solidez desde el principio y no dejó dudas. El inicio de 17-5 a su favor, con un juego ampliamente dominado desde las manos de Ziomara Morrison y Vanessa Leeper-Jones, marcó el camino ante un rival que nunca pudo recuperarse. Podría decirse que en menos de ocho minutos el juego empezó a volcarse al cuadro chileno.

 

A las dominicanas no les salió casi nada. El equipo de Ariel Portuondo no solamente estuvo demasiado errático en ese arranque sino que tampoco pudo explotar algún tipo de potencial desde el perímetro (19% desde los triples). Claro que eso fue un pecado frente a un Chile que en ese rubro consiguió oxígeno gracias a Bárbara Cousiño (terminó con 3/10 pero tuvo una contribución clave en el despegue final).

 

¿Lo mejor? Lo más destacado de las chicas de Ricardo González pasó por su máxima referente: Morrison. Con Ziomara dominando la pintura a placer, la pivote encajó un doble-doble de 28 puntos y 14 rebotes para ser la impulsora de su seleccionado.

 

Aunque la jugadora que viene de participar en Leones de Quilpué para la Liga Sudamericana no estuvo sola, porque la alero debutante Leeper-Jones (estadounidense pero nacionalizada al ser hija de una chilena) también consiguió dejar su huella con 17 puntos. La perimetral proveniente de la Universidad de Nebraska (WNCAA) se fue insertando de a poco en los amistosos previos al inicio del torneo, y está claro que este estreno no le pesó.

 

Otro punto valioso dentro del equipo del español González fue lo hecho por Sendy Basaez, con una planilla bastante completa y siendo uno de los grandes termómetros. La base controló desde el armado, terminó con 11 puntos y añadió 6 asistencias, además de ser de las que más minutos en cancha pudo absorber.

 

¿Qué hubo de Dominicana? Sacando los flojos que fueron sus números en ofensiva, lo mejor en el ataque de las centroamericanas estuvo en el transcurso del segundo parcial. Si bien llegó al último cuarto con el partido bastante desenfocado, las de Portuondo tuvieron un cierre para el olvido (parcial de 24-8 en contra) y allí terminaron por desechar sus chances.

 

Jennifer Estrella fue la máxima anotadora con 12 unidades, mientras que Sugeiry Monsac (11 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias) y Andreina Paniagua (6 recobres) tuvieron algunos destellos. De todas formas, está claro que las dominicanas deberán mejorar muchos aspectos para este lunes.

 

 

ECUADOR 72 - ISLAS VIRGENES 48

 

Ecuador fue otro de los debutantes felices del primer día del Preolímpico Femenino. En un resultado un tanto esperado aunque con una diferencia bastante interesante, las dirigidas por Eduardo Pinto consiguieron un estreno sólido de 72-48 sobre Islas Vírgenes. Las ecuatorianas eran favoritas en la previa, pero en lo que fue su primer partido de la historia a nivel FIBA Américas quedará en el recuerdo dado su paso autoritario.

 

En el trámite del juego el partido solamente duró unos pocos minutos. El comienzo de 8-0 en los primeros dos minutos fue un claro aviso, y ese pronóstico de desigualdad se cumplió en todo ese periodo (21-7) y también durante el segundo cuarto (14-6). Ecuador abusó de un rival muchísimo más frágil, se fue al descanso largo ganando 35-13 y a partir de ahí el resto del juego estuvo de más.

 

Las sudamericanas controlaron el juego interior con muchísima claridad y tuvieron tres grandes autoras que no solamente se destacaron durante el transcurso del partido sino que también lo hicieron a través de los números: María Mora Valdez (16 puntos), Dayanna Salcedo (14 puntos y 9 rebotes) y Marjorie Caicedo (14 tantos). También se puede nombrar el trabajo de Edith Noblecilla (6 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias).

 

La inferioridad de Islas Vírgenes quedó muy evidenciada, con puntos que se marcan desde ese flojo inicio donde anotó solo 13 unidades en los primeros veinte minutos hasta la pobre estadística de tiro que reflejó (27% de cancha contra el 44% de Ecuador). Las chicas de William Colon estuvieron muy lejos de ofrecerle resistencia a Ecuador.

 

Sin embargo, si hay que marcar algún punto positivo de Islas Vírgenes durante los 40 minutos, ese detalle puede estar en la pequeña y muy leve reacción que demostró entre el cierre del tercer cuarto e inicios del último periodo. Sí, es probable que haya sido en un momento donde las ecuatorianas ya habían sacado el pie del acelerador (como en todo el complemento), pero de alguna forma consiguió ponerse a nueve de distancia (48-39 abajo). Obviamente que en el resultado final esto no se reflejó porque Ecuador ajustó rápido y volvió a dispararse.

 

 

CANADA 94 - PUERTO RICO 57

 

Canadá, seguramente el gran favorito, no tuvo inconvenientes en su debut de Edmonton y le dio un durísimo golpe a Puerto Rico después de imponerse por un claro 94-57. Las anfitrionas hicieron ruido en la apertura del torneo, no tanto porque no se esperaba un triunfo de su parte, sino por la forma en la que arrasaron a un rival que extrañó mucho la falta de una vía de gol lo suficientemente confiable. Canadá tardó poco en encontrar un desnivel en el juego, pero a partir del segundo cuarto supo cómo atar de manos a las boricuas hasta sacar una diferencia enorme y quebrar el duelo.

 

Los altos dígitos que manejaron las norteamericanas podrían aludir tranquilamente a una faz ofensiva certera. Sin embargo, a pesar de que su ataque fue de lo más efectivo y punzante en esta primera fecha, el quiebre empezó a encontrarse desde la solidez defensiva, secando las alternativas de gol boricuas y bajando el porcentaje del rival hasta anularlo. Poco pudo hacer un rival tan digno como Puerto Rico ante la aplanadora canadiense.

 

Si uno solamente observa las cifras del segundo parcial puede darse una idea de lo que fue el dominio de Canadá: segmento de 26-7 a favor de las dirigidas por Lisa Thomaidis que marcó un antes y un después dentro del juego. Obviamente que las locales controlaron el juego desde ese momento, y si se esperaba una reacción de Puerto Rico en el complemento (56-29) el tercer cuarto terminó por apagar cualquier esperanza boricua (parcial de 23-12 y 79-41 global).

 

Una vez que controló desde la defensa, también está claro que lo de Canadá tiene un amplio valor ofensivo. ¿Números? 50% en tiros de campo, un soberbio 63% desde los triples (12/19 en el bombardeo), cuatro jugadoras en doble dígito de puntuación y siete de las doce que entraron en 50 o más porcentaje de efectividad en sus lanzamientos. ¿Otro detalle? La bestialidad en los rebotes, con las dueñas de casa ganando 50 a 16 en la batalla aérea.

 

Canadá aparecía como el gran favorito por nivel, calidad de jugadoras y localía, y está claro que en este debut no decepcionó en absoluto y cumplió con lo previamente analizado. La base Miah Marie Langlois, que viene de jugar la última temporada en el baloncesto ruso, sobresalió con 11 puntos (3/3 en triples) y 8 rebotes, pero la compañía de la capitana y estrella Kim Gaucher también tuvo gran incidencia tras arrimar 11 puntos y 7 rebotes. Desde el banco acompañaron Liz Murphy (11 unidades con 3/4 en triples), Shona Thorburn y Katherine Plouffe.

 

Por el lado de Puerto Rico, las conducidas por Gerardo Batista estuvieron totalmente desenfocadas por la defensa canadiense, sin tener la posibilidad de desplegar su juego de velocidad y su exposición tiradora. Quizás sintió mucho la falta de Carla Cortijo, que desistió de jugar este torneo tras su novela con la selección y la WNBA, pero también surge la incógnita de cuánto podría haber cambiado la historia, independientemente de que la base es la gran estrella de su país.

 

Las boricuas solamente pudieron apoyarse levemente en la experiencia de Marí Placido, que con 12 puntos, 5 rebotes y algunos tintes bastantes sobrios fue lo más rescatable. A nivel números, Jennifer O'Neil (12 unidades) y Damika Martínez (10 tantos) maquillaron un poco el resultado.

 

 

BRASIL 86 - VENEZUELA 71

 

El cierre de la jornada de domingo trajo consigo al partido más parejo del primer día del Preolímpico. Brasil, que se presentó sin algunas de sus máximas estrellas y goza de la clasificación directa a Río, terminó por encontrar su mejor nivel en el transcurso del complemento y venció a Venezuela con un tranquilo 86-71. El seleccionado dirigido por Luis Zanon consiguió dar la estocada en el primer día, ante un rival combativo que no bajó los brazos pero que con el tiempo empezó a sentir el desgaste y fue decayendo.

 

A pesar de que los primeros tres parciales fueron de lo más parejos, la sensación que se trasladó al escenario fue que en cualquier momento Brasil podía hacer pesar su calidad, no tanto por jerarquía sino por más orden a la hora de jugar e ideas para plasmar.

 

Aunque tardó en terminar de explotar ese rubro, el rebote ofensivo fue algo que Brasil supo aprovechar de la mano de Nadia Colhado. En el global se vio reflejado con absoluta claridad: el seleccionado brasileño ganó la batalla aérea por 37 a 26, con Nadia como gran referente con 14 rebotes y además añadiendo 15 puntos para ser la más efectiva. No obstante, lo hecho por Isabela Ramona apareciendo en momentos importantes tiene su enorme mérito (16 puntos).

 

Está claro que Venezuela combatió con sus muy buenas armas, porque Yosimar Corrales tuvo una muy buena primera mitad y fue una de las banderas y porque Roselis Silva dio cuotas sobrias de gol, pero a la Vinotinto quizá le faltó más presencia de una jugadora termómetro como Daniela Wallen, casi desaparecida por momentos. Con Corrales como eje dentro del juego interior (17 unidades y 6 rebotes), las demás jugadoras absorbieron poco protagonismo por alternar buenas y malas hasta transformarse en piezas algo inconstantes.

 

Es cierto que Brasil sacó muchos réditos desde su chapa, porque el cuarto definitorio se decidió en gran parte gracias a ese temple (26-18 para terminar de escaparse), pero lo que también sirvió para apuntalar al equipo fue la presión en la primera línea, robando balones y produciendo pérdidas en rival para transformarlas en puntos rápidos de contragolpe. Sacando cierto dominio previamente mencionado, la rápida transición entre defensa-ataque en los diez minutos finales fue la gran clave para el despegue en el marcador.

 

 

 

Lucas Leiva / lucasleiva@basquetplus.com

En Twitter: @lucassleiva

En Twitter: @basquetplus

 

 

 

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.