NBA 2018/19

Pop: "El error que cometí con Aldridge no lo voy a repetir con DeRozan"

21:23 25/09/2018 | El entrenador se refirió al refuerzo estrella que recibió a través de la partida de Kawhi y se explayó sobre un error del pasado.

Luego de la montaña rusa que significó el mercado para los Spurs, DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge serán los abanderados de la ilusión de la franquicia en este corto plazo que será la próxima temporada, no solo por talento indivual, sino también por actualidad. DeRozan aportó 23 puntos, 5.2 asistencias, 3.9 rebotes y 1.1 robos en su última temporada en Toronto, mientras que Aldridge fue la principal referencia de San Antonio (23.1 puntos y 8.5 rebotes).

En el marco del Media Day de la organización texana, Gregg Popovich se refirió a los dos abanderados que tendrá dentro del campo de juego. Además confesó a ESPN que se equivocó con Aldridge y que ya aprendió de la lección para no volver a hacerlo en esta oportunidad: "DeMar ya es una All-Star. Ya ha jugado de una determinada manera. Hay algunas cosas que trataremos de añadir a su juego, si él quiere, pero no voy a hacer con él lo que hice con LaMarcus. Quise convertirlo en John Havlicek y creo que lo confundí".

En sus primeras dos temporadas como jugador de los Spurs (2015/16 y 2016/17), LaMarcus no pudo nunca encontrar su lugar dentro del equipo y de los estrictos esquemas de Pop, pese a que se las arreglaba para aportar lo suyo -igualmente, por debajo de sus promedios-. Estaba descontento y todo indicaba que iba a irse de Texas más temprano que tarde, pero en ese momento se dio el punto de inflexión en una serie de conversaciones con Popovich. A partir de esas conversaciones, el coach fue un poco más flexible y fue totalmente productivo para Aldridge y el equipo.

Así explicaba lo sucedido en aquel tiempo, a ESPN: "Nadie me había dicho esto antes. Es mis 20 años nadie me había dicho algo como: ‘No estoy disfrutando. No tengo confianza. No estoy seguro de que me quieras aquí. Quiero que me traspases'. Tuvimos algunas cenas y reuniones donde nos reímos mucho. Y fui muy sincero con él. Le dije: ‘Sería feliz si te traspasara. Si consigo por ti un talento como el de Kevin Durant yo mismo te llevaría hasta el aeropuerto. Te sujetaría las maletas, te acompañaría hasta el avión y hasta a tu asiento’. Y rió cuando le dije todo este tipo de cosas… Pero aparte de eso, le reconocí: ‘Aquí soy tu mejor amigo y quiero que estés otro año y no vas a ir a ninguna parte. Porque un talento como tú no lo vamos a conseguir en ningún otro sitio. Así que solucionemos esto’. Y lo hicimos. A medida que avanzaban nuestras discusiones, para mí fue evidente que la culpa era mía. Ha estado jugando durante nueve años en la NBA. Y no voy a convertirlo en otro jugador. Podría hacer otras cosas en la parte defensiva o en el rebote. Pero en ataque, lo movía hacia todas partes. Fue muy tonto por mi parte. Así que nos ocupamos de él y está siendo fantástico”.

DeMar DeRozan y Gregg Popovich se ahorrarán algunos dolores de cabeza gracias a aquel incidente.

 

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.