La Liga Argentina 2018/19

Platense se plantó en Córdoba y estiró la final al J5: 64-55 sobre San Isidro

00:24 24/06/2019 | El equipo de Vázques dominó desde la defensa y el high-low entre Blossom (15 puntos) y Essengue (18 puntos); el miércoles se define el ascenso.

Foto: Prensa Platense
San Isidro 55 (2) - Platense 64 (2)
 
Platense fue el claro dominador del primer tiempo en San Francisco, tanto por volumen de juego como por haber tenido la capacidad para limitar enormemente a San Isidro, especialmente en el juego estacionado. El dueño de casa no se encontró con su juego habitual y abusó de jugadas individuales ante la falta de fluidez y movilidad. Eso los obligó a tomar varias malas decisiones de tiro, que quedaron grabadas en una efectividad inferior al 35 por ciento de campo (9/26, con 1/7 en triples).
 
De esta manera se configuró una primera mitad física y de goleo bajo. El Calamar manejó los momentos mentales de la mejor manera ante un equipo que se mostró dubitativo ante la chance tan cercana del título y el ascenso. En cuanto al juego ofensivo de Platense, lastimaron mucho desde el eje con Cedric Blossom y los high-lows con un Gastón Essengue que fue definitivamente indetenible (se fue al ET con 16 puntos y 8/10 de campo).
 
Los del Cholo Vázquez se fueron al entretiempo con la ventaja máxima de 9 puntos (30-21), pero San Isidro mostró señales positivas. Pese a las dificultades de creación, pudieron lastimar en un lapso de desconcentración del rival a partir del contragolpe y de Rodrigo Sánchez.
 
En el tercer cuarto, el local pudo cambiar la cara y la tendencia negativa a partir de un notable crecimiento en cuanto al funcionamiento colectivo, que fue aprovechado por Mauricio Corzo (4 puntos en el 3C) y Cambronne (4 puntos en el 3C). San Isidro llegó a empatar el marcador en dos ocasiones durante este período, pero en el mejor momento de Rodríguez Suppi (dos triples seguidos), el perimetral sufrió una lesión en el tobillo derecho y tuvo que retirarse cuando se terminaba el período. 
 
A partir de un parcial 6-0 en el inicio del último cuarto, comandado por Cambronne y Ludueña, San Isidro se puso al frente por primera vez desde el primer cuarto y llegó a la máxima de 4 puntos en poco más de dos minutos: 48-44. Definitivamente se había configurado otro partido, pero Platense reaccionó rápidamente a partir de una gran virtud: la diversificación ofensiva y ciertos ajustes defensivos puntuales. Así fue como la visita metió una racha 11-2 en poco más de cuatro minutos, con participación en ese lapso de Goldenberg (5 puntos), Essengue (2 puntos), Blossom (2 puntos) y Pais (2 puntos).
 
Los de Torre sintieron la ausencia de Rodríguez Suppi, quien recién pudo ingresar sobre el cierre del partido y no al 100 por ciento, sobre todo en lo referido a la creación de juego y amenaza externa. Los cordobeses nunca pudieron reaccionar ni volver al juego tras la racha de un equipo de Platense que volvió a plasmar una defensa completísima en cuanto a conceptos en intensidad. El resultado final fue 64-55 para el Calamar, que de esta manera obligó al Juego 5 en Vicente López. Ese será el escenario donde se definirá el ascenso a la Liga Nacional, el próximo miércoles desde las 21:00.
 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.