NBA 2018/19

Los Warriors se adueñaron del Juego 1: 104-100 sobre Houston

20:11 28/04/2019 | Golden State defendió su localía en un primer enfrentamiento parejo hasta el final; Kevin Durant y James Harden, goleadores con 35 puntos.

El primer episodio de la secuela entre Warriors y Rockets estuvo a la altura de las expectativas. Mucha agua pasó por debajo del puente tras aquella victoria 4-3 de Golden State en las Finales del Oeste del año pasado, pero la pica y la competitividad entre ambos planteles se mantuvo. Este Juego 1 de los playoffs 2019 tuvo todos los condimentos y recién se pudo definir en los últimos segundos de un cierre absolutamente caliente y discutido.

Los Warriors ganaron 104-100, festejaron ante su gente y se adelantaron 1-0 en el mano a mano. También pudieron sobrellevar el hecho de haber tenido a dos de sus figuras (Stephen Curry y Klay Thompson) disminuidas físicamente por esguinces de tobillo. Kevin Durant continuó imparable y se erigió como goleador de su equipo a partir de sus 35 puntos (11/25 de campo); también es para destacar la tarea integral de Draymond Green (14 puntos, 9 rebotes y 9 asistencias), así como la actuación del propio Steph Curry (18 puntos y 7 rebotes) con la daga incuida sobre el cierre del partido.

El comienzo de partido fue flojo para ambos equipos: los Rockets no encontraban la efectividad, pero los locales no pudieron despegarse en el tanteador debido a que tenían mucho problemas en cuanto a la rotación del balón, lo que generó varias pérdidas y errores no forzados. Igualmente Golden State pudo establecer la diferencia máxima de 9 puntos (28-19) sobre el final del primer cuarto. Houston reaccionó rápido para achicar la brecha y volver a ser competitivo en el marcador, una tendencia que se mantuvo durante el resto del partido.

No fue la mejor noche para James Harden: totalizó 35 puntos, pero terminó con un 9/28 en tiros de campo debido a la buena defensiva de los Warriors, especialmente de Iguodala y Thompson sobre él. Pero contó con un gran aporte de sus principales socios, ya que Eric Gordon sumó 27 puntos (10/19 de campo), mientras que Chris Paul llegó a 17 puntos, junto con 4 asistencias y 3 robos.

Un triple de Stephen Curry a falta de 24 segundos parecía la daga definitiva, ya que no solo abría una brecha de 5 puntos (103-98), sino que además enfriaba a unos Rockets que habían sumado tras un 2+1 de Harden en la jugada anterior. Pero todavía quedaban muchas emociones gracias al muy bien cierre defensivo del equipo de D'Anthony. Tras un robo a Kevin Durant, se quedaron con la posesión para igualar el juego, con el marcador 100-103 y un puñado de segundos por jugar, pero Harden falló el triple. Chris Paul se quedó con el rebote, pero los árbitros le cobraron falta ofensiva luego de chocarse a un rival; esta decisión derivó en la expulsión del base tras una protesta. El cierre polémico empañó un poco el final, pero no el festejo de unos Warriors que ganaron 104-100 y se adelantaron 1-0 en una serie que promete mucho más.

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.