NBA 2018/19

Los playoffs de la NBA arrancaron con una gratísima sorpresa

18:43 13/04/2019 | Los Nets no solamente superaron a los 76ers en Philadelphia (111-102), sino que plasmaron un juego sólido y dominaron en gran parte del juego.

Foto: Kim Klement-USA TODAY Sports

Los playoffs de la NBA tuvieron su inicio en Philadelphia y ya generaron la primera sorpresa. Brooklyn aprovechó todas sus virtudes para dominar a un deslucido equipo de Philadelphia, ganar 111-102 en casa ajena y estampar el 1-0 con el que se robaron la ventaja de localía en el primer partido. El partido táctico del equipo de Kenny Atkinson (con Pablo Prigioni dentro del staff técnico) fue magistral, sobre todo con una ofensiva repleta de perimetrales que lastimó durante toda la tarde a los de Brett Brown, que definitivamente no encontrar soluciones en este Juego 1.

Mike Scott, JJ Redick y Ben Simmons tuvieron serios inconvenientes en la defensa del pick and roll, uno de los aspectos del juego que más aprovechan los Nets. Este sábado lo demostraron, especialmente a partir de D'Angelo Russell (26 puntos) y Spencer Dinwiddie (18 puntos). Uno de los grandes interrogantes de la serie tiene que ver con la defensa sobre Joel Embiid y en este inicio de la serie tuvieron un aprobado, pese a los 22 puntos y 15 rebotes del camerunés. Jarrett Allen, principal emparejamento de Embiid, se metió rápidamente en problema de faltas, pero Ed Davis (12 puntos y 16 rebotes) llegó desde el banco y le otorgó solvencia y seguridad a Brooklyn en la zona pintada.

La amplía rotación que posee Kenny Atkinson también fue un punto clave de este primer juego. Russell, Dinwiddie y Davis fueron acompañados por otros tres compañeros con doble dígito anotador: Caris LeVert (21pts), DeMarre Carroll (11pts), Joe Harris (13pts). En la faceta defensiva desempeñaron un gran rendimiento colectivo, con intensidad y concentración, para secar a las principales armas de Philadelphia. 

Tobias Harris anotó 4 puntos, Redick apenas 5 unidades y Ben Simmons 9 puntos. Jimmy Butler, en cambio, apareció en el peor momento de Philly: perdían por 17 puntos en el arranque del segundo cuarto y se hizo cargo del equipo para terminar la primera mitad con 23 puntos. Totalizó 36 unidades, junto con 9 rebotes, pero no encontró ningún socio para tirar del carro del equipo al margen de Embiid. De esta manera, se hizo imposible para los dueños de casa, que vieron cómo se escapó el primer partido sin atisbo de reacción, pese al empuje final. 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.