Informe

A lo Jordan: LeBron se tomó el MVP a Giannis como algo personal

10:07 19/09/2020 | El alero quedó bien caliente tras quedar segundo en la elección a MVP de la temporada y anoche dio la primera muestra de cómo se lo tomó.

Foto Getty

"Me molestó". En la nota que LeBron James le dio a NBA TV anoche, tras la victoria sobre Denver, repite esas cuatro palabras ("It pissed me off"), cinco veces en 59 segundos. Se lo nota visiblemente enojado y, sobre todo, humillado. No solo por perder la votación, sino por la diferencia. Lo que más enoja a LJ es haber sacado 16 votos para el primer puesto sobre 101, contra 85 de Giannis. 

"Me molestó porque de 101 votos posibles saqué 16. Eso me molestó más que nada. No digo que el ganador no se mereciera el MVP, pero eso me molestó. Terminé segundo muchas veces en mi carrera. En el campeonato, ahora cuatro veces en la lucha por el MVP. No vine a esta Liga creyendo que era campeón o MVP. Trabajé cada día para ser mejor, pero esto está fuera de mis manos y de mi control...y me molestó".

Por dos motivos, la situación hizo recordar a Michael Jordan. Primero, porque como ocurrió con MJ, cuando le daban el MVP a otro, él se encargaba de destrozarlo en los playoffs. Ocurrió con Barkley, ocurrió con Karl Malone. Y en The Last Dance quedó casi caricaturizado con una frase: "Me lo tomé como algo personal". 

LeBron aquí no podrá destrozar a Giannis porque el griego se fue tempranito de la postemporada con sus Bucks (1-4 ante Miami en la segunda ronda), pero ante Denver quedó claro que se lo tomará contra el que se le ponga enfrente. Olvídese de sus números (ayer, solo 15 puntos y 12 asistencias, jugando algo menos de 31 minutos). James controló en el juego uno todo lo que pasaba dentro de la cancha. Y no pinta para que eso cambie. 

La otra situación que hizo recordar a Jordan es su apetito ganador a los 35 años (el 1998 de MJ). LeBron hace 4 años que no logra el título, ganó 3 (lejos de los 6 de Michael), también 3 MVP de finales (6 de MJ), 4 MVP de serie regular (5 de MJ), pero no se resigna. Su competitividad está al máximo y el camino hacia su cuarto anillo, con su tercer equipo, está ahí nomás, al alcance de la mano. En una temporada extraña, de repente, todo se ve más claro. Es el momento de LeBron.

Fuente: 
NBA TV

Compartir

 



X