Preolímpico Femenino

Inicia Edmonton 2015, en busca del sueño olímpico

00:10 09/08/2015 | Este domingo comenzará a jugarse el Preolímpico de Edmonton, donde 10 equipos buscarán meterse en Río 2016. Argentina debutará el lunes.

El camino a los Juegos Olímpicos de Río 2016 arrancará este domingo en Canadá. Con la ciudad de Edmonton recibiendo con los brazos abiertos al mejor básquet del continente, Argentina buscará concretar su tan anhelado sueño olímpico en el FIBA Américas. El primer paso será ante Ecuador, aunque no será en el día estreno del campeonato porque nuestro seleccionado tendrá jornada libre y recién estará apareciendo en escena el lunes.

Diez selecciones y un solo sueño que se cumplirá. Existe, claro, la chance de jugar el Repechaje Olímpico (del 13 al 19 de junio del 2016), pero con seguridad casi ninguno plantea esa alternativa, no de momento porque será un escenario donde conseguir el boleto a Río será mucho más complicado, por lo que hoy todos quieren clasificarse de forma directa.

El sistema de juego es el ya clásico y conocido. En el Grupo A estarán Canadá, Puerto Rico, Chile, Cuba y República Dominicana, mientras que en el Grupo B se encontrarán Argentina, Brasil, Venezuela, Ecuador e Islas Vírgenes.

Tras los primeros cinco días del campeonato donde todos jugarán contra todos dentro de su misma zona, los dos mejores de cada grupo accederán a las semifinales del torneo mientras que los demás quedarán fuera de competencia. Los semifinalistas jugarán dicha instancia, aunque es importante subrayar que estos cuatro sobrevivientes al menos ya tendrán garantizado sus boletos al Repechaje en caso de no clasificar directo (solo el campeón de este Preolímpico entra).

Las semis tendrán lugar el sábado 15, y esa misma jornada también se jugará el partido por el 5° puesto (entre el 3° del A y el 3° del B). Parecería consuelo esto, pero con Brasil clasificando de forma directa por ser anfitrión de los Juegos Olímpicos ese 5° puesto será un salvavidas porque definirá al último clasificado al Repechaje. Con Brasil clasificando directo habrá un cupo más en América pensando en Río.

El itinerario marca que el seleccionado de Cristian Santander arrancará a jugarse su pase a Río desde el lunes, sin embargo el torneo comenzará a desarrollarse este domingo con cuatro encuentros. El telón se abrirá con Chile-Dominicana, luego jugarán Ecuador-Islas Vírgenes, Canadá-Puerto Rico y cerrará Brasil-Venezuela.

Al tener la primera jornada libre Argentina se encontrará ante dos factores, que para algunos será algo productivo y para otros no. Podrá ver el arranque de sus rivales y tendrá un análisis más fino de lo que deberá enfrentarse a la hora de salir al campo, pero a su vez no tendrá descanso bisagra en el torneo y cuando esté debutando se medirá ante un rival que ya se sacó los posibles nervios del primer juego. Todo esto es relativo, en detalles mínimos y hasta efímeros para cumplir un objetivo que no puede sostenerse por estas pequeñeces. La realidad es que esto no cambia en nada y todos estos competidores (incluyendo Argentina) se conocen bastante entre sí.

 

 

Como venimos diciendo desde hace tiempo, la preparación de Argentina ha sido un tanto distinta para este FIBA Américas. Si bien en la antesala de cada torneo se desarrollan algunas variantes de preparaciones que pueden incluir torneos amistosos o giras visitando a diferentes rivales, este año el equipo de Santander se vio afectado en el calendario de preparación que demandó la innovadora y prometedora SuperLiga Femenina organizada por la CABB. Todas las chicas del actual plantel, a excepción de Pavón y González, tuvieron rodaje en este torneo.

Con la SuperLiga se ha modificado un poco el esquema porque en la preparación no hubo tantas reuniones en el CeNARD pero en cambio se ha apostado a una competencia interna necesaria, algo que se venía pidiendo a gritos, con presencia de jugadoras extranjeras que elevaron el nivel y dentro de un torneo nacional que se espera que perdure en el tiempo.

Esta SuperLiga pudo haber disminuido la cantidad de concentraciones para trabajar aspectos colectivos, pero se consiguió un buen objetivo de que todas las jugadoras tengan más rodaje post sus temporadas en el exterior y además tengan la oportunidad de que se enfrenten entre sí, aumentando individualmente la calidad de cada uno de sus equipos (de hecho los cuatro finalistas tuvieron chicas identificadas al proceso de Selección). "El tema de la preparación se ha podido mejorar en los últimos años, y en este caso se dio de una puesta distinta. Creo que estos dos tipos de preparaciones son buenas, hay que tratar de sacar lo mejor de cada una", contó el entrenador argentino hace unos días.

A modo colectivo y para sumar rodaje como equipo, Argentina tuvo un torneo muy importante como los Panamericanos de Toronto 2015. Aunque no llegó a pelear por las medallas, el campeonato celebrado en tierras canadienses tuvo lugar aproximadamente hace 20 días con presencia de varios rivales. Hay selecciones que ya han mostrado algunas credenciales exceptuando Argentina, porque también se pueden subrayar las tareas de Canadá (campeón y con un equipo candidato), Cuba (una fortaleza centroamericana), Puerto Rico y Brasil.

Tras la SuperLiga, Argentina realizó una concentración de cuatro días y partió rumbo a Puerto Rico para jugar un cuadrangular amistoso ante Cuba, Dominicana y el local. Allí salió con saldo con 2-1, venciendo a las cubanas en el debut (61-56), perdiendo frente al anfitrión (66-62) y cerrando con victoria ante las dominicanas (75-46). Días después volvió a jugar ante las boricuas, tomándose revancha al imponerse 70-58. Luego llegó la hora de los Panamericanos.

Las Gigantes tuvieron un paso bastante interesante en Toronto. Independientemente de no clasificar a semis para luchar por un podio, Argentina tuvo un rendimiento de menor a mayor y al culminar el torneo pudo quedarse con buenas sensaciones. Arrancó la cita con dos derrotas (68-55 con Cuba y 73-58 con Canadá), pero se recuperó ganando en el cierre de su zona (87-68 a Venezuela) y luego le ganó a Puerto Rico en el partido por el quinto lugar (77-56).

Si bien el equipo nacional ya tiene una identidad ganada a lo largo de los años, en estos Panamericanos consiguió confirmar el buen momento de algunas de sus jugadoras (Débora González, Melisa Gretter, Gisela Vega, Andrea Boquete, Agostina Burani, Ornella Santana y demás).

 

 

El balance dejó un nivel bastante parejo, está claro que Argentina se ha caracterizado siempre por su fuerte defensa pero en ataque tampoco lo hizo mal (el tercer mejor equipo en porcentaje de cancha, frente a un Canadá que arrasó en la parte ofensiva). Donde sí sufrió un poco fue en el rubro de rebotes, independientemente de tener algún que otro bache de sequía que también terminó costando.

Tras su paso por Toronto el plantel nacional sufrió una modificación en sus filas, una salida algo inesperada por la renuncia de Paula Reggiardo a la selección (por diferencias con el cuerpo técnico y una situación particular vivida previo al Panamericano). Fue el único cambio que se generó entre el plantel de Toronto y el presente equipo de Edmonton, con el ingreso de Victoria Llorente, de lo más prometedor que surgió en inferiores durante el último tiempo.

Llorente aportará un poco más de talla y mayor capacidad aérea para los recobres, ya que viene de ser la máxima rebotera del reciente Mundial U19 (13.9 de media). Será en un puesto distinto porque ahora se la utilizará más de alero que de interior, pero las condiciones que ha demostrado la jugadora de Lanús son suficientemente rentables como para creer que puede acomodarse.

¿Qué características tiene este equipo? Hay un par de variables que pueden ayudar, y que conseguir una constancia convertirán a Argentina en un equipo bastante peligroso. En la base hay tres jugadoras con distintas características que van desde la revolución y velocidad de Gretter, pasando por regularidad y empuje de González, hasta la experiencia y pausa de Pavón. De ahí se desprenderá mucho, por lo que será clave conseguir sintonía con el resto del equipo.

Con Boquete estará la cuota de atletismo y el tiro exterior, y esto último es algo que también pueden aportar el tándem Rosset-Thomas, mucho más afianzado en el pasado más cercano y enriquecidas por sus pasos por el extranjero (la juninense en Italia y la surgida de la Universidad de Clemson siendo una trotamundos de último registro en Brasil). Se sumará Llorente y su capacidad aérea, mientras que en el juego interior hay muchísima presencia a la hora de defender (con las referencias de Vega en los rebotes, más Santana y Burani aportando una mayor movilidad). Fiorotto y Cabrera ayudarán en el juego de rol, con bagaje de rebotes y puntos que pueden ser interesantes.

En la previa a Edmonton y durante estos últimos días, las Gigantes priorizaron tener más prácticas en conjunto para ajustar sistemas y pulir detalles, sin enfocarse tanto en los amistosos a pesar de que hubo un par de ellos (triunfo por 62-59 contra Chile y algo de rodaje contra universidades canadienses). Si Santander logra afianzar las certezas que tuvo en este último tiempo y no sufre lagunas en medio del campeonato, las chances reales para que este seleccionado tenga un puesto de privilegio son ampliamente posibles porque el torneo muestra un nivel bastante parejo.

¿Qué hay de los rivales? El grupo B donde se encuentra Argentina plantea un escenario bastante parejo, con varios equipos que pueden meterse en el plano semifinalista pero siendo un misterio que empezará a verse a partir del segundo o tercer día de competencia.

 

 

Brasil será una de esas cartas fuertes desde la previa, en un equipo que se presenta sin sus máximas figuras pero con la apuesta de varias jugadoras que pueden ponerle un tinte peligroso como rival. Es cierto que no estarán pilares como Erika de Souza, Damiris Dantas y Clarissa dos Santos, pero sí habrá un grupo de trabajo que viene de ser 4° en Toronto con la inserción de un par de referentes, como es el caso de la alero Iziane Castro.

Izi, que en lo extradeportivo es recordada por ser expulsada de la selección antes de comenzar Londres 2012 tras violar una regla del equipo y dormir con su novio, regresa a un torneo con Brasil desde aquel suceso y será el toque de experiencia. La escolta/alero tiene recorrido WNBA, Euroliga y liga de Brasil, pero su último torneo a nivel selección fue en los Panamericanos del 2011 (17.4 puntos y 4.8 rebotes).

Aunque sea una referencia, sería un pecado creer que Brasil solo se puede apoyar en la jugadora de 33 años. De hecho, el equipo seguramente tendrá sustento en la pivote Nadia Gomes, centro de la WNBA jugando para Atlanta Dream y todo un faro en el juego interior. A ello hay que sumar la revolución de Taina Paixao, la conducción de Patricia Ribeiro y el tiro exterior de Jacqueline Silvestre. Todas estas jugadoras son parte de un proceso que se ha gestado desde el 2013 (Sudamericano de Mendoza), con asidua participación en la selección y hasta asentadas en este plano.

Desde ya y aunque clasifique directo a Río, las de Luis Zanon son candidatas en su zona. Su condición se potencia más si tenemos en cuenta que en los últimos quince años han conseguido al menos un podio en torneos FIBA Américas (cuatro oros, una plata y dos bronces desde el 2001). Quizás ahora llegan con la tranquilidad de estar en Río, pero tomarlo a la ligera puede ser arriesgado.

Otro de los rivales que tendrá Argentina en el grupo será Venezuela, quizás otro de los elencos que aparece más sólido desde la previa. La Vinotinto es un clásico equipo sudamericano con tinte caribeño, mucho tiro exterior, juego de velocidad y un tanto desordenado. Tal vez en estos torneos le haya costado llegar lejos y nunca consiguió semifinales (su mejor posición fue el 7° lugar del Premundial 2009), pero en este último tiempo ha tenido una evolución notoria.

El timón se maneja desde el timing de Daniela Wallen y Roselis Silva, las chispas del seleccionado. Después habrá otras cartas como Ana María García, Cleyder Blanco, Marielka Garate, Ivaney Marquez, Yosimar Corrales, Waleska Pérez y demás, pero dentro de lo habitual el motor del equipo pasa por la dupla perimetral previamente mencionada. Wallen viene de promediar 15.6 puntos y 8.2 rebotes, mientras que Roselis sumó 7.0 unidades y 4.0 rebotes en el último Sudamericano de Ambato (2014) donde guiaron a su equipo al bronce.

A Venezuela no le ha ido bien en Toronto (terminó 7° después de ganarle a Dominicana en el último partido), pero aunque el antecedente reciente tiene validez este rival tampoco puede subestimarse. Hoy, las dirigidas por Oscar Silva estarán un paso atrás en el plano continental, pero su juego tan impredecible puede dar más de un dolor de cabeza (más que nada frente a contendientes como Ecuador o Islas Vírgenes).

Por el lado de Ecuador, el equipo que dirige el argentino Eduardo Pinto consiguió meterse a un FIBA Américas de manera histórica. Será la primera vez que esta selección jugará un Preolímpico, después de haber sido 5° en el Sudamericano de Ambato y luego de vencer a México en el repechaje para lograr el último boleto a Edmonton. Todo lo que llega desde ahora es un premio al trabajo de años, pero está claro que no se conformarán con esto solo e irán por más.

Para Ecuador no estará una jugadora de reconocida calidad como la base Leyda Macías (no quedó en el equipo final), sin embargo hay jugadoras de mucho peso como la centro Dayanna Salcedo. La pivote, perteneciente a las filas de UTE, ha promediado 16.8 puntos y 6.6 rebotes en Ambato 2014.

Pero no es la única referencia porque también hay que darle validez a lo que pueden aportar Marjorie Caicedo, Rossana Pazmiño, Jessica Preciado, Edith Noblecilla y María Mora. Está claro que tiene sus limitaciones y que quizá en este torneo pague el llamado "derecho de piso" por ser debutante, pero la buena mano de Pinto empieza a ver sus resultados de a poco y anhelará con pegar un nuevo zarpazo en este certamen.

El grupo B se cierra con la presencia de Islas Vírgenes, que al igual que Ecuador será debutante y que llega como una de las grandes cenicientas del campeonato. Volveremos a repetir que el historial es solo un indicio estadístico, porque si analizamos la historia reciente el equipo del archipiélago viene de hacer un gran Centrobasket 2014, donde consiguió la clasificación para el presente Edmonton.

Islas Vírgenes fue una de las gratas sorpresas del Centrobasket de Monterrey del año pasado, posicionándose en el 4° lugar y con un récord bastante positivo de 2-3. En el mano a mano de este torneo le ganó sorpresivamente a Jamaica en el estreno, y si bien perdió ante un favorito como Cuba luego se recuperó ante El Salvador y se metió en semis. Pudo haberse quedado fuera del podio (cayó 68-51 contra Puerto Rico), pero su acceso a Edmonton ya se lo había garantizado.

Las chicas de William Colon tendrán la guía de una alero de mucho gol como Natalie Day (figura del equipo en el Centrobasket con 18.2 puntos y 13.6 rebotes, además de un buen papel en el reciente CBC 2015), que registra pasado en Finlandia y actualmente juega en el básquetbol griego defendiendo los colores del Kronos. Además, el resto del equipo se compone de jugadoras que actualmente militan en el básquet universitario estadounidense.

¿Qué hay del resto? ¿Qué podría pasar en el Grupo A?

Esta otra divisional también muestra un plano bastante parejo desde la previa. Hay dos equipos como Canadá (anfitrión) y Cuba (defensor del título) que pueden picar en punta por historia reciente y por dominio a nivel continental, sin embargo estaría mal descartar el potencial que tienen tanto Puerto Rico como Chile, mientras que Dominicana puede venir desde atrás pero también buscará dar pelea.

 

Lo de las dueñas de casa durante este último tiempo es para admirar. Canadá ha dado un salto de calidad tras apostar a un proceso que requirió de años antes de encontrar sus primeros frutos, bajo el mando de una entrenadora como Lisa Thomaidis que ha generado un cambio relevante. No por nada las locales vienen de bañarse de oro en Toronto 2015, aunque este no es el único éxito.

Desde la gesta que logró en el Repechaje Olímpico de Ankara 2012, Canadá ha experimentado una maduración de lo más significativa. En aquel año consiguió meterse en los Juegos de Londres por la ventana (terminó 5° en el repechaje tras aplastar los sueños olímpicos de Argentina en el partido por el último lugar clasificatorio), luego fue a Londres y subió al 8° puesto en una actuación más que digna. Su recorrido continuó siendo plata en el Premundial de Xalapa 2013, fue al Mundial de Turquía 2014 y la rompió con un 5° puesto. Lo más reciente fue su medalla dorada en Toronto.

Todo esto lo consiguió en base a un grupo de jugadoras que en estos últimos tres años han experimentado un crecimiento tremendo. Quizá Natalie Achonwa sea la gran referencia por ser la estrella WNBA del equipo (juega en Indiana Fever y viene de unos Panamericanos con media de 9.3 puntos), pero también tiene otras figuras como la prometedora joven de 19 años Kia Nurse (campeona WNCAA con UCONN).

¿El resto? Un plantel exquisito con jugadoras repartidas en competencias europeas de buen nivel: Kim Gaucher, Miranda Ayim, Liz Murphy, Tamara Tatham, las hermanas Michelle y Katherine Plouffe... En resumen, Canadá tiene todo el potencial y en la previa aparece como el gran candidato, porque viene sosteniendo un crecimiento constante que le ha dado mucha chapa, por ser el local y por los nombres que tiene dentro del plantel.

El que quizás aparece como máximo rival para Canadá es Cuba, que en la antesala es el seleccionado que más fuerza puede hacerle. Cuba es uno de los grandes dominantes de la rama en Centroamérica, aunque si hay que guiarse por los FIBA Américas también podemos decir que es un país con historia. En todos los torneos de esta índole las cubanas han llegado a semis, después pudieron haber alternado lugares en el podio o cuartos puestos, pero al presente Edmonton llegan tras consagrarse en Xalapa 2013 (algo que también ocurrió en Hato Mayor 2005, tierras dominicanas).

De aquel plantel de Xalapa, pasando por el Mundial de Turquía hasta llegar al actual Preolímpico, se repiten 11 jugadoras (la que se suma con respecto a estos otros procesos es Zuleira Aties, que este año regresó al equipo tras varios años fuera).

En conjunto, las cubanas lucen más experimentadas que las canadienses(promedio de edad de 29.4 contra 25.3 de las canadienses, teniendo en cuenta que en estas últimas solo hay tres jugadoras por encima de los 27 años), aunque la mayor referencia pasa por el roce de competencia (muchas cubanas juegan en sus ligas con pasados universitarios y las canadienses poseen más porte europeo).

La referencia más clara del equipo de Alberto Zabala es Yamara Amargo (goleadora y estandarte cubano con 18.4 puntos en Xalapa, 16.0 en el Mundial, 17.4 en el Centrobasket y 12.6 en Toronto), aunque la dupla de bases con Oyanaisis Gelis e Ineidis Casanova también arroja una calidad absoluta. Leidys Oquendo también suma desde el perímetro, mientras que hay otras tres jugadoras a seguir en el juego interior: Clenia Noblet, Arlety Povea y Marlen Cepeda. Podrá tener un juego algo descontracturado y revoltoso, pero el potencial de Cuba es innegable.

Puerto Rico podría meterse en la pelea detrás de Canadá y Cuba, pero las boricuas se vieron mermadas días antes del arranque de Edmonton tras la novela con Carla Cortijo. La base es la gran referencia de un seleccionado muy peligroso, pero la propia jugadora decidió bajarse del Preolímpico tras vivir una situación increíble (fue seleccionada por Atlanta Dream para la WNBA, pero desde la dirigencia puertorriqueño metieron presión y al equipo estadounidense no le gustó, dejándola en libertad y frustrándole sus sueños WNBA). Ante esta situación, la dotada armadora de 28 años se bajó de Edmoton, decepcionada con el obrar de los directivos de su país.

Sin Cortijo (goleadora en Xalapa con 15.2 y en Toronto con 19.7), Puerto Rico deberá cubrir una baja importantísima que desde la antesala disminuye sus chances de meterse en semis. Ahora tendrá que recurrir a  las veteranas Jazmine Sepúlveda y Mari Plácido, esperanzarse con el bombardeo de Sandra García y creer en lo que pueda aportar Jennifer O'Neil (de último paso por la WNBA con Minnesota Lynx pero sin tanto roce de selección).

Por el lado de Chile, el seleccionado trasandino llegará al torneo con esperanzas de dar pelea en un grupo que visto desde su óptica será difícil conseguir la clasificación. Las chicas de Ricardo González han madurado durante estos últimos años recordando que siempre han presentado equipos demasiado jóvenes, pero esto se ha producido gracias a la ausencia de varias jugadoras.

Está claro que la presencia de una referente como Ziomara Morrison potenciará el juego interior de Chile (que encima viene con rodaje de Eurocup y Liga Sudamericana), mientras que otras jóvenes como Bárbara Cousiño, Jenifer Fuentes y Sendy Basaez aportarán su granito de arena. La presencia de la alero Vanessa Leeper Jones, que llega de la Universidad de Nebraska, no puede pasarse por alto. Las chilenas han tenido fogueo en Estados Unidos, aunque habrá que ver en qué condiciones llega y si podrá dar la estocada continental que tanto viene buscando.

Por último estará República Dominicana, a priori el rival más frágil del Grupo A. Las de Ariel Portuondo no la tendrán fácil, porque no solamente están en cierta desventaja en cuanto a roce de competencia sino que tampoco tienen demasiada talla para combatir contra las grandes potencias de la zona.

Dominicana viene de ser 9° en Xalapa y, aunque en el plano centroamericano emergen como un equipo fuerte (3° en Monterrey 2014), a nivel continental sus pretensiones bajan. Lo máximo que ha escalado en un FIBA Américas fue un 6° puesto en Hato Mayor 2005, aunque a pesar de ser local perdió todos los partidos y finalizó último en esa edición (solo acudieron seis países a dicho torneo).

Si hay algo que se puede destacar de este seleccionado es su gran carácter para luchar, algo que complica a la mayoría de sus rivales y que lo transforma en un equipo difícil de quebrantar. Lo mejor en materia individual se encuentra en su juego interior con Sugeiry Monsac (14.8 puntos en los recientes Panamericanos) y, viniendo un poco más desde atrás, Andreina Paniagua (goleadora del equipo en el Premundial de Xalapa con media de 13.3 tantos).

 

EDMONTON 2015 - FIXTURE

 

Domingo 9 de agosto

16.00hs: Chile vs República Dominicana

18.15hs: Ecuador vs Islas Vírgenes

21.30hs: Canadá vs Puerto Rico

23.45hs: Brasil vs Venezuela

 

Lunes 10 de agosto

16.00hs: Ecuador vs Argentina

18.15hs: Islas Vírgenes vs Venezuela

21.30hs: Canadá vs Chile

23.45hs: Cuba vs República Dominicana

 

Martes 11 de agosto

16.00hs: Puerto Rico vs Cuba

18.15hs: Argentina vs Islas Vírgenes

21.30hs: República Dominicana vs Canadá

23.45hs: Brasil vs Canadá

 

Miércoles 12 de agosto

16.00hs: Chile vs Cuba

18.15hs: República Dominicana vs Puerto Rico

21.30hs: Venezuela vs Argentina

23.45hs: Islas Vírgenes vs Brasil

 

Jueves 13 de agosto

16.00hs: Venezuela vs Ecuador

18.15hs: Puerto Rico vs Chile

21.30hs: Cuba vs Canadá

23.45hs: Argentina vs Brasil

 

Sábado 15 de agosto

16.15hs: 3° Zona A vs 3° Zona B (por el 5° puesto)

18.30hs: 1° Zona A vs 2° Zona B (Semifinal 1)

21.00hs: 1° Zona B vs 2° Zona A (Semifinal 2)

 

Domingo 16 de agosto

18.30hs: Perdedor Semifinal 1 vs Perdedor Semifinal 2

21.00hs: Ganador Semifinal 1 vs Ganador Semifinal 2

 

EDMONTON 2015 - PLANTEL SELECCION ARGENTINA FEMENINA
 

Nombre Puesto Altura Nacimiento Club
Andrea Boquete Alero 1.78 24-09-1990 Deportivo Berazategui
Agostina Burani Pivote 1.86 04-10-1991 Unión Florida
Diana Cabrera Pivote 1.85 07-08-1993 Unión Florida
Celia Fiorotto Pivote 1.83 02-06-1992 Unión Florida
Melisa Gretter Base 1.60 24-01-1993 Unión Florida
Débora González Base 1.70 10-01-1990 Passalacqua Ragusa
Sandra Pavón Base 1.79 01-06-1985 Vélez Sarsfield
Victoria Llorente Alero 1.85 05-06-1996 Lanús
Macarena Rosset Alero 1.74 23-02-1991 Peñarol
Ornella Santana Ala pivote/Pivote 1.79 17-09-1990 Deportivo Berazategui
Sthefany Thomas Alero 1.75 04-05-1989 Peñarol
Gisela Vega Pivote 1.85 14-03-1982 Unión Florida

CUERPO TECNICO

Entrenador: Cristian Santander
Asistentes: Sebastián Silva-Hernán Amaya
Kinesiólogo: Hernán Trotta
Médico: Fabián Spinelli
Utilero: Christian Pizzarelli
Jefe de Equipo: Alejandro Cassetai

 

 

HISTORIAL DE LOS FIBA AMERICAS

 

Edición Campeón Subcampeón Tercer Puesto Argentina
Hamilton 1995 Canadá Cuba Puerto Rico
Sao Paulo 1997 Brasil Estados Unidos Cuba
La Habana 1999 Cuba Brasil Canadá
Sao Luis 2001 Brasil Cuba Argentina
Culiacán 2003 Brasil Cuba Canadá
Hato Mayor 2005 Cuba Brasil Canadá
Valdivia 2007 Estados Unidos Cuba Brasil
Mato Grosso 2009 Brasil Argentina Canadá
Neiva 2011 Brasil Argentina Canadá
Xalapa 2013 Cuba Canadá Brasil

 

Lucas Leiva / [email protected]
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus

 

 

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.