NBA

Hace 35 años se lanzaban las míticas y polémicas Air Jordan 1

20:47 01/04/2020 | Desde su salida fueron prohibidas por la NBA a través de David Stern. Esa proscripción las transformó en un mito. Pero la historia es otra.

Jordan con las polémicas Air Jordan 1 (Foto: NBA)

"Un jugador debe usar zapatillas que no sólo combinen con sus uniformes, sino que también sean iguales a las utilizadas por sus compañeros", dictaminó el comisionado de la NBA de aquel entonces, David Stern, con respecto a la polémica decisión de Nike y de Michael Jordan de utilizar las Air Jordan 1. ¿Por qué? Porque el calzado del 23 no era rojo, blanco y negro, sino rojo y negro, lo cual estaba prohibido por la liga. 

Las zapatillas de los jugadores, según las reglas de la NBA, debían ir a conjunto con el uniforme y los calzados del resto de sus compañeros. En esa época, el color predominante y genérico era el blanco, por lo que el negro por sí solo estaba netamente prohibido. Nike quería causar una revuelta y decidió a apostar por Mike como la cara de su imagen. A su vez, la misma marca fue la que se ofreció a pagar voluntariamente la multa de 5.000 dólares que sancionaría la liga por cada partido en la que Jordan usara las Air 1 negras.  

Hasta aquí todo normal. Sin embargo, el rumor de que la marca abonó dichas sumas después de cada partido nunca se comprobó y la historia detrás del relato no es más que una fábula creada para aumentar el patrimonio económico de Nike. Lo que verdaderamente sucedió es que el 18 de octubre de 1984, Michael Jordan debutó con Chicago Bulls en un partido de pretemporada en el Madison Square Garden ante New York Knicks. 

Era el escenario ideal para empezar la campaña de marketing que acompañaría al escolta llamado a ser la futura estrella de la NBA y el mundo, por lo que Nike decidió hacer una insólita estrategia: Jordan jugó con unas Air Ship negras, que estaban pintadas de manera tal que parecieran las nuevas Air Jordan 1, que saldrían recién noviembre de ese año. Fue una artimaña que les permitió ganar tiempo y también causar un aura de rebeldía alrededor de la figura de Michael. 

Esa jugada fue sublime, pero la liga no permitiría de ninguna manera que Jordan lo vuelva a hacer. Ni con las zapatillas pintadas, ni mucho menos con las Air Jordan 1. Por este motivo, los directivos de Nike y Jordan buscaron un modelo que la NBA pudiera aceptar y llegaron a la conclusión de usar unas Air Ship blancas y rojas, que fueron portadas durante toda su temporada de novato. Este calzado era perfectamente legal, por lo que la marca jamás tuvo que pagar esa multa que siempre se intentó glorificar. 

Como en los partidos oficiales no las podía usar, Michael se ponía las Air Jordan 1 cada vez que tenía la chance, siempre jugando bajo la ley marcial de que no las podía utilizar en partidos oficiales. Precisamente por eso fue que encontró una laguna legal y las vistió en el All-Star de la NBA en 1985, adonde Jordan participó del Torneo de Volcadas. La campaña de marketing para ese entonces ya era espectacular y gigante, y le había permitido a Nike volver a ser una marca protagonista del mercado, peleando a palo con Converse, que bajo sus filas tenía a Magic Johnson y Larry Bird. 

Luego de ese concurso la NBA le envió una carta a Nike, en donde prohibía rotundamente a Jordan usar las Air Jordan 1. Sin mención al Torneo de Volcadas ni a los partidos amistosos, la decisión de la liga fue rotunda y se apoyó en el código de ese periplo. Desde ese momento se comenzó a construir el mito y se agigantó el relato al antojo de la marca. Realidad o mito, verdad o mentira. La historia la cuentan los que ganan, y aquella vez lo hizo Jordan. El resto es pasajero. 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X