Argentinos por el mundo

Feliú: "Vine por 45 días y me quedé 18 años"

21:28 24/02/2020 | En una distendida charla con el seleccionador de Paraguay, repasamos su carrera tanto en Argentina como en su nueva tierra y analizamos el básquet guaraní.

Juan Pablo Feliú en un tiempo muerto durante el primer juego ante Panamá (Foto: FIBA)

Juan Pablo Feliú llegó a Paraguay tras la crisis económica del 2001 y nunca más volvió. Se siente cómodo, siempre tiene algo que hacer y, por si fuera poco, quiere ayudar para proyectar una liga más nacional en Paraguay. En una charla con Básquet Plus, el entrenador hizo un repaso de su trayectoria como asistente y entrenador de básquet antes y después de cruzar la frontera y evaluó la actualidad del deporte en su nuevo país.

 

-Para los jóvenes que siguen la Liga Argentina, que no estaban en el 2000 cuando todavía estabas en General Pico, ¿cuáto hace que te fuiste para Paraguay?

Me fui mitad del 2001, vine por 45 días a dirigir un Sudamericano en Valdivia y terminé quedándome 18 años, hace bastante tiempo ya. La verdad que ya sumo como un paraguayo más, estoy contento de estar acá y de que se me hayan abierto puertas en otros países y poder hacer carrera en otro lugar.

 

-Recordemos dónde estuviste.

Allá inició en Pico Fútbol como asistente de Daniel Jaule, liga B era en ese tiempo. Después ascendimos, no estuve porque estaba estudiando, después volví como asistente de Mario Luciani un tiempo. Después me fui a Independiente de Pico en la época de Flor, ahí estuve como tercer asistente encargado junto con Carlos Duró en la parte de reclutamiento y también en la parte física, yo estaba estudiando educación física. Cuando salió Flor ahí debuté dirigiendo el Sudamericano de Tarija, salimos terceros me acuerdo. Gran equipo: Sucatzky, Ruiz Moreno, Vasco Aispurúa, Chapu Nocioni, los hermanos Masieri, la verdad que un gran equipo de Independiente en ese tiempo. Después llegamos a la final de la liga, primera vez que se hacía a séptimo juego con Atenas, Rubén (Magnano) era el técnico de Atenas. Al otro año seguí un tiempo con Caco, a su salida yo tomo el equipo durante seis meses y después me fui a Belgrano Tucumán o Tucumán BB, no recuerdo cómo era la fusión, estuve un tiempo ahí, estaba brava la Liga A, eso fue final de la liga 2001. Ahí me salió una opción acá por intermedio de Bruno Martinessi que había sido reclutado con Gabriel Mikulas, Alba, Malara, y me salió la opción para venir a dirigir la selección acá. Mucho no conocía, algo sabía por una Liga Sudamericana en Uruguay con Sol de América y eran los mismos jugadores. Justo era el tiempo del quilombo económico del 1-1 a 1-3, nosotros los que no ganábamos mucha plata no teníamos drama. Y bueno, me vine por 45 días, una experiencia nueva, no pensaba más de eso, nos fue muy bien y ahí terminamos quintos, le ganamos las dos veces a Chile en Valdivia, ahí me quedé otros tres meses en San José para la liga local, nos fue bien, jugamos la Liga Sudamericana, pasamos la primera fase. Ahí empezamos a hacer la carrera, me llamaron por tres años más, me quedé, traje a mi familia, dije 'Vamos a ver qué pasa' y de golpe continuamos hasta que hoy hace 18 años que estoy acá.

 

-Y en estos años, ¿cuántos equipos, selección una buena parte?

Sí, muchísima parte de Selección, principalmente los primeros años. Tres sudamericanos de mayores masculino, selección femenina de menores y mayores. Bueno, todas las selecciones formativas de Paraguay, desde el 2002 en adelante tuve la suerte de tener mucha cantidad de selecciones. Los últimos años con la selección femenina logramos llegar a la AmeriCup dos veces, clasificar a los Panamericanos y ahora volviendo al tema de selección masculina y coordinación de inferiores. En clubes empecé en San José, de ahí pasé a Sol de América, en ese interín un poco Cerro Porteño. También estuve dirigiendo Féliz Pérez pero una Liga Sudamericana cuando Julio (Lamas) era entrenador de Ben Hur. De ahi vuelvo y me voy a Olimpia con la suerte de estar dos años y medio y ganar cinco títulos, dos Ligas Sudamericanas, la última con Olimpia acá donde se inauguró el estadio y el año pasado estuve un tiempo en San José con la coordinación de toda la selección y ahora volviendo nuevamente a Olimpia. Siempre he tenido la suerte de tener laburo, el medio es diferente a lo que es allá, acá hay que hacer más cantidad de cosas, como coordinar inferiores, trabajar formativas. He laburado en colegios también, un par dando clases y trabajando en el intercolegial así que contento. He hecho una vida, traje a mi familia y estoy muy feliz, muy agradecido porque este país me abrió las puertas.

 

-¿Volvés de vez en cuando o ya no, poco?

Vuelvo, trato todos los años para la época de las fiestas tirarnos para La Pampa y disfrutar de la familia. Vamos todos juntos pero me queda medio lejos, tengo que tener varios días para no ir y venir. Siempre trato de estar por allá.

 

-¿En estos 18 años cómo evolucionó el básquet en Paraguay? Ya sea el de clubes con el torneo local y el de la propia selección.

Creo que la suerte que hemos tenido de ahí en adelante con jugadores como Javier Martínez, como otros también que han tenido la suerte de jugar en La Liga y otras ligas. La situación de traer entrenadores argentinos también en un momento fue bueno y eso creo que hizo crecer la dinámica y la capacidad de entendimiento del jugador. Seguramente que a nivel de competencia hemos tenido vaivenes buenos y malos, hemos perdido una liga nacional que se está tratando de reflotar para que haya mayor cantidad de jugadores del interior jugando, que nos está faltando. Pero a nivel sudamericano hemos sido bastante competitivos, creo que se ha aprovechado mucho en un momento cuando en la Liga Sudamericana los equipos como San José competían mucho y eso le dio un salto de calidad a los jugadores. Pero después se perdió por un tiempo eso, se volvió a reflotar y creo que estamos como en una pelea con Chile y con Colombia para meternos en ese lugar. Para eso tenemos que mejorar la competencia interna y hacer una liga nacional con muchos más equipos que los que tenemos hoy.

 

-De alguna manera es raro ver o escuchar de algún equipo que no sea de Asunción.

El punto débil es ese, hace años que el torneo se centraliza acá y eso no es bueno. Se intentó en 2008 y 2009 una liga nacional, estuvo buena pero se perdió no se por qué motivo, creo que habría que volver a eso, como se hizo en Argentina. Aparte tenemos el mejor ejemplo al lado, hay que copiar lo bueno y tratar de que se haga en todo el país.

 

-¿Y con los chicos de la Selección auspicias un futuro prometedor o depende mucho de la creación de la liga también?.

Depende mucho de la creación de una liga porque hay muchos chicos en el interior del país que juegan pero van y vienen a jugar acá y eso no es productivo. Y no tienen una vidriera en su lugar de origen para mirar y decir 'Quiero ser como este jugador' o llegar a tal lugar, creo que la liga también va a ayudar a que las selecciones de formativas den un salto de calidad.

 

Fabián García | fabian [email protected]

En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



X