Fiesta

El básquet sí pudo hacer su River-Boca

11:42 29/11/2018 | Demostrando una ejemplaridad que el fútbol no tuvo, los chicos del U13 de River y Boca se enfrentaron en Obras con un claro mensaje de No violencia.

Los pibes del básquet de River y Boca dieron el ejemplo (Foto FEBAMBA)
“Somos rivales no enemigos” debería ser como un mantra para todos los clubes que compiten en cualquier disciplina deportiva. Tomar al oponente como un competidor necesario para poder jugar es la cuestión primitiva en el deporte que sea. Bajo ese contexto y con tanto que ha pasado en el fútbol durante estos días, River Plate y Boca Juniors jugaron un gran partido de básquet por las semifinales de la categoría U13. Una definición con mucho respeto y valentía para buscar el pase a la final del torneo de FeBAMBA.
 
Anecdótico fue el triunfo de River por 78-59 ante Boca, desarrollado en las instalaciones de Obras Basket, donde ambos equipos realizaron un gran juego durante la tarde del miércoles. Finalmente el conjunto millonario, invicto en su temporada, pudo alzarse con la victoria. Boca vendió cara su derrota, luchó con su armas, se mantuvo en juego durante tres cuartos del pleito, pero en el cierre River supo ajustarse en el cierre.
 
“Hoy estuvimos un poquito tensos, no jugamos un buen partido, el rival nos hizo jugar mal. Nos costó tener regularidad esta tarde. Creo que la gran cantidad de partidos que vienen teniendo los chicos también influyó. No obstante estamos contentos por el pase a la final de otro torneo”, destacó Esteban Nepomnaschy, el entrenador “millonario”.
 
Sabiendo de la rivalidad que hay entre estos clubes, más todo lo ocurrido en el fútbol el pasado fin de semana, generó un condimento extra que debe trabajarse con los chicos para evitar conductas antideportivas. Sin embargo, lejos de esas conjeturas, los chicos brindaron un gran espectáculo con mucha caballerosidad en cada jugada, ayudándose unos a otros cada vez que algún jugador necesitaba ser asistido.
 
 
“El básquet es otro universo. Tenemos en la Argentina una generación que ha dado ejemplo no solo en lo basquetbolístico, sino también con los valores y a nosotros los entrenadores eso nos sirve un montón para ejemplificar a los chicos de que es un deporte y necesitamos del rival para poder competir y mejorar, y como tal hay que respetarlo siempre”, manifestó Walter Jara, entrenador de Boca Juniors.
 
Por su parte, Nepomnaschy agregó: “Los chicos no están pensando en el River frente a Boca, no es una rivalidad como la del fútbol. Nosotros cedimos la localía para poder jugar este partido y competir de la mejor manera respetando al rival como lo hacemos en cada fin de semana”.
 
Facundo Wolinsky, jugador de River Plate, expresó: “Con muchos de los chicos de Boca somos amigos, nos conocemos de compartir la selección de FeBAMBA y la verdad que en ningún momento se nos cruzó otra cosa por la cabeza más que venir a jugar al básquet”.
 
A su avez, Ignacio Doria, otra de las figuras “millonarias”, hizo hincapié en lo que significa ganar un clásico en esta instancia: “Los clásicos son lindos para jugar, pero en el básquet es otra cosa, no se viven con tanta rivalidad. Para nosotros es importante haber ganado para poder llegar a la final, nuestro entrenador nos pide que juguemos con confianza y en equipo, que con eso los resultados van a llegar solos”.
 
Una historia que se pudo contar, un clásico que se pudo jugar. River y Boca en el básquet formativo dijeron presente y aportaron su granito de arena para demostrar que los deportes no pueden contaminarse de violencia, donde el respeto prima en detrimento de la rivalidad.
 
No a la violencia.
Fuente: 
Febamba

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.