Europa

Cómo fue el proceso para la llegada de Lapro al Madrid

14:50 01/06/2019 | Los primeros sondeos concretos llegaron antes de la Copa del Rey. pero se aceleró el acercamiento en el último mes.

Lapro ante Causeur, otro de media cancha que termina contrato (ACB Photo)

El año pasado, mientras se festejaba la Euroliga en Belgrado, muchos en Madrid ya estaban pensando otra cosa: cómo reemplazar a Luka Doncic en la estructura del equipo para la 2018/19. El esloveno no solo fue clave en los títulos, sino que acaparaba mucho juego en la media cancha. Con Llull y Campazzo, formaba el mejor trío externo de Europa. 

Sin embargo, su salida generó un problema. La dirigencia y Pablo Laso decidieron apoyarse básicamente como bases en Llull y Campazzo, arriesgando a que el tercero en la posición fuera Prepelic (otro esloveno recién llegado) y el cuarto, el canterano Melwin Pantzar, de 18 años y buen futuro. Las cosas no saldrían de acuerdo a lo esperado. 

Cuando Llull comenzó a tener problemas de lesiones (se perdió 8 de los 35 partidos de Euroliga y 9 de 34 en la ACB), los problemas quedaron expuestos. Prepelic nunca sintió el puesto de base organizador y Pantzar no estaba listo. Eso generó una sobrecarga sobre Campazzo, que no podemos decir que haya sido causante de ningún resultado concreto. Sí, el hecho de no tener un tercer base de categoría. 

Cuando se dieron cuenta, intentaron mover piezas. Fueron por el propio Laprovittola antes de la Copa del Rey, pero no hubo avances, hasta que poco antes de la F4 de Vitoria, volvieron a la carga. Laprovittola les cerraba por varios frentes. Si bien los hinchas quieren el retorno de Chacho, la dirigencia no terminó bien con él (sobre todo el que decide) y era imposible. Tanto Chacho como otro de renombre (Sloukas, Micic, De Colo) iban a provocar un conflicto. ¿Qué lugar quedaría para Llull y para Campazzo? Hoy, nadie duda que el base principal es Facundo. 

Sumar a Laprovittola era fichar a alguien que tuvo una enorme temporada (lo que lo hacía poco cuestionable ante la afición), que no generaría tantos celos en Llull, que podía alternar como escolta y que era íntimo amigo de Campazzo. Y más barato que los 4 fantásticos mencionados (Chacho, Micic, Sloukas, De Colo). Negocio redondo. 

Por ese motivo, el Madrid cerró su arribo, aunque obviamente no se hará público, mínimamente, hasta una semana posterior a la culminación de la temporada de ambos clubes (Madrid y Joventut). Están en plena primera ronda de los playoffs y sacar este tema a publicidad sería un desacierto. Nosotros, como periodistas, no podemos obviarlo. 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.