Liga Endesa 2019/20

Baskonia vive una temporada de pesadilla

15:55 05/01/2020 | Con la derrota de hoy a manos del Manresa, el equipo del País Vasco se quedó sin la posibilidad de disputar la Copa del Rey, que se llevará a cabo en Málaga a mediados de febrero.

El Baskonia no encuentra el rumbo hace algunas semanas (Foto: ACB Media)

El presente basquetbolístico de Baskonia no es bueno, por no decir que es malo. Hace pocos días se dio la salida de Velimir Perasovic, quien estaba en el cargo desde noviembre de 2018. En su lugar está un viejo conocido de la casa, Dusko Ivanovic, quien en su tercera etapa al mando del equipo intentará encausar un plantel que en este momento no pelea en ningún frente.

Ya sin posibilidades matemáticas, Baskonia queda fuera de la Copa del Rey por segunda vez en seis años, la última ausencia fue en 2015. Pero el dato alarmante es que antes de arrancar la temporada habían clasificado a dicha cita en 20 de las últimas 21 ediciones. Es decir, desde la edición de 1998 tenían asistencia casi perfecta.

De esas 20, el Baskonia logró quedarse con cinco y en otras dos llegó a la final. Además, todas esas finales las disputó con al menos un argentino en su plantel a excepción de la primera, que fue en la temporada 1998/99.

El resto, a partir de la final ganada en 2002, fue siempre con un mínimo de dos representantes argentinos en el equipo. Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Pablo Prigioni, Hugo Sconochini y Luis Scola son los argentinos que alguna vez levantaron la Copa del Rey vistiendo la camiseta del, por ese entonces denominado, TAU Cerámica.

No es del todo cierto que la merma en el rendimiento del equipo se debe a las ausencias de Garino y Vildoza, pero que la falta de ellos dos se está sintiendo sí es verdad. El base tiene una gran mentalidad de juego en equipo desarrollada desde su llegada a Europa y su verticalidad en el juego le dieron un plus al plantel. Por su parte, Garino es fundamental en defensa, algo de lo que carece este equipo sobre todo en momentos donde hay que poner el cuerpo y aguantar a los rivales más duros.

Ivanovic deberá trabajar duro mientras el resto de los equipos estén disputando la Copa para intentar volver a tener el juego que habían demostrado a principios de temporada y que tanto les había servido para arrancar entre los primeros planos de la Euroliga y la Liga Endesa. Los jugadores están y son muy capaces de volver al nivel que tuvieron hace algunos meses, simplemente tienen que encontrar qué es lo que los hacía funcionar de esa manera que hoy por hoy no están teniendo.

Compartir

 



X