La Liga 2018/19

Balances de la Liga: Estudiantes y una nueva transición positiva

17:00 15/06/2019 | El equipo de Concordia solo mantuvo a Vildoza de la 2017/18; con Jápez como entrenador, logró una nueva identidad y superó las expectativas.

Leandro Vildoza festeja uno de sus tantos triples ganadores de la temporada (Foto: Germán Ruiz / Prensa Atenas)

Estudiantes perdió gran parte del plantel de la temporada anterior, incluido el entrenador Lucas Victoriano. Era lógico, tras una año internacional absolutamente positivo, en el que llegó a las instancias finales de los dos torneos de la región (Liga Sudamericana y Liga de las Américas). De esta manera, el club de Concordia tuvo que gestionar una nueva reconstrucción, con Leandro Vildoza como el único mayor que se mantuvo. El primero en confirmarse fue el entrenador Eduardo Jápez y fue una decisión que les dio réditos positivos desde el inicio.

 

La base del plantel fue conformada con jugadores nacionales de experiencia dentro de la LNB: Martín Leiva, Eduardo Gamboa y Gonzalo Torres se sumaron como mayores a Vildoza. Además, contaron con una virtud poco común: los extranjeros Pedro Chourio y Daviyon Dreper se acoplaron y rindieron prácticamente desde el comienzo; además se mantuvieron con el equipo durante toda la temporada, por lo que Estudiantes se ahorró el tortuoso y a veces impredecible proceso de recambio de jugadores foráneos. Así, lograron conformar un plantel con dos jugadores por puesto.

 

En el Súper 20 ya mostraron la identidad y el compromiso defensivo que les imprimió Chiche Jápez, mientras que las piezas de gol rindieron de forma efectiva, a un punto tal que Estudiantes se quedó con el primer puesto del Grupo A. Sin embargo, fueron dominados por Olímpico en el primer cruce de playoffs y se quedaron afuera del torneo rápidamente. En términos generales, sumaron un récord global 5-5 y acumularon sensaciones positivas de cara al inicio de la edición 2018/19 de la Liga Nacional.

 

El calendario le jugó una mala pasada al equipo de Concordia, ya que dentro de los primeros nueve partidos tuvo que disputar seis consecutivos en condición de visitante, algo que les costó y que se vio reflejado en un récord 2-7. A su vez, tuvieron un flojo comienzo en el Gigante Verde (1-3 en los primeros cuatro juegos). El australiano Wally Ellenson, que había llegado al club en lugar de Ángel Núñez, tampoco pudo encontrar su lugar y también fue suplantado. En este caso se optó por un jugador nacional: Agustín Ambrosino, de paso anterior por Argentino de Junín.

 

A partir de ese momento, junto con el regreso a Concordia tras dos giras duras, lograron retomar la identidad a partir de un gran trabajo defensivo para establecer la mejor racha positiva de la temporada: cuatro victorias consecutivas (Bahía Basket, Gimnasia, Boca y Peñarol), justo antes del parate por la sexta ventana FIBA. Todos esos triunfos se dieron en el Gigante Verde, un escenario que fue trascendental para el éxito del segundo tramo de la temporada.

 

Sin ir más lejos, lograron crear una fortaleza en su cancha y sumaron ocho victorias consecutivas en dicha condición. Además, en el segundo tramo completaron un fabuloso récord 9-2 en el marco de los once partidos que disputaron en el Gigante Verde. El plantel de Chiche Jápez continuó con su proceso de crecimiento y de desarrollo a nivel colectivo; se hicieron fuertes atrás y pudieron lastimar en ataque, especialmente a partir del tridente compuesto por Dreper (16.3 puntos), Leiva (11.4 puntos) y Gamboa (15 puntos). Dicho sea de paso, en esta temporada el Tucu se convirtió en el máximo anotador de la historia del club en Liga Nacional.

 

En el cierre de la fase regular también pudieron levantar la eficacia jugando como visitante y lograron tres éxitos en fila (Peñarol, La Unión y Regatas) como mejor seguidilla. Así fue como subieron en la tabla de posiciones y se quedaron con un meritorio noveno puesto, a partir de un récord 20-18. Es cierto, se quedaron afuera en la primera ronda de playoffs tras una verdadera batalla deportiva contra Boca: 2-3, manteniendo la tendencia de ser inexpugnable en el Gigante Verde. Sin embargo, en términos generales la temporada termina con saldo positivo para el verde: identidad clara pese a la reconstrucción obligada.

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.