Informe

Andre Roberson y su particular volver a vivir

09:37 25/07/2020 | El 27 de enero de 2018, Roberson se rompió el tendón rotuliano de su rodilla izquierda y, lo que iba a ser una lesión grave, se convirtió en una tortura. Ayer volvió a jugar tras 909 días.

Roberson ayer, en su retorno (Foto Getty)

Resiliencia. La palabra de moda de esta era de la humanidad encaja perfectamente en Andre Roberson, el escolta de 2.01 metros y 28 años, jugador de Oklahoma City, que ayer volvió a jugar oficialmente un partido luego de 909 días sin poder hacerlo. 

La tortura empezó el 27 de enero de 2018, cuando en el partido contra Detroit Pistons, debió salir de la cancha con una grave lesión: rotura del tendón rotuliano de su rodilla izquierda. Adiós a la temporada. Algo duro, pero que le pasa a muchos jugadores. Lo que siguió solo le pasó a él, considerado en su momento uno de los mejores defensores de la Liga. 

En noviembre de ese año, cuando estaba entrenándose para retornar, sintió dolores que le molestaban y necesitó una nueva cirugía. Dos meses después, sufrió una fractura por avulsión en la rodilla después de caer de un salto, y tuvo que despedirse también de la campaña 2018/19. 

Se pensaba que estaría listo para el arranque de la 2019/20, pero una vez más, cuando comenzaron los campus de prácticas, sentía molestias, por lo que se alejó del plantel para continuar su rehabilitación individualmente en Los Ángeles.

Cuando la temporada se suspendió, estaba cerca del retorno, pero tuvo que esperar una vez más. Su cabeza ya funcionaba de otra manera y nada podía desmoronarlo. Hace unas semanas ya se mostró feliz entrenando con el equipo y ayer tuvo finalmente su chance de jugar contra Boston: 5 puntos y 2 rebotes en casi 12 minutos. 

"Definitivamente no es lo que imaginaba, pero volver a pisar una cancha no es para que me lo tome a broma", dijo tras el juego Roberson, que dio el primer paso que parecía que no podría dar nunca. Pasaron 909 días, pero ese número ya no existe más. Ahora a pensar en consolidarse sin dolor, ya que al finalizar la temporada se termina su contrato de 30 millones por 3 años. 

 

Compartir

 



X