NBA

Popovich, Laprovittola y una insólita despedida en los Spurs

09:34 18/12/2020 | El entrenador de San Antonio le comunicó a Nico que iba a prescindir de sus servicios. Antes de que termine el asunto, Gregg le pidió algo impensado.

Laprovittola y Popovich

Lapro estaba teniendo su primera temporada en los Spurs, franquicia a la que llegó como agente libre después de su gran paso por Europa y una actuación muy buena en los Juegos Olímpicos de Río 2016. En 18 partidos, el base promedió 3.3 puntos (42.6% de campo con 37% en triples), 0.6 rebotes y 1.6 asistencias en 9.7 minutos por partido.

Lamentablemente, el argentino fue cortado tras esos 18 juegos, a pesar de que tuvo chances incluso como titular, alternando el puesto con Patty Mills dentro de un pasaje en el que lo ayudó una lesión de Tony Parker. En el comunicado de los Spurs no dieron motivos concretos, pero, por ejemplo, desde el San Antonio Express-News comentaron que la movida era para generar flexibilidad para firmar algún veterano o promover a algún jugador que venga de la G-League.

De todos modos, su paso por San Antonio le dejó un sinfín de anécdotas y una de ellas se produjo cuando al momento de su salida, cuando el entrenador del equipo, Gregg Popovich, le dijo de una forma muy atípica lo que estaba a punto de suceder...

"Era un día libre, en el que nadie iba a la cancha. Me dije a mi mismo que iba a ir al gimnasio a hacer pesas, a demostrar que quiero quedarme. Estaba yo, un preparador físico, Popovich y nadie más. En eso viene Gregg y me comenta: ´Vení Nico, tengo que hablar con vos. Vamos a usar los minutos con otro jugador, necesitamos una rotación...´ Era él y pensé que si me iba a echar alguien que sea él. Vino a decírmelo porque capaz que tenía algo de cariño conmigo. Otras personas, creo que, en otros equipos, no lo hacen, tal vez no tienen los huevos", contó Lapro en ESPN Playroom.

Nico se preparaba listo para irse y lo peor ya había pasado. Nadie, ni siquiera el más optimista, presagiaría lo que ocurrió luego: "Me pidió un abrazo, como para decirme... como para quedar bien. Lo abracé así nomás, pero me pidió que lo haga en serio. Fue uno bueno. Me retiré más contento". 

Una muestra más de la fraternidad de Popovich con todos y cada uno de sus jugadores, en una franquicia que no se maneja como el resto. Comunicación cara a cara, sin rodeos ni vueltas, así lo hacen en los Spurs y mal no les va. Cinco anillos lo avalan. Una ciudad los respalda.  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X