NCAA 2018/19

Se larga la NCAA: conocé a los mejores proyectos del torneo

16:22 06/11/2018 | Este martes se abre la temporada 2018/19 del básquet universitario y te contamos cuáles son los jugadores a seguir pensando en el Draft NBA.

Barrett y Williamson, compañeros en Duke y futuros NBA

Este martes comienza la temporada 2018/19 de la NCAA y más allá de la competitividad del torneo en si, uno de sus principales atractivos pasa por observar y empezar a conocer a las futuras estrellas de la NBA. La clase 2018 no se queda atrás en cuanto a talento y ofrece a muchos proyectos que seguramente en algunos años estarán en boca de todos. Repasemos.

Cualquier análisis debe comenzar en un mismo equipo: los Duke Blue Devils, quienes han tenido un reclutamiento histórico, sumando a tres novatos que tranquilamente podrían hacer un 1-2-3 en el Draft 2019. Estamos hablando del canadiense RJ Barrett y los estadounidenses Zion Williamson y Cameron Reddish.

Barrett saltó a la fama en el 2017, cuando destruyó a los Estados Unidos en la semiinal del Mundial U19, anotando 38 puntos más 13 rebotes. El canadiense es un 2-3 de buena altura y con un juego extremadamente completo, que aparece hoy como el máximo candidato a quedarse con el uno del próximo Draft.

Peleando por esa chance estará su compañero Williamson, quien se ha hecho famoso por otra vía: sus excepcionales volcadas se viralizan desde hace años en las redes, siendo un jugador con un perfil físico-atlético pocas veces visto. El ala pivote mide por debajo de dos metros, pero es un toro de 130 kilos, con una capacidad de salto fuera de la normal. Son muchos quienes opinan que es el proyecto más importante desde lo físico desde LeBron James. Y claro, además juega muy bien.

Con algo de menos prensa, pero igual potencial, aparece Reddish, un alero anotador, que si bien debe mejorar sus porcentajes, tiene una combinación de altura y recursos ideal para imaginarlo como un goleador nato en el más alto nivel. ¿A mejorar? La consistencia y sobre todo, la intensidad y energía.

El principal rival de Duke, North Carolina, también tiene su súper proyecto: Nassir Little, alero que viene de ganar el MVP en los prestigiosos McDonald´s All-American y Jordan Brand Classic. Se trata de un jugador muy atlético, que si bien todavía puede mejorar sus recursos ofensivos, es de lo más interesante de este grupo a la hora de pensar en el aporte en ambos costados (ataque y defensa).

Siguiendo en el perímetro, donde esta clase está cargadísima de talento, tampoco hay que perder de vista a Romeo Langford (Indiana), un escolta con manejo, tiro y excelentes instintos anotadores; o a Kris Wilkes (UCLA), otro alero de gran altura y capacidad atlética, que además es de los pocos de este informe que ya tienen experiencia en la NCAA (jugador de segundo año).

¿Hay buenos prospectos entre los pivotes? Por supuesto. Probablemente el más interesante sea Charles Bassey, un cinco de excelente movilidad, que tendrá el desafío de destacarse dentro de un equipo (Western Kentucky) y una conferencia (Conference Usa) de poco renombre. Tampoco nos podemos olvidar de dos que ya debutaron en la 2017/18: el potente japonés Rui Hachimura (Gonzaga), clave para la mejoría de la selección de Julio Lamas en las eliminatorias asiáticas; ni de Daniel Gafford (Arkansas), un pivote con mucha energía y rendimiento defensivo. ¿Más nombres para la zona pintada? El físico y fuerte Nazreon Reid (LSU) y Bol Bol (Oregon), un gigante versátil, hijo del recordado Manute.

Curiosamente, esta no es una clase con tantas opciones entre los bases, al menos en la previa, pero sí hay que mencionar un par de nombres: los explosivos Quentin Grimes (Kansas), que en realidad es más un 1-2, y Jaylen Hands (UCLA), quien debe mejorar su tiro externo.

 

En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Etiquetado como:

Compartir