Seleccion Argentina

Scola: "Yo creo que la Generación Dorada en algún punto nos lastimó"

17:38 19/08/2018 | El capitán de la selección argentina habló con Página 12 en una extensa entrevista en la que abordó muchos temas.

Foto: CABB

Luis Scola es un jugador que siempre hace un análisis profundo de los temas que tienen que ver con el básquet. El capitán de la selección argentina contó como la Generación Dorada tapó cosas que se hacían mal, por la cantidad de resultados positivos que cosechó a través del tiempo.

"Yo creo que la Generación Dorada en algún punto nos lastimó. Se dieron muchísimas cosas para que existiera la Generación Dorada. Una de ellas fue que tuviéramos muchísimo talento, todo junto, y que todos jugadores que estaban en el primer nivel, y eso no lo va discutir nadie. Yo puedo traer a mi vecino y a mi tío y ponerlos a entrenar como lo hace LeBron y no van a jugar bien al básquet, porque vos necesitás del talento. Eso no se puede cambiar. El resultado, muchísimas veces, no tiene absolutamente nada que ver con que un plan funcione o no funcione. Vos podés hacer las cosas mal y tener muchísimo talento y vas a ganar igual. Si Estados Unidos hace cualquier cosa probablemente termine ganando la medalla de oro igual. Y eso no significa que lo hizo estaba bien. Si se juntan a entrenar el último día van a ganar, no van a salir últimos, pero no significa que lo que hicieron esté bien. La Generación Dorada como equipo era una cosa, pero a nivel entorno, a nivel organización, trabajo y demás, nunca estuvimos en primera línea mundial. Sobre todo a nivel organizativo, a nivel estructura, a nivel desarrollo", concluyó Scola.

El actual ala pivote de Shanghai Sharks, a sus 38 años siente que todavía está preparado para jugar al básquet en un buen nivel, pero entiende que no le queda mucho más recorrido y que luchar contra eso no tiene sentido. "Pelear contra el paso del tiempo es una tarea perdida para todo el mundo. No hay forma de ganarla. Hay cosas que disfruto, y otras que me angustian. Me gusta jugar al básquet, entrenar, competir. Sé que en un tiempo no lo voy a poder hacer más y eso me angustia. Disfruto las cosas que me han pasado hasta acá, y haber llegado a donde llegué. Disfruto poder seguir haciéndolo. Disfruto tener la chance de jugar un Mundial, si es que clasificamos, jugar profesionalmente en el exterior. Todavía estoy en paz con eso, pero sé que el día que me retire no va a ser fácil porque hace veintipico de años que hago esto. Jugué mi primer partido en Liga, con Ferro, en 1995 y pasaron veintitrés años de eso. Voy a jugar el año que viene, entonces serán prácticamente veinticinco años jugando y va a llegar el momento, pronto, en el que no lo pueda hacer más. Y será un tema no poder hacer lo que hice durante tanto tiempo. Sé que eso puede llegar a ser traumático. Pero hoy en día me llevo bien. Tengo algunos momentos de angustia, pero son pocos, por lo que me llevo bien. No reniego. Me gusta estar parado donde estoy parado ahora mismo", además Scola contó en que momentos le agarra ese bajón, "cuando estás jugando y tenés un mal partido, no solo tu mirada interna, sino la de los demás está basada en 'y... tiene treinta y pico'. También jugaba mal cuando tenía veinticinco, pero siempre se vuelve a ese punto. Al de la edad. Internamente también lo hacés. Cuando tenés una mala racha de tres o cuatro partidos, a veces pasa la pregunta por la cabeza: '¿Es este el momento? ¿Será que ya no puedo jugar más'. Después volvés a jugar bien y no tenés más ese pensamiento.

Fuente: 
Página 12

Compartir

 



X