LDA 2015

Peñarol acarició la hazaña pero perdió ante Flamengo

23:02 01/03/2015 | Peñarol y Flamengo vivieron un partidazo. El marplatense llegó a perder por veintidós pero en el final casi lo da vuelta. Flamengo ganó 88-86.

Herrmann mostró algunas ráfagas de puntos, ayudando en el mejor momento del Flamengo. (foto: FIBA Américas).

En un partido no apto para cardíacos, Flamengo venció a Peñarol por 88-86 y se quedó con la segunda semifinal de la Liga de las Américas. Los brasileños llegaron a ganar por veintidós puntos 53-31, pero el local marplatense ensayó una enorme remontada, a puro empuje y voluntad, para poner en jaque la holgada y tranquila diferencia del Flamengo. No obstante, a Peñarol no le alcanzó, tuvo que sufrir en carne propia un brillante cierre de juego de Laprovíttola y la oportunidad de vencer se le escapó en los últimos segundos.
 

Laprovíttola abrió el juego a favor de Flamengo con dos acciones consecutivas: doble y un triple rápido para quebrar el cero inicial y colocar a su equipo 5-0 arriba. Peñarol respondió con un parcial de 7-0 (Konsztadt, Leiva y Boccia), pasó a liderar por un doble y el partido entró prematuramente en un trámite muy trabajado. Amén de que los dos equipos estaban clasificados al Final Four de antemano, ninguno salió a regular.

El juego empezó a torcerse a favor del cuadro brasileño con el ingreso de Gege. El base entró en lugar de Laprovíttola restando seis minutos y de su mano se desprendieron varios puntos para Flamengo. La ventaja de los cariocas llegó a ser de siete (20-13), Peñarol intentó recortar distancias pero se vio falto de efectividad desde el perímetro y no pudo con su cometido: 22-17 al finalizar el primer periodo.

En el segundo capítulo el dominio de Flamengo empezó a ser un poco más visible. Los de Neto no solamente contaron con la sobria tarea de Gege sino que también aparecieron otros actores claves, como Olivinha y Marcelinho (Herrmann y Vítor Benite también tuvieron un buen aporte). A Peñarol le costó mucho frenar la ofensiva de Flamengo, quedó algo desbalanceado abajo pero lo más preocupante fue no tener respuestas en ataque.

Así, de una pequeña desventaja de tres tantos (24-21), el equipo argentino pasó a perder por trece (38-25). Dos bombas al hilo de Marcelinho impulsaron ese muy buen sprint del Flamengo, que pasó a dominar a placer a falta de tres minutos para el entretiempo. Antes de ingresar a los vestuarios, los de Rivero equipararon un poco el trámite con puntos de Giorgetti, pero de todas formas se fueron abajo por quince: 45-30.

El comienzo del tercer episodio siguió encontrando a Flamengo en un nivel superior. Un nuevo triple de Marcelinho, junto con dos llegadas de Meyinsse y Marquinhos pusieron a los brasileños arriba por veintidós (53-31), sin embargo la sequía de Peñarol se acabó con una bomba de Leo Gutiérrez transcurridos los primeros dos minutos del parcial. De todas formas a los marplatenses les costó recortar distancias.

El ritmo del partido cambió. El control de Flamengo había puesto el juego en una velocidad más tardía, tranquila, pero Peñarol buscó ponerle una mayor verticalidad y empuje, haciendo un trámite más acelerado. Konsztadt fue uno de los jugadores con mayor productividad en este tramo, aunque en la otra vereda reapareció el muy buen nivel de Laprovíttola, que fue clave para sostener la cómoda ventaja de los cariocas.

De a poco, Peñarol se fue arrimando en el partido gracias a que se le abrió el aro en los triples. Konsztadt, Gutiérrez y hasta Leiva aportaron desde el perímetro, aunque el recorte de puntos no bajó de los catorce tantos (64-50) y por ende Flamengo no se vio incomodado. Felicio, desde la línea de libres, ayudó a que la brecha no baje demasiado y el domingo brasileño continuó. Con el score en 69-52, Peñarol entró al último parcial buscando dar vuelta un partido complicado.

Pero el equipo argentino forzó muchas situaciones complejas para la ofensiva de Flamengo, y gracias a eso se ilusionó con remontar un durísimo encuentro. El Milrayitas fue acercándose de a poco, y fue entonces cuando Leo Gutiérrez iluminó a un local que se iba agrandando a medida que ajustaba la diferencia: doble y falta del ala pivote para dejar a Peñarol a diez unidades (77-67).

Esa inyección anímica, con un partido que venía muy cuesta arriba, provocó que los marplatenses cobren vida y generen dudas en Flamengo. Y llegó la secuencia de tantos: Konsztadt con un robo más una bandeja, triple de Massarelli, triple de Leo Gutiérrez, doble de Diez, una viveza de Massarelli para robar un reposición de Flamengo y convertir, y un último libre de Diez. ¿El resultado? Parcial de 13-4 y Peñarol abajo por tan solo uno (81-80) a falta de dos minutos. Los nervios se apoderaron de los brasileños, el público ensordeció con su aliento ante la remontada del Milrayitas y Peñarol sacó una enorme voluntad para ponerle suspenso al cierre del partido.

En el final, amén de que falló en algunas situaciones, Laprovíttola fue uno de los jugadores más importantes en Flamengo (junto con Marquinhos), por frialdad y por anotar puntos importantes. El base metió un golazo para poner 83-80 arriba a los cariocas, pero antes de la conversión del argentino hubo un error arbitral que perjudicó a Peñarol (no convalidaron un doble de Boccia). Los últimos veinte segundos fueron infartantes, pero Laprovíttola y su tremenda calidad rompieron el molde y Flamengo se llevó un partidazo por 88-86.

El doble decisivo de Laprovíttola

Con este resultado, el campeón brasileño se quedó con la segunda semifinal de la Liga de las Américas mientras que Peñarol culminó en el segundo lugar. Teniendo en cuenta los cuatro clasificados a la instancia definitoria, ahora los cruces del Final Four serán Flamengo-Pioneros y Baurú-Peñarol.

Planilla del partido.

Lucas Leiva / [email protected]
Twitter: @lucassleiva
Twitter: @basquetplus

 

Compartir

 



X