NBA 2014/15

Manu y los Spurs le dieron una lección de básquet a GSW

04:35 12/11/2014 | Ginóbili tuvo una gran labor y sumó 17 puntos en el triunfazo de San Antonio a Golden State (113-100). Cuarta victoria de temporada para SAS.

Sólido partido de Manu, con buena efectividad a la hora de encarar al aro y repartiendo mucho juego.

En la antesala apareció como un juego complicado y la verdad es que los Spurs hicieron un gran papel para llevárselo con un cierre sin fisuras. San Antonio Spurs sumó un nuevo triunfo en la NBA y este martes derrotaron a Golden State Warriors por 113-100 y de esta forma conseguir su cuarto triunfo sobre siete presentaciones en la presente temporada 2014/15.

Tony Parker fue el goleador de San Antonio después de contabilizar una gran actuación en ofensiva y cerrar su planilla con 28 puntos. Otro de los destacados en los Spurs fue Kawhi Leonard, que venía de ser clave en la victoria ante los Clippers y que ahora sumó 19 puntos. Tim Duncan terminó con un doble-doble de 12 unidades y 13 rebotes, aunque el máximo artillero de la noche estuvo en la vereda de los Warriors, en las manos de un Klay Thompson de momento sublime que terminó contabilizando 29 tantos.

Punto aparte para lo hecho por Manu Ginóbili, que volvió a ser determinante y que firmó una actuación relevante. El bahiense ingresó desde el banco de suplentes, jugó 25m37s y en ese tiempo completó una labor con 17 puntos (4/9 en dobles, 3/8 en triples y 0/1 en libres), 1 rebote, 5 asistencias, 2 robos, 2 pérdidas y 2 faltas personales.

El dato: sin dudas los Spurs venían de tener flojos porcentajes en tiros de tres puntos y por tal motivo muchos de sus partidos de este arranque de temporada se complicaron más de lo pensado. Este martes la historia fue distinta, los texanos recuperaron la brújula en ese rumbo y clavaron un 40% sus intentos, teniendo en cuenta que anotaron 10/25 en sus lanzamientos desde el perímetro.

El juego comenzó con un trámite bastante cambiante, con ambos equipos alternándose el liderazgo del marcador y en un juego donde los ataques prevalecieron sobre las defensas. Por tal razón se dio un goleo bastante nutrido en los primeros doce minutos (29-26), entre los Spurs y los Warriors nunca se sacaron más de tres tantos de diferencia pero el primer cuarto quedó en manos de San Antonio, que contó con 7 puntos por parte de Manu en ese arranque.

Los ingresos tanto de Ginóbili como de Diaw fueron claves en el elenco comandado por Gregg Popovich, permitiendo que los texanos saquen seis de distancia en el inicio del segundo episodio (32-26). Sin embargo, Golden State empardó rápidamente en 32 con dos bombas de Green y Thompson, volviendo a producir ese constante ida y vuelta que nunca le dio respiro a ninguno de los dos equipos.

Prácticamente no tuvieron descanso, porque el trámite del partido derivó en una exigencia tan alta que el mínimo error iba a ser pagado muy caro. La rotación de los texanos fue un buen elemento a usar por Popovich, hallando varios puntos en ese nutrido banco para volver a sacar cinco tantos de ventaja (45-40) restando 2m27s. A pesar de que los Warriors limaron un poco la diferencia y amenazaron con revertir el curso del marcador, un triple de Parker y un doble de Duncan cerró la primera mitad con San Antonio adelantándose 50-44 en el tanteador.

Curry y los triples de Thompson empezaron a tomar un mayor protagonismo en el tercer periodo, pero San Antonio no tardó en responder con bombas de Bonner y Green para luego encadenar un sprint de Parker que dejó a los texanos arriba por 66-54. Golden State regresó a la carga, intentó dar vuelta la historia pero los Spurs aguantaron y con la fluidez de Diaw-Ginóbili no cedieron nunca el mando.

El dominio de los de Popovich llevó a San Antonio a una máxima de catorce unidades (79-65), la visita se adueñó claramente del termómetro del partido y aunque la diferencia no era lo suficientemente amplia la exhibición de los Spurs demostró que los texanos tenían todo bajo control. Sobre el final del tercer periodo, lo hecho por el tridente Curry-Barnes-Thompson descontó levemente la brecha de diferencia y los Warriors se colocaron abajo por doce tantos (82-70).

San Antonio terminó cerrando el juego con mucho carácter. Parker estiró sus números y siguieron haciéndose presentes los puntos de Manu y Duncan. Leonard también terminó por redondear una labor de alto vuelo y Golden State no encontró respuestas para frenar la ofensiva de los Spurs. Solo algunos puntos alejados de Speights y la constancia de Thompson evitaron que la diferencia sea más amplia.

Así, con un final de autoridad categórico, San Antonio concluyó el juego con un gran 113-100 que pone su marca de temporada en plano positivo, con récord de 4-3 y logrando su segundo éxito al hilo si tenemos en cuenta que durante la noche del lunes habían derrotado a Los Angeles Clippers (89-85).

Planilla del partido.

Lucas Leiva / [email protected]
Twitter: @lucassleiva
Twitter: @basquetplus

 

Compartir

 



X