Crisis por Coronavirus

La angustiante situación de Germán Sciutto, varado en Italia

15:06 27/03/2020 | En estos momentos, el ex-San Isidro está a la espera de que la situación por la pandemia se normalice y el estado libere nuevamente las fronteras para poder volver.

Germán Sciutto es jugador del Osimo de la tercera división de Italia

La crisis por el Coronavirus porvocó el cierre de las fronteras en Argentina y con esta medida todavía hay muchos argentinos que siguen varados a la espera de poder volver. Uno de ellos es Germán Sciutto, jugador del Osimo de la tercera división de Italia, con quien dialogamos y nos contó acerca de cómo es su situación actual, cómo está llevando estos días alejado de su familia y aconsejó a la gente del país sobre qué hacer y qué no.

- Contame un poco cómo es tu situación actual ¿Dónde estabas jugando, cuándo quisiste volverte y qué pasó?

. Estaba en funciones en el Osimo. La situación actual es que se terminó el contrato, me dijeron que la situación no iba para más porque se iba a suspender el campeonato, me preguntaron qué quería hacer y dije que quería volver y me sacaron pasaje para este jueves, los únicos pasajes que había, no había más porque estaban agotados y ninguna otra aerolínea daba pasajes porque la Argentina no dejaba entrar gente. Y justo encontré una aerolínea con pasajes de Etiopía. Tenía un vuelo de Roma a Etiopía y de ahí pasaba por Brasil, bajaba gente y seguía para Argentina. Imaginate que para ir a Roma tuve que salir el miércoles, porque ayer no había trenes, y para llegar muchos controles, muchos, llegué y me dijeron que pegue la vuelta porque no salía. Me dijeron que tenía lo opción de ir a Etiopía, tomar el riesgo, y después ahí veía si no salía el avión me quedaba ahí o volvía a Roma, y si no bueno, veía la situación que quedaba ahí, si me dejaban en Brasil, no sé. Entonces, al ver que no había informaciones claras me tuve que volver porque dijeron que Argentina había cerrado todos los aeropuertos y que no entraba más nadie. Me volví a la ciudad donde estaba pero todo sin contrato, todo un tema lo del alquiler porque estoy con un argentino (Gianni Dubois), jugamos juntos y está conmigo en el departamento pero es una situación muy complicada porque estamos con incertidumbre de lo que va a pasar. Uno quería volver, no es que era un vuelo que nos mandó el gobierno para venirnos a buscar, es increíble que de un momento a otro no pueda entrar, entiendo las medidas del Presidente y todo lo que están haciendo para que el virus no ingrese pero hace 20 días estoy encerrado, me hicieron salir para Roma y ahora tengo que rogar que no haya pasado nada allá, espero que no porque estábamos protegidos, pero es una situación rara porque ya te hacés la cabeza que vas a volver y hacer la cuarentena allá aunque ya sé que no iba a poder ver a mi familia pero ya me habían preparado mi casa para estar en un lugar cerrado y asistirme con la comida y estar ahí, no teniendo contacto con mi familia pero sí aislándome de mi familia. Ahora me preguntan acá hasta cuándo me voy a quedar, toda una situación y no tengo respuestas que tampoco las tengo de parte ni del canciller acá en Italia entonces es todo un tema.

- Sé que es difícil contestar, pero ¿qué pensar hacer?

. La verdad que sí es complicado, porque es incertidumbre constantemente qué hacer. Por lo pronto creo que lo primero es tomar un poco de calma y pensar para no hacer las cosas mal. Estoy a full con el canciller y algunos dirigentes de acá para que llamen a la compañía, viendo desde Argentina mi mujer llamando al aeropuerto para saber cómo está la situación, llamando día a día para ver en qué momento se puede pasar todo esto. Por ahora espero acá en Osimo, no me puedo mover mucho porque estamos en cuarentena. No hay movimiento en las calles, cero, y no hay muchas opciones. Sí hay que tomar una determinación en el sentido de saber cuándo está abierto el aeropuerto y poder volver. Yo estoy bien, sin síntomas, hace 18-20 días que estoy adentro y estoy bien. Toqué el aeropuerto que tampoco había gente, pero lo primero es eso, pensar un poco y bajar los decibeles porque la desesperación y angustia que te agarran cuando querés volver al país es muy grande pero bueno, hay que pensar bien.

-¿Cómo fue el día a día en esta dos últimas semanas? Porque Italia fue de alguna manera el país donde explotó la pandemia y se tomó consciencia de que esto era serio e involucraba a todo el mundo. ¿Tenés miedo, angustia, esperanza?

. El día a día es complicado porque se te acaban las ideas y las cosas por más que uno quiera ver, leer, escribir y jugar a algo, y no tengo play, estoy con el celular y llega un momento que cansa un poco. Pero tampoco me quejo mal, no es que estoy enfermo o me falta algo de vida. Es complicado, muy complicado, porque la única manera de salir acá es para ir al supermercado, tenés que salir muy precavido porque entrás y el otro te mira con cara de asco o de que no sabe si tenés el virus, es muy complejo. Yo salgo poco y nada, una vez cada cuatro días para ir al súper, acá se tornó un poco un desastre y bastante grande por los contagios, muchas muertes, crece día a día, no baja y te preguntás por qué no baja. Y mirás televisión y no baja porque la gente que se murió tenía otros síntomas y porque no ha respiradores, no da a vasto el hospital, ahora están diciendo que el que tiene el virus se tiene que encerrar en la casa, quedarse ahí y curarse solo, a ese punto llegó, está todo muy paralizado. No tengo miedo porque sé dónde estoy, cómo me higienizo, sé todos mis movimientos. Limpio constantemente la casa, ahora más que nunca porque hay que estar atentos. No me psicopateo tampoco, trato de vivir tranquilo, me angustia a lo mejor no poder ver a mi familia, eso sí me pone mal, ver a mi hija que me quiere abrazar, es fuerte, entonces me toca ahí. Esperaremos 15, 20 días o lo que haga falta, pero a veces pagamos el pato por culpa de gente incoherente, que no es educada, que viaja con el síntoma y cuando llega en vez de ir a donde tiene que ir no hace la cuarentena, entonces da bronca. Más que nada cerraron el país por eso motivo, porque la gente no se encerraba, veo que tampoco pueden encontrar a los que tienen que estar adentro. Eso me angustia más que todo. Estoy tranquilo porque tomo las medidas que tengo que tomar acá y no salgo.

-¿Qué sacás de positivo de todo esto? Pareciera una película de ciencia ficción. Hasta un mensaje. No sé si lo estás hablando con tu familia en Argentina (¿quiénes están acá y dónde de tu familia?)

. De positivo de esto saco que mi familia está bien, yo también y no tenemos síntomas de nada porque estuvieron acá hasta el 2 de marzo, positivo eso, no hay otra cosa. Fue un buen año pero lamentablemente se termina y nada más que eso. La gente acá en Italia es respetuosa, educada, pero lo demás no puedo creer que me dicen que está cerrado el aeropuerto y está entrando gente de Perú repatriada, esas cosas me dan bronca. Creo que en su momento, cuando acá pasaba algo grave, que decían que tenías que quedarte en tu casa le contaba a mis amigos que era de película. Si te ponés a ver esas que afuera está el virus y te tenés que quedar adentro para no contagiarte realmente siento que estoy viviendo eso a full. También hay algo muy positivo que es que la mayoría de la gente lo está cumpliendo, la minoría no y es la que te destruye el país, acá, en Brasil o donde sea. Te das cuenta en estos días o meses cuál es la gente civilizada y la que no, y esto no tiene que ver con tener plata o mucha cultura o no, acá estoy hablando de gente que sabés cuál es civilizada. El día de mañana vas a poder ver gente que se quedó adentro y quién no. Ese también es un mensaje que salió en su momento. Mi familia, mis dos hijos están en San Francisco con mi señora, estuvieron haciendo la cuarentena allá y están cumpliendo, cuando yo iba a llegar al país de alguna forma iba a tratar de llegar a San Francisco, no me iban a ir a buscar, de alguna forma yo iba a llegar y me tenían un lugar para que yo me quede en cuarentena yo solo, no que ellos tuvieran contacto conmigo, entonces un poco es eso. Hay que cuidarse, tener responsabilidades, hay que asumirlas, no hay que ser irresponsables y hay que tratar de que esto pase lo más rápido posible y la única forma es con educación y cuidándose.

- Última. ¿Qué ves que pasó en Italia para no repetir acá, que todavía está la pandemia en números controlados?

. Lo que yo vi en Argentina muy bueno es que actuaron rápido, y lo que hicieron fue sin dudarlo. Cerrar colegios y todo lo que sea gente en masa, restaurantes, cines, acá esos lugares los cerraron pero volvieron a abrir a los cuatro días y cerraron cinco días después. En Argentina hicieron bastante rápido. Lo que no tiene que hacer la gente es salir, veo mucha gente saliendo, mucho contacto. Estoy viendo por Twitter videos de gente y otros lados que el mismo gobierno del lugar, no digo que el presidente, pero ciudades que daban fruta y verdura a la gente e iban como animales a buscar eso. No está bien eso, está mal. Ni los gobernadores toman consciencia de nada. Acá no hay que el que tiene dinero piensa más que el que no tiene, no, acá se quedan todos en casa. Y si hay ayuda tiene que ser civilizadamente, es difícil, pero tiene que ser así. Tienen que explicar cómo tiene que ser, si explicás la gente entiende, pero tiene que ser civilizadamente y con responsabilidad, hay que explicar bien, nada más. Va a haber muchos infectados en Argentina por la forma que están tratando a la gente que no tien recursos para comer, la están tratando mal, entonces ahi va a haber el gran potencial de infectados. Que después la gente que tiene adquisición para alimentarse, no tiene cabeza y se va a la costa o se junta, eso es otro tema, pero igual tiene que no salir la gente. La policía tiene que salir más a la calle y hacer más controles y la gente tiene que seguir denunciando a los que están en la calle para que vaya la policía y les haga una multa. Cuando les hacés multas abultadas y grandes, vas a ver que no se mueven más, hay que ser duros, si no es imposible, pero no tiene que salir más a la calle la gente .Es el error más grande que salgan a dar vueltas o haciendo cosas que no tienen que hacer en la calle.

 

Fabián García | [email protected]

En Twitter: @basquetplus

 

Compartir

 



X