NBA 2014/15

"Es una gran ilusión entrenar a Manu, el éxito no lo cambió"

00:08 17/11/2014 | Ettore Messina, asistente de SAS, se reencontró con Ginóbili esta temporada tras convivir hace más de diez años en la Kinder Bolonia. Puros elogios del italiano.

Sin dudas que Ettore Messina ha sido una de las personas más influyentes en la carrera deportiva de Manu Ginóbili. El ahora asistente de San Antonio Spurs se reencontró con el argentino esta temporada, después de haberlo dirigido en su paso por la Kinder Bolonia durante el periodo 2000-2002, y ambos dejaron en claro el mutuo afecto y respeto que se tienen.

"Es una alegría y una satisfacción el poder compartir con Ettore después de tanto tiempo un campeonato, un día a día de una manera distinta a cuando lo hacíamos cuando yo era un niño. Nos comunicamos mucho, hablamos tanto del juego como de otras cosas. La verdad que le tengo un gran aprecio y siempre es bueno tener a gente que aprecias alrededor tuya", confesó Manu sobre Messina, el pasado viernes tras la victoria de los Spurs ante Los Angeles Lakers.

Por su parte, Messina también habló respecto a este reencuentro con Manu, destacando el privilegio que le significa volver a entrenarlo y la tremenda proyección que tuvo el argentino desde su etapa en Kinder Bolonia a la consagración como una de las grandes figuras de la NBA en la actualidad.

"Para mí es una gran ilusión porque tuve la suerte de entrenarlo durante dos temporadas y la mala suerte de tenerlo sólo dos temporadas porque se marchó para venir aquí. Personalmente, nunca dudé que pudiera conseguir un papel, un rol tan importante. La verdad es que hizo más de lo que yo pensé al momento. Yo pensaba que iba a ser un buen jugador de NBA, pero ahora va a ser un Hall of Fame. Lo más ilusionante es compartir tiempo con él en uno de los momentos finales de su trayectoria", afirmó el italiano.

Messina y Ginóbili coincidieron en el Kinder Bolonia desde el año 2000 al 2002. Los Spurs ya habían drafteado al escolta unos meses antes y estaban esperando a que el argentino explotara sus habilidades en Europa antes de incorporarle al equipo. Junto a Messina, Manu ganó una Euroliga (2001, en la que además fue Jugador Más Valioso de la final) y dos ligas de Italia (2001 y 2002). El argentino brilló en aquella etapa previa al gran salto de jugar en la NBA.

Han pasado 14 años desde que Ginóbili dio sus primeros pasos como profesional de la mano de un Messina consolidado en el baloncesto europeo. Según el coach, su alumno sigue guardando muchas de las virtudes de la personalidad que tenía en aquella época, en términos deportivos afirmó que su evolución ha sido más que significativa.

"Tiene una confianza, una experiencia, un conocimiento del juego. Pop lo ha subido muchísimo. Ahora le cuesta un poco más recuperarse partido a partido. Su sabiduría de juego, su visión de juego, sobre todo ese pase cuando él bota a un lado y busca al hombre en la esquina completamente contraria, esas son cosas que valen", destacó Messina.

"Manu es un gran jugador de banquillo porque sabe perfectamente que en el momento en que se decide el partido él está en la cancha", agregó el entrenador italiano. "Él, que es una persona muy inteligente, ha entendido que esta era la manera para que el equipo pudiera ser incluso más fuerte y tener un segundo quinteto que cuando juega marca una diferencia importante. Esta es la razón por la que ellos ganaron el año pasado", afirmó.

Para finalizar, Messina destacó la pasión inagotable del bahiense, subrayando que el gran éxito logrado en su carrera no cambió su personalidad y destacando también su faceta como persona. "Tiene la misma ilusión por el baloncesto que tenía cuando era más joven. El éxito no lo ha cambiado para nada, es una fantástica persona, un muy buen padre, un muy buen compañero. Sus padres tienen que estar muy orgullosos de él".

 

Fuente: 
Básquet Plus - ESPN

Compartir

 



X