Liga Nacional

El partido en el que los Ginóbili se robaron el show

16:44 03/04/2020 | Jugaron Deportivo Roca y Estudiantes de Bahía Blanca. Los rionegrinos ganaron 114-110. Los tres hermanos anotaron el 33% de todos los puntos.

Sebastián, Emanuel y Leandro en Roca y Estudiantes (Foto: La Nueva)

Se enfrentaban Deportivo Roca y Estudiantes de Bahía Blanca un 3 de noviembre de 1996. Pudo haber sido un partido normal, pero para nada lo fue. Se disputaban el trono familiar tres hermanos divididos por una competencia. De un lado estaban Sebastián y Leandro y del otro Emanuel. Todos pertenecen al clan Ginóbili y lo que ocurrió en aquel partido fue majestuoso. A ningún integrante del trío le gustaba perder y mucho menos al más pequeño, que ya estaba acostumbrado a batallar con los dos más grandes. 

Leandro y Sebastián se encontraban del lado de los rionegrinos y Emanuel del lado de los bahienses. La experiencia de los primeros, junto con la del equipo que era dirigido por Sergio Hernández, fue clave y el partido comenzó a decantarse a favor de ellos, hasta que lograron sacar 16 puntos de ventaja en el tercer cuarto. Pero todo cambió cuando Manu empezó a sentirse cómodo y, saliendo desde el banco, lideró la remontada de Estudiantes, que le permitió llegar al final pisándole los talones a los locales. 

Finalmente, en el último cuarto Deportivo Roca logró leer mejor el encuentro y lo cerró mejor, a partir de un buen pasaje en ambos costados de la cancha. El resultado final fue 114-110 para los rionegrinos y quizás fue un encuentro más para muchos, pero no para los Ginóbili. Entre los tres convirtieron el 33% de los 224 de los puntos totales de ambos conjuntos. Leandro consiguió 28, Sebastián 26 y Manu 20. 

Un enfrentamiento monumental, entre tres hermanos a los que no les gustaba perder ni a las cartas. Batallaron, lucharon y deleitaron a todos aquellos que presenciaron aquel partido. Leandro, Sebastián y Emanuel, las tres marías, el trío galleta. Dándolo todo, sin guardarse nada. ¿En la revancha? Ganó el más chico (111-105). Ley suprema.

 

Compartir

 



X