NBA 2014/15

Con un gran Ginóbili, San Antonio derrotó a Clippers

01:22 23/12/2014 | Los Spurs se recuperaron de sus cuatro caídas consecutivas, venciendo a los de Rivers por 125 a 118. Clase magistral de Manu (19 pts, 10 asis).

Manu fue figura ante los Clippers.

Desde el vamos se pudo ver la importancia de este partido para Popovich, quien sin especular con los cuidados físicos, incluyó en el quinteto inicial a Tony Parker y a Tiago Splitter, en un claro mensaje para sus jugadores: la mentalidad de San Antonio a la hora de encarar este juego, era la misma que si fuera uno de postemporada. Y los jugadores respondieron de manera acorde.

El comienzo del partido, sin embargo, le correspondió a Los Angeles, con un inicio criminal de JJ Redick, quien con tres triples y 13 puntos en los primeros seis minutos del encuentro, puso las primeras distancias importantes de la noche en favor de la visita. Chris Paul se sumó con un triple y la diferencia llegó a una máxima de ocho (22-14).

Cuando la impaciencia comenzaba a apoderarse de los fanáticos Spurs, la historia cambió. La defensa empezó a cerrarse y con un par de anotaciones de Tim Duncan y un excelente ingreso desde el banco de Manu Ginóbili, con siete puntos casi consecutivos, los de Popovich pasaron al frente por 25 a 24. Ambos conjuntos siguieron con altísimos porcentajes durante todo el parcial y la paridad recién se quebró en la última jugada, cuando Boris Diaw puso el marcador 35 a 33 en su favor, con un doble largo sobre la bocina.

Si el primer cuarto fue bueno para los texanos, el segundo fue un real espectáculo. La fiesta la abrió Marco Belinelli con un par de triples que le dieron separación a su equipo en el resultado, pero lejos estuvo de quedarse ahí. San Antonio encontró espacios enormes en la defensa rival y además, mostró una eficacia inusual que lo llevó a encestar 24 de sus primeros 30 intentos al aro.

Tony Parker no parecía sentir en lo más mínimo las semanas de ausencia por lesión; Boris Diaw estaba agresivo y perfecto de cancha, mientras que Manu Ginóbili hacía de todo, contribuyendo con puntos, rebotes, defensa y asistencias. Justamente una flotadora del propio bahiense, con apenas una décima de segundo en el reloj selló el 72-60 con el cual el último campeón entró a los vestuarios.

Los Spurs tomaron las cosas donde las dejaron en los primeros minutos del tercer período, estirando la distancia con triples de Danny Green y Kyle Anderson. Igualmente, los Clippers no se terminaron de ir nunca del partido, ya que aunque su defensa estaba muy baja, en ataque encontraban algunas situaciones otorgadas por su precisión, pero también por desconcentraciones de los locales.

Con varias penetraciones de Chris Paul con posteriores descargas para Blake Griffin y DeAndre Jordan, más triples del propio base y de Jamal Crawford, Los Angeles fue descontando paulatinamente la diferencia, hasta terminar el cuarto con un mucho más manejable 95-90, que dejaba todo abierto para el cierre.

La tendencia se mantuvo en el inicio de los últimos doce, cuando un nuevo triple de Crawford acompañado por otro de Jordan Farmar igualaron el marcador en 102, reviviendo los fantasmas de los últimos partidos de los dirigidos por Popovich.

Sin embargo, esta vez los Spurs estaban determinados a no dejar que se les escape la victoria, especialmente un Manu Ginóbili que empezó a repartir asistencias una tras otra, encontrando primero a Danny Green para un triple y luego a Tiago Splitter y Tim Duncan debajo del aro, para devolverle a su equipo ventaja de ocho (112-104). Un nuevo pase de Manu, esta vez de lujo sin mirar, para Green, certero desde la esquina para tres nuevos tantos, comenzó a definir la historia (115-106).

Los Clippers tuvieron un último empuje pero nunca llegó a nada serio y con un par de dobles de Tim Duncan, para redondear una actuación fantastica del Big 3, San Antonio se terminó quedando con una necesaria victoria por 125 a 118.

Como era de esperar, las figuras de los Spurs sacaron la cara ante esta complicada situación que le tocó vivir en las últimas semanas al conjunto de Texas: Tony Parker fue el goleador con 26, Tim Duncan lo siguió con 21 y 12 rebotes, mientras que Manu Ginóbili terminó con 19 puntos y 10 asistencias. Como si esto fuera poco, Boris Diaw contribuyó desde el banco con 23 unidades, dentro de un equipo que lanzó un excepcional 64% de campo. En los Clippers de poco sirvieron los 25 de Paul, 22 de Griffin o 21 de Redick.

De esta manera, San Antonio se saca la espina de lo que era una racha de cuatro derrotas seguidas y gana algo de aire, no tanto por el resultado, sino por dar una muestra de vigencia y de que el potencial de la 2013/2014 sigue ahí. El campeón no se fue a ningún lado.

Manu Ginóbili: 19 puntos, 10 asistencias, 2 rebotes, 3 pérdidas, 5-6 en dobles, 2-5 en triples y 3-4 en libres durante 27 minutos de juego.

 

Juan Estévez
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir

 



X