Internacional

Básquet Plus con Luca Vildoza: "Estaba ansioso por renovar con Baskonia"

18:21 14/03/2019 | Tras su renovación con el Baskonia hasta el 2024, charlamos con el base marplatense en la temporada en la que produjo su explosión.

Luca con Sam, su Setter

Además del placer que da ver jugar a Luca Vildoza, que su mascota sea un Setter irlandés (Sam, para más datos), nos genera un vínculo extra (un Setter es nuestro logo). Sin embargo, salteamos el tema para meternos en una charla profunda con el base que, en esta 2018/19, ha dado un salto cualitativo en su rendimiento y se perfila como uno de los grandes proyectos (o realidades) para los próximos años.

- Nos mataste con lo del Setter...
. Hace casi dos años que lo tengo, desde apenas nacido. Sabía que el logo de ustedes era un Setter también. Pensé que sabías que lo tenía. Se llama Sam. 

-¿Cómo se terminó dando la renovación por 5 años? ¿Tenías ganas vos, te lo ofreció el club?
. Empezó cuando Claudio Villanueva (su agente), me llamó y me dijo que iba a tener una reunión con los directivos previo a la Copa del Rey. Estuvimos negociando ver cómo seguía el contrato, llegamos a un acuerdo y de ambas partes quedamos contentos. 

- El Baskonia siempre se caracterizó por ese tipo de acuerdos largos, sobre todo con argentinos, y en general le salió bien. De todos modos, ¿lo esperabas o era pronto para conseguir una renovación tan larga?
. Sinceramente estaba medio ansioso, nervioso. No lo expresaba, pero este podría haber sido mi último año, porque la opción de los próximos dos la tenía el club. En el momento que ellos me ofrecieron renovar por tantos años me quedé tranquilo. Estoy en un lugar que me gusta a mí, a mi novia, a mi familia. Eso es lo principal para estar bien, desarrollarme bien y jugar. 

- Un pajarito me dijo que cuando se dio la charla sobre el contrato, te dijeron qué pasaba si surgía la NBA y vos dijiste 'no estoy para la NBA todavía'. 
. Je, me imagino quién fue el pajarito. La verdad es que no me siento preparado para ir a la NBA. Quizá podría ir, pero no me gustaría volverme con las manos vacías. Si alguna vez se da, no querría volver. Me gustaría ir siendo un jugador más hecho, con un nombre más sólido en el ambiente del básquet. 

- En los últimos meses, muchos, pero algunos muy importantes, como Chapu Nocioni, dijeron que sos el próximo argentino en la NBA pronto. ¿Te estás llevando bien con todas estas cosas que se están empezando a decir de vos, ya fuera de la Argentina?
. Es reloco. Que opinen eso. Hace tiempo que escucho cosas, pero que lo diga alguien como Chapu, o gente que sabe de básquet y conoce, me pone muy contento. Si se da la oportunidad en algún momento, no voy a dudar en dar el paso a ese nivel. Es el sueño de todo chico, pero no tengo que dejar de lado que estoy en uno de los clubes más grandes de Europa, que todos los años pelea por títulos. Disfruto cada día acá. 

- Sos un buen ejemplo para explicar lo que es Baskonia. Un club que buena parte de su historia grande la consiguió con argentinos destacadísimos en su plantel, pero que al mismo tiempo está en un mercado chico, con menos presupuesto, en una ciudad pequeña, donde se respira básquet. Una especie de Bahía Blanca española. Y a pesar de todo eso, siempre está ahí. Peleando. Como que, aunque sea en desventaja en muchos aspectos, para jugar al básquet es el mejor lugar del mundo. 
. Sin dudas. Pusiste un buen ejemplo. No está entre los presupuestos más altos de Europa pero siempre está ahí. Siempre trae jugadores de equipo, de rol, que se acoplan bien a la filosofía del club y del entrenador. Y lo que te permite competir y jugarle a todos de igual a igual es el tipo de entrenamiento que tenemos. Son muy duros, y luego en la cancha nos sentimos muy cómodos. Eso te hace mejorar y estar más unido como equipo.

-¿Y este año ya estás más canchero con el tema de sobrellevar el cambio de entrenador y las lesiones?
. Obviamente me dolió cuando se fue Pedro (Martínez), sabiendo que fue él el que me hizo jugar en Euroliga y en la ACB de titular. Nadie se lo imaginaba y siempre le estaré agradecido. Ahora llegó Perasovic y quizá me siento un poco más suelto, porque empecé bastante atado, quizá porque no la metía o no me salían bien las cosas. No se si fue por el cambio de entrenador o por el correr de los días y entrenamientos, ahora me siento muy cómodo y estable. 

- Pedro es estricto, pero Perasovic hasta quizá es más. Y por lo que se ve, sobre todo por TV, te demuestra una gran confianza. 
. Sí, cuando llegó él empecé más partidos de titular y quizá eso me dio confianza para que pueda hacer lo que hago mejor, pero no dejo de lado que Pedro también me daba confianza, a su manera. Cada entrenador tiene sus formas. 

- Cada vez que te veo jugar, inevitablemente pienso que el año pasado me mentiste cuando me dijiste que no podías jugar más de cinco minutos intensos seguidos. 
. Je, bueno, en ese momento no podía. Sentía que si jugaba más de 7/8 minutos seguidos iba a cometer muchos errores. Al pasar el tiempo, las prácticas intensas me hicieron ver que podía jugar más minutos al máximo nivel. Y en los últimos partidos lo vengo demostrando. Antes me costaba mucho. Me cansaba mucho, tiraba mal, hacía pases inexplicables. Ahora me estoy sintiendo muy bien, sobre todo físicamente. 

- Ese es probablemente tu cambio más grande.
. Sí, me siento muy bien físicamente. Más allá de no haber tenido lesiones, es el gran cambio. Mantenerme dos o tres años al máximo nivel, siguiendo la dieta habitual, crecí mucho en lo físico. 

- Faltan 5 partidos de Euroliga y es una carnicería para definir los dos puestos que faltan entre 6 equipos para los playoffs. El calendario de ustedes viene siendo bueno, relativamente favorable, con chances de meterse entre los 8. ¿La Final Four es un sueño lejano, ni piensan en eso y qué se tendría que dar para vos para clasificarse? ¿Qué equipo de arriba les encaja mejor?
. Creo que los cuatro top, o cinco con Barcelona, son muy difíciles. También sabemos que el calendario después del juego de mañana contra Buducnost es muy difícil, porque vamos a Panathinaikos y recibimos al Madrid y al Efes, que están bien arriba. Queremos sacar buenos resultados ahí para poder asegurarnos un puesto entre los 8. Si se da, el equipo que nos toque será igual, porque tendremos que jugar al máximo nivel para tener chances. 

-¿Hay mucha ansiedad en la ciudad por la F4?
. Yo no tengo ansiedad. Obviamente me encantaría jugar y vivir una F4. Debe ser increíble estar ahí, con público de todos los países, los turcos, los griegos, los que participen. Pero creo que todavía está lejos eso. Primero tenemos que clasificarnos para los playoffs. 

- En poco menos de 48 horas es el sorteo del Mundial. Si me decís que no te pasa nada por la cabeza no te creo. 
. Jejeje. Estoy contento por volver a poner a Argentina entre los más grandes. Nunca jugué un Mundial y quizá este sea el primero. Estaré atento al sorteo, a ver si nos tocan rivales mejores o peores, aunque todos van a ser duros. Será una manera de empezar a palpitar el Mundial. 

- Vos no estuviste cuando en La Rioja, Scola tiró la frase de que esta situación le recordaba a la previa de Indianápolis 2002. ¿Pegó en ustedes eso o solamente rebotó en Argentina?
. Creo que pegó más en Argentina. Sabemos cómo es Luis declarando. Si dijo eso es por algo. Cuando habla, aunque no es quizá muy expresivo, siempre dice cosas clave. Sabemos que él va a estar así que vamos a ir todos detrás suyo para luchar por estar entre los mejores del Mundial. 

- Otra cosa de la que se habla mucho en Argentina hoy es esta sintonía que existe al más alto nivel de Campazzo, vos y Laprovittola. No hay forma de no entusiasmarse. 
. Principalmente ellos dos están en un nivel de su carrera tremendo. Facu se hizo dueño de un Madrid que pelea por grandes cosas en Europa y Nico está haciendo una temporada increíble. Llevó al Joventut a las semis de la Copa del Rey y ahora pelea por estar entre los mejores de la ACB. Por el presente que están pasando ellos, como yo también, me alegro. Y no hay que olvidar a otros, como Nico Brussino, que volvió a tener la confianza que necesitaba. También Nico Richotti, Lucio (Redivo), Marcos Delía, Gaby Deck. Hay muchos jugadores argentinos que están acá con confianza y eso es una esperanza para estar bien también en el Mundial. 

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.