Serie A 2019/20

Básquet Plus con Delía: “Fue importante hacer nuestro juego, sin miedo”

10:49 14/10/2019 | Charlamos un largo rato con el pivote de la selección sobre lo que dejó el Mundial, su breve paso por México, su fichaje en la Virtus y el desafío de Tokio 2020.

El próximo desafío de la selección será Tokio 2020 (Foto: FIBA)

Marcos Delía tuvo semanas de emociones fuertes. Fue una pieza clave en el subcameponato del mundo que logró Argentina, tuvo una breve experiencia en la Liga de México y llegó a la Virtus Bologna para ser dirigido por Djordjevic y compartir equipo con Teodosic. De todo esto dialogamos con él.

-Resumime estos últimos 20 días de tu vida.
. Muy, muy movidos. Si incluimos el Mundial mucho más. Yo tenía el contrato en México con la cláusula de salida libre a Europa, sabía que era una posibilidad, pero había recibido ofertas y ninguna me había terminado de convencer. Cuando se dio la posibilidad de la Virtus no dudé en tomarla.

-¿Las ofertas que habías recibido fueron posteriores o antes del Mundial?
. Algunas antes, otras durante el Mundial. Pero no me terminaban de cerrar y decidí esperar, fue una jugada arriesgada pero salió bien.

-Cuando fichás en México, ¿realmente pensaste que podías jugar la temporada allá?
. Yo fiché durante los Panamericanos y digamos que tenía en claro que si hacía un buen Mundial y un buen torneo, yo ya había jugado 3 años en España y me conocían. Entonces iban a aparecer cosas. Como te decía, fue una jugada arriesgada pero salió bien.

-En el momento de fichar por Fuerza Regia, ¿pensaste que no había sido una buena decisión la de irte de Murcia a Joventud o a la larga hubiese sido todo igual?
. Digamos que con el diario del lunes es fácil. La decisión de irme de Murcia la tomé en frío y por un montón de razones, que si vuelvo el tiempo atrás lo volvería a hacer. Tal vez si hubiera terminado la temporada en Murcia hubiera seguido en la misma situación no podría haber dado un pasito adelante. Yéndome a Juventud me moví, estuve en otro equipo y salí de la zona de confort.

-¿Cuánto creés que tuvo que ver el Mundial con que te convoque un equipo como Virtus?
. Muchísimo, sin dudas. Lo vio todo el mundo al Mundial. Hicimos un trabajo tremendo como equipo, muy sólidos y sin dudas que fue importantísimo para que la Virtus se interese en mi contratación.

-Fue también por haber jugado un gran partido ante el entrenador de tu nuevo equipo.
. Seguro, lo primero que me dijo (Djordjevic) fue: “Cómo nos ganaron”. Nos felicitó, nos dijo que lo hicimos con méritos, jugando mejor que ellos. Estoy contento de poder estar acá y poder tener un entrenador del calibre de él.

-¿Caíste un poquito ya de lo que hicieron en China?
. Un poco sí, de a poco. Como vos me arrancaste la nota hablándome de los últimos 20 días y cómo fueron, tuve poco tiempo. Recién ahora me estoy instalando en Bologna y se están calmando un poco las cosas. Ahora estoy viendo el gran torneo que hicimos, cómo la gente nos lo reconoce. En Italia lo siguieron muchísimo e hinchaban por nosotros. Es muy lindo. Siempre ser parte de un proceso que lograr dejar al deporte argentino tan alto se siente un orgullo y una gran alegría.

-Durante el Mundial, y sobre todo al ganarle a Serbia, un poco se reveló que ustedes se habían puesto como objetivo llegar a semifinales. Con una mano en el corazón, ¿era más una promesa de darse empuje o realmente sentían que podían meterse ahí?
. Un poco de las dos cosas. En la primera reunión que tuvimos antes de los Panamericanos se dijo eso, que teníamos que pensar en nosotros, en los Juegos Olímpicos y que para jugarlos teníamos que jugar semifinales. Eso lo dijo Luis y no lo decía porque era el objetivo, sino que porque creía que podíamos hacerlo. Creo que nos entró bastante. No fuimos al Mundial a ver qué pasaba. Fuimos con la idea de estar en semifinales, compitiendo con los mejores. Cuando Luis le dijo eso, Sergio mismo le decía “bueno, vamos a ver”. Scola creo que estuvo adelantado a todos en esa visión del equipo. Cuando vimos que estábamos compitiendo y ganando, nos contagiamos todos.

-De alguna manera, el que pone la convicción en el resto es Luis.
. Sí, en esa primera reunión en la que se habló del objetivo de jugar semifinales, él tomó la palabra. Digamos que sí, que él estuvo al frente con esa bandera.

-¿Qué fue lo que realmente pasó en el torneo? Sacaron de la cancha a dos candidatos como Francia y Serbia.
. La realidad es que fundamentalmente en las Ventanas, en los Panamericanos tuvimos algunos partidos incómodos, siempre sacamos de la cancha a los rivales. Siempre jugamos con un ritmo altísimo, con mucha intensidad. Lo veníamos haciendo con todos e hicimos lo mismo que hacíamos desde que empezaron las Ventanas. Nada más que ahora lo hicimos con Serbia y con Francia. Lo importante fue que hicimos nuestro juego y sin miedo, sin pensar en qué podía pasar al enfrentar equipos que podían ser de más calidad o más nombre. Jugamos como sabemos jugar y fue lo que nos permitió ganar.

-¿Llegaste a ver Indianapolis vos?
. No, tenía 10 años pero no tengo recuerdos. De Atenas sí tengo algo.

-¿Pero sabías la historia más o menos? Porque fue casi calcado con lo que hicieron.
. En líneas generales sí. Sí, fue parecido. Durante el Mundial leía a periodistas u otros jugadores y entrenadores que lo vivieron y decían lo mismo. Que veían cosas muy similares.

-Vuelvo al momento de ponerse el objetivo de las semifinales. Ustedes sabían que lo que habían hecho en las Ventanas los ilusionaba, pero no era replicable en el nivel mundial.
. Sí, nosotros les jugamos igual a Puerto Rico, México o Uruguay en las Ventanas, y también a Serbia. Con el mismo ritmo y agresividad. Sin miedo a equivocarnos. La realidad es que ves el Mundial y entre los equipos de América, Dominicana le ganó a Alemania, Puerto Rico se metió en la Segunda Fase, Brasil le ganó a Grecia. También hay que valorar las victorias que se consiguen en América porque son equipos que saben jugar y te complican siempre. Tiene un mérito vencer eso. Por ahí no tienen tanta talla, atletismo o nombre como los europeos, pero te juegan de una manera que es difícil de vencer.

-¿Se la subestimó un poquito a Argentina?
. ¿Quién?

-A partir de la llegada de cruces.
. No sé. A partir de cuartos de final, que si perdés quedás afuera o ganás y estás entre los 4 mejores, o mismo la semifinal, creo que nadie subestima a nadie. Es mi manera de verlo. Si en esa etapa se subestima me parecería una locura. En cruces, con la calidad que hay no creo que se subestime a un rival.

-¿Contra España qué creés que pasó?
. España nos tiró toda la experiencia encima. En ningún momento le encontramos la vuelta a la defensa ni al ataque. No encontramos cómo lastimarlos. Hay que sacarse el sombrero porque nos ganaron muy bien.

-¿Fue el único partido que jugaron nerviosos?
. No sé si nerviosos. Teníamos en la cabeza que era la final y por ahí nos jugó en contra. Creo que también hubo mérito de España, en su plantel, en el entrenador. Por algo son campeones del Mundo. Obviamente quedamos muy dolidos después de perder la final pero a las pocas horas empezamos a valorar lo que se hizo y a disfrutarlo también.

-¿Esto les pone alguna presión con el tema de Tokio?
. No, creo que es lo mismo que cuando este nuevo grupo empezó y nos preguntaban por la Generación Dorada. Nosotros siempre nos concentramos en nuestro trabajo, nos aislamos en eso y tratamos de jugar con nuestra idea. Superamos esa presión y se logró jugar una final. Ahora nos toca jugar un JJOO y vamos a ir con el mismo pensamiento. Vamos a prepararnos bien para llegar de la mejor manera y tratar de ganarle a todos.

-El otro día pensaba que más allá de la supuesta sorpresa que fueron ustedes en el Mundial, para ir a Tokio tenemos 8 jugadores en la Euroliga y vos en la EuroCup. Es un número que refleja que Argentina puede aspirar a estar en los primeros puestos del Mundo a partir de sus principales jugadores.
. Ojalá. La realidad es que un Juego Olímpico es durísimo. Son muchos menos equipos, mucho más alto el nivel y exigente cada partido. Pero nosotros aspiramos a estar entre los mejores. Hay un plantel con diferentes opciones, con experiencia en Europa, que conoce el juego y los jugadores. Obviamente vamos a ir con muchas expectativas, como vamos a todos los torneos.

-Aunque estés al lado de ellos hace mucho tiempo, ¿qué me decís de lo que hicieron Facu y Luis?
. Fue tremendo. Fueron los dos lideres tanto anímicamente como en el juego. El resto se apoyó muchísimo en ellos. Sabíamos que tenían una respuesta en los momentos difíciles, siempre daban la cara y absorbieron, mucha presión y mucho juego. Ellos elevaron el nivel de todo

-¿Estamos listos para jugar sin Luis ya?
. Es un jugador de una calidad tremenda. Si se mantiene como está ahora podría jugar hasta que tenga ganas. Pasó  lo mismo cuando se retiraron Manu, Chapu, Herrmann o Carlos. Cada uno que se retiraba generaba “¿cómo lo remplazamos?”. Se buscarán maneras, otras variantes. Esa es una gran cualidad de los entrenadores y jugadores argentinos, saber jugar de diferentes formas para lastimar a los rivales de muchas maneras.

-Saltaste de Lapro a Campazzo, y ahora Teodosic. Sos un tipo con suerte.
. Es tremendo en los entrenamientos y en los partidos. Ve todo como esos jugadores de ajedrez, va 10 jugadas adelantado y ve todo, es algo parecido.

-¿Ya tenés el modelo de lo que es Teodosic? ¿Lo pudiste descifrar?
. A él como jugador, mi idea siempre es darle la pelota. Por más que estés de espaldas tenés que esperar el pase porque lo encuentra siempre. Tiene una habilidad para eso y siempre encuentra la ventaja. Puede anotar, puede asistir, entra y cambia el partido.

-Es de esos tipos que son el centro de atención, ¿verdad?
. Sí, es un líder natural. Dentro y fuera de la cancha. Muy respetado. La gente lo ama y lo admira, en la cancha también es un líder.

-¿Tomaste conciencia de la historia de la Virtus? Como argentino supongo que querrás mantener el legado de Manu.
. Tiene una historia tremenda. Es un club con mucha antigüedad y títulos ganados en una ciudad que respira básquet. Esta Fortitudo y está divida en dos clubes la ciudad. La gente sigue muchísimo el básquet y a los dos equipos.

-Supogno que también tendrás contacto con Carlitos.
. Sí, me estuvo comentando y estuvimos charlando un poco.

-¿Tienen muchas expectativas? Es el regreso de la Virtus al primer plano.
. Sí las hay. Está apostando al presente y al futuro también, se armó una plantilla que con el entrenador, jugadores, cuerpo técnico, profes y kinesiólogos de primer nivel. Dispuesta a lograr grandes cosas y estar en unos años en Euroliga. Es un buen lugar para estar, una buena oportunidad. Con ambición y exigencias.

-No sé cuantos años tenés de contrato, pero el año que viene van a jugar la Euroliga. Si no se clasifican, hay 3 invitaciones.
. Yo firmé 1+1, con una opción en el medio por parte del club y mía. Pero creo que es un lugar para estar y hermoso para vivir y jugar al básquet.

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquteplus

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.