Más Básquet

Ariel Scolari y una travesía por las vías argentinas para defender el ferrocarril

22:34 15/12/2018 | Adentrate en la nueva pasión de Scooby, una gloria de nuestro básquet: "Llevo conocidas unas 180 de las 550 estaciones del ferrocarril Roca".

Foto: Diario Río Negro

"He ido del básquet a las vías con un denominador común que es la pasión, esa misma que me llevó a jugar durante 36 años. Hoy esa misma pasión es la que me lleva a hacer estas locuras defendiendo el ferrocarril", expresó Ariel Scolari en el marco de una particular e interesante nota publicada por Diario Río Negro. Resulta que Scooby, junto con sus amigos Carmelo Haag y César Guillén, le puso la piel a una cruzada para concientizar sobre la importancia del ferrocarril para el crecimiento de la Argentina: entre el 22 de noviembre y el 6 de diciembre recorrió los 826 kilómetros que separan Viedma de Bariloche a bordo de una zorrita.

El viaje que contó con la autorización y el apoyo de Tren Patagónico y de muchos trabajadores del riel, no solamente fue una experiencia enriquecedora para quienes participaron de la travesía, sino que ellos también aportaron lo suyo en cada estación en la que pararon. Según informó el Diario Río Negro, fueron recibidos por autoridads y vecinos de cada pueblo y "dieron charlas en escuelas, entregaron ejemplares de la Constitución Nacional y banderas argentinas; a su vez Scolari dejó conceptos y enseñanzas sobre su exitosa carrera deportiva".

Scolari cuenta con el privilegio de ser el primer argentino no nacionalizado que jugó en la Liga ACB. Lo hizo en el mítico Juver Murcia, club que representó entre el '89 y el '91. Sus inicios fueron en Olimpo de Bahía Blanca, institución en la que debutó en Liga Nacional en la temporada 1985. Boca, Olimpia (Venado Tuerto), Roca, Peñarol, Estudiantes y la selección argentina también forman parte de su trayectoria profesional. Aunque, como él mismo manifestó, tras el retiro su pasió se reconvirtió.

"Soy un apasionado del ferrocarril. Este tipo de experiencias son enriquecedoras porque puedo contactarme con exferroviarios, con trabajadores en actividad y nutrirme de historias, anécdotas, vivencias, conocer cada vez más. Te llevás una visión de lo que es que hoy, un ápice de lo que alguna vez fue. Ojalá algún día podamos recuperarlos. Puede ser una utopía, porque hay estaciones que desaparecieron. Incluso hoy no tendrían sentido porque los pueblos que se formaron a su alrededor ya no ya están, pero sería muy importante poder tener un ferrocarril como alguna vez tuvimos. Nos servirían para descongestionar nuestras rutas", culminó Scooby, en Diario Río Negro.

 

Fuente: 
Rio Negro

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.