NBA 2019/20

Anthony Davis, el jugador que volvió del pasado para dominar el futuro

16:37 19/09/2020 | Domina la actualidad con armas de la antigüedad. La media distancia y el poste son dos de sus herramientas. No vive de los triples ni del Moneyball.

Davis en los Lakers (Foto: NBA)

Marty McFly y Jennifer Parker se encuentran de nuevo tras su viaje al pasado. Ella no sabe nada. La situación es un tanto alocada y la vesania se acrecienta aún más con la aparición del doctor Emmett Brown. Está en su máquina del tiempo y les pide por favor a ambos que vayan con él al futuro. Sus hijos corren peligro y solo ellos dos pueden ayudarlo.  

Sin vacilar, los dos jóvenes se subieron al inverosímil auto y viajaron al futuro. Entre ansiedad, nerviosismo y tensión, el DeLorean apareció en 2015, un 21 de octubre. Hill Valley es otra cosa, las patinetas flotan y las vestimentas son extravagantes. Hay sonrisas, alegría y una decoración de colores claros y limpios. 

En Volver al Futuro II, Doc y Marty regresaron a 1985, pero en este relato eso no ocurrió. Quedaron atrapados hasta el día de hoy. El segundo adquirió un gusto por los deportes y se enamoró de uno en especial: el básquet. Lamentablemente, McFly no está de acuerdo con la evolución que se produjo, en donde los triples y los puntos en la pintura monopolizaron el juego.  

Pero hay un jugador que le encanta porque no se deja llevar por el Moneyball, las estadísticas y demás parafernalias. Apuesta por los puntos en la pintura y la media distancia, sin importar el rival que tenga enfrente. Marty no puede volver al pasado, pero, en cada partido, este interno lo lleva de paseo a 1985 con su estilo. 

Se llama Anthony Davis y en los playoffs 2019/20 de la NBA está siendo fiel a su esencia, en un mundo que parece haberla perdido en todos los sentidos. En una liga que vive de la tercera dimensión, el interno mira al lado contrario. Por ejemplo, apenas anotó diez triples en estos playoffs... 

Su hábitat natural es la pintura y también castiga desde el mid-range. Hasta el momento lleva 31/63 en la media distancia, 17/34 en la pintura (fuera de la zona restringida) y 53/67 en la zona restringida. Solo falló dos volcadas de 33 y 15 de 26 fadeaways.

Tras finta de giro, orientándose para la línea de fondo, aprovechando a los rivales más bajos y liquidando desde sus zonas de confort, el de los Lakers derrumba el futuro, las actualizaciones y las cifras que indican que esos tiros no son productivos. El 64.3% de sus lanzamientos convertidos son de dos puntos (19.8% desde el mid-range) y el 9.6% de tres, a la vez que el 25.9% de sus tantos se producen desde la línea de los respiros profundos. 

¿Y la efectividad? No la pierde para nada, contrariamente a lo que indica el presente. Posee un true-shooting del 66.0% y un tiro de campo efectivo de 61.1% que le permiten ser el jugador con mayor rating de eficiencia en la historia de los playoffs (28.7), por encima de jugadores como Jordan (28.6) y LeBron (28.3).  

El tiempo pasa y Marty ya no quiere regresar. Lo que extrañaba del pasado lo compensa viendo a Davis. Allí encuentra consuelo, bienestar, lujo y comodidad. Sabe que el de Lakers no es como el resto y le encanta.  

Para qué ser igual a todos, se pregunta siempre McFly. Es mejor ser distinto, es mejor ser divergente, aunque, a veces, no le guste a la gente.   

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X