Informe

Alerta máxima por el coronavirus: peligran los Juegos Olímpicos

19:46 26/02/2020 | Tokio 2020 pasó esta semana a ser una auténtica incógnita a partir de la expansión de la enfermedad por todo el mundo. ¿Pueden cancelarse?

Lo que hace unas semanas era casi una temeridad (preguntar si podrían suspenderse los Juegos Olímpicos por el surgimiento del coronavirus en China), esta semana se convirtió en una amenaza real, que obligó al Comité Olímpico Internacional a dar la cara oficialmente por primera vez. 

"Tenemos como dos meses para tomar la decisión. Faltan muchas cosas en cuanto a seguridad, suministros de comida, la Villa Olímpica, los hoteles. El personal de los medios debe estar ahí para armar los estudios de televisión. Y si se llega a un punto que no es posible, no descarto la idea de considerar una cancelación'', dijo Dick Pound, miembro del COI, en una entrevista a la agencia AP. 

Las declaraciones de Pound, de alguna manera, sinceraron algo que todo el mundo se preguntaba cada día más al ver la expansión del virus no solamente a Japón, sino sobre todo a Europa, donde ya hay muertos en Italia y la epidemia se cruzó a España. En Italia, de hecho, se suspendieron todas las competencias del fin de semana próximo y habrá que ver cómo se organizan las competencias europeas (Euroliga, Eurocup, BCL) con los equipos italianos si la situación empeora o, como mínimo, no crece. 

Tras las declaraciones de Pound, rápidamente, salieron a hablar miembros del Comité Organizador, que mencionando a Pound dijeron que "explica muy bien que el COI sigue trabajando para iniciar con éxito los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a finales de julio”. 

De todos modos, lo que quedó claro es que ya no se puede tomar la situación como algo ajeno a los Juegos. Para tener una idea, ayer, en Japón, se decidió suspender por dos semanas tanto la Liga profesional de básquetbol como la de fútbol. Eso indica claramente que están con alerta naranja, cerca del rojo. Marzo, dicen en Japón, es el mes D, porque se espera que sea el del pico del coronavirus y, al mismo tiempo, el comienzo de la primavera en el hemisferio norte, momento en el cual debería empezar a bajar la enfermedad una vez alcanzada su máxima expansión.

Lo otro que Pound dijó claramente también fue que no hay chances de mudar los Juegos a otra ciudad y que difícilmente puedan ser postergados meses o un año, por todos los compromisos de los deportistas y también los convenios de TV y demás. 

La situación parece estar en el punto de definición. Si bien dos meses son mucho tiempo, para un torneo que debería empezar en cinco es nada. Se supone que el virus todavía no llegó a su pico y que merma en verano, pero eso, en China, es recién en junio, época a la que no se puede esperar para tomar una decisión. Cada día, de ahora en más, será vital para saber si el evento más importante que tiene el deporte, por primera vez debe cancelarse por un motivo que no sea una guerra mundial. 

 

 

 

 

 

Fuente: 
AP

Compartir

 



X