Balances 2018

2018, el año marcado por el retiro de Manu Ginóbili

09:24 31/12/2018 | Fue sin dudas el gran acontecimiento basquetbolístico del año: el más grande de nuestra historia, dijo adiós.

Manu dijo adiós

No hay dudas de que el gran acontecimiento del 2018, al menos dentro del básquet argentino, pasó por el retiro de Manu Ginóbili. Ese día inevitable, que se venía posponiendo año tras año, llegó finalmente un 27 de agosto, a pocos días de arrancar la pretemporada para la 2018/19. Y por más que todos sabíamos que era una chance concreta, la ilusión de seguir disfrutando de su juego dentro de las canchas era importante. Y el golpe también lo fue.

Quizá lo más positivo es que Manu dijo adiós en sus términos, sin lesiones y jugando en un gran nivel a los 40 años. El bahiense promedió 8,9 puntos en la 2017/18 y fue uno de los jugadores más regulares de unos disminuidos Spurs, que tuvieron que lidiar con el drama de Kawhi Leonard durante meses. Con el argentino como pieza clave, San Antonio se clasificó una vez más a los playoffs (Ginóbili estuvo en la postemporada en sus 15 campañas NBA), donde volvieron a ser eliminados por los campeones Golden State Warriors (1-4).

A partir de ahí empezó la especulación y la espera. Cada mensaje o imagen que publicaba Manu en las redes era puesta bajo la lupa y analizada, buscando algún indicio sobre lo que podía llegar a ser su decisión. Una práctica que terminó siendo absurda, claro está, porque ni siquiera el propio protagonista había definido su postura.

Mientras todavía se buscaba una pizca de esperanza, llegó la confirmación: primero el tuit de Manu anunciando su retiro e inmediatamente una repercusión explosiva, que soprendió hasta al propio Ginóbili. La respuesta del básquet nacional era esperada, pero lo que realmente impactó fue la reacción a nivel internacional, ya no solo dentro de la NBA, sino a nivel global deportivo.

Y es que no tendría sentido ligar el legado de Manu solamente a lo hecho con la 20 de los Spurs o con la 5 de la selección Argentina dentro de una cancha de básquet. Aún con todos sus logros y momentos memorables, Ginóbili trascendió camisetas, nacionalidades y hasta deportes, siendo uno de los íconos más grandes de los últimos 20 años. Por su juego, por sus títulos, pero sobre todo por esa cercanía al ideal del ejemplo que lo ha caracterizado durante toda su carrera.

Desde aquel 27 de agosto, ya nada fue igual para el básquet argentino. El más grande había dicho adiós, marcando definitivamente el final de una etapa gloriosa, que se terminó prolongando mucho más de lo esperado. Pronto sabremos lo que depara el 2019 y los años venideros, pero no hay dudas: el 2018 volvió a ser de Manu.

 

Juan Estévez / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.