Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
Selección Argentina

El "agua" que tomaban Nico Richotti y Chapu Nocioni en el Preolímpico 2015

20:52 05/03/2024 | Andrés Nocioni tuvo a Nicolás Richotti como compañero de habitación en el Preolímpico 2015 y contó la costumbre que tomaron desde el arranque de la concentración.

Nocioni, Richotti y una cábala llamativa en el Preolímpico (Foto: FIBA)

A Nico Richotti le rendirán homenaj el próximo 24 de marzo en Tenerife retirándole la camiseta 5, y quien lo felicitó en sus redes fue Andrés Nocioni, su compañero de habitación en el 2015.

Y sin dudarlo, Chapu lo destacó como "un gran compañero de habitación. Él se encargaba de todas las veces que llegaba de la cancha muerto, cansado, de ayudarme a estirar las piernas contra la pared, me daba un vasito de 'agua' y siempre me daba una fruta. Fueron 11 partidos en 13 días y fue brutal". Pero la palabra agua está entre comillas porque no lo era, como contó hace un tiempo.

La previa del Preolímpico 2015 estaba llena de dudas, al punto de que no muchos esperaban que la Selección Argentina clasificara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Sin embargo, el equipo hizo historia una vez más y dio el golpe, para llegar nuevamente a la cita olímpica. Y algo que ver en eso parece que tuvo que ver una cábala en la habitación de Andrés Nocioni y Nicolás Richotti.

En el podcast Hola Qué tal, realizado por Nico Laprovittola y Germán Beder, el histórico alero comenzó la anécdota, que arrancó a partir del recuerdo del base sobre que Nico Richotti le había contado que habían tomado whisky la noche previa a un entrenamiento: “Todo tiene una explicación, te voy a abrir mi corazón. Antes de México creía que no entrábamos ni en pedo a Río 2016, veía un equipo flojo, aunque después le metimos mucho compromiso y salió todo bien”.

En la previa del torneo, al Chapu le regalaron una botella de whisky: “Una noche estábamos hablando con Ezequiel Lamas y me regalaron una botella de whisky. Y él me dijo ‘después de los 30 años te va a gustar, vas a ver’, y a mí nunca me gustó, me parece una bebida nefasta. Esa noche probé un poquito y me fui a dormir. Empecé a tomar un poquito cada noche como una rutina”.

A su vez, la rutina unió a Richotti, su compañero de habitación: “Una noche, Nico Richotti, un compañero ejemplar y un genio, se me acercó con un vasito y me pidió probar un poco. Le di, después de un partido amistoso que habíamos jugado bastante bien, y quedó como una cábala. Era un chorrito antes de dormir, nada de exceso”.

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet