LNB

Martín Cuello, el pibe de Ramos que llegó a la selección

16:05 24/01/2021 | Uno de los jugadores que más se desarrolló las últimas temporadas en la Liga Nacional, surgió en Ramos y llegó a la selección en silencio. La historia de Martín Cuello.

Martín Cuello sueña con su Instituto (Foto: Liga Contenidos)

Arraigo, sentido de pertenencia, son cuestiones fundamentales para crecer, saber de donde venís te da una herramienta intangible para poder sortear barreras y seguir superando tus propios límites y para Martín Cuello, Ramos Mejía Lawn Tenis Club no es un club más, fue la piedra fundacional, la institución que lo marcó a fuego para que pueda disfrutar mejor de su presente, establecido como jugador de liga y la frutilla del postre fue la convocatoria para la selección nacional (Jugó cuatro partidos de eliminatorias con promedio de 5.3 puntos y 1.5 asistencias)

“Cuando me llamó el jefe de equipo para decirme que iba a estar en la selección me transpiré todo de nervios y ansiedad hasta el día del debut y después sí que lo pude disfrutar un poco más. Recibí muchas muestras de cariño de mi familia, de la gente que me rodea, de Ramos y también de mucha gente de los equipos por donde pasé que se pusieron igual de contentos que yo”, comentó Martín sobre lo que fueron esos primeros instantes tras enterarse que estaba convocado para la Selección Argentina.

“Fue algo increíble, no me lo esperaba si sabía que venía creciendo en lo individual y mejorando pero me tomó por sorpresa. Fue un sueño cumplido, cuando de chico empezas a jugar soñas con jugar en la selección y representar a tu país. Si bien me puse muy nervioso al principio, después disfrute un montón de la oportunidad que se me presentó”, agregó.

Martín Cuello debutó en la Liga Nacional en Lanús en la temporada 2012/13 bajo el mando de Silvio Santander y a partir de allí comenzó su camino con tres temporadas en Ferro y un paso que le dio el salto de calidad en Libertad de Sunchales. Sobre su estadía en el aurinegro y su maduración como  jugador, Cuello reflexionó: “El click en cuanto a la confianza y demás fue la temporada en Libertad, si bien tuve tres años en Ferro cono muchos altibajos en una misma temporada con mayor y menor participación. El paso lo di en Libertad, fui a un equipo donde tuve más responsabilidades, pude asumirlas, cometer errores y madurar como jugador, creo que ahí fue el paso adelante para establecerme como jugador de liga”

La maduración demostrada en el último tiempo por Cuello hace que sepa bien lo que quiere para su carrera, respetando tiempos y obviamente disfrutar de su presente sin pensar tanto en objetivos individuales, como podría ser probar suerte en el extranjero: “Uno como jugador y como persona siempre busca seguir creciendo, mejorar y probar el mayor el nivel que uno pueda llegar, obviamente que tengo ganas de probar suerte en el exterior, pero no es algo que piense hoy en día- En este momento estoy enfocado en Instituto, estoy muy contento acá, es un club con aspiraciones altas, siempre peleando los primeros puestos tanto en el plano nacional como en el internacional y por eso que no me desespero por irme afuera”.

Entre las cosas lindas dentro del deporte, sin dudas que jugar en la selección de tu país es una y la otra ser campeón del torneo que sea y si lo haces con tus amigos de toda la vida mucho más. Por eso que para Martín Cuello ese torneo Prefederal que ganó con Ramos en el 2016, donde además fue la figura de la final ante Racing anotando 28 puntos, fue algo especial.

Sobre aquella experiencia y ese torneo en particular, Loku recordó: “Tenía contrato con Ferro y había hablado la posibilidad de jugar el receso unos meses un campeonato corto que me permitía mantenerme en forma y entrenado. Ferro me dejó y estaba toda la ilusión de volver al club y sacarme la espina del año anterior que habíamos perdido en semifinales y ahora se daba el condimento de volver a jugar con varios chicos de inferiores, amigos, con mi hermano también y volver a pelear el ascenso en un torneo que era duro. Todas esas cosas se dieron para que me dieran ganas de volver a estar y por suerte se coronó con el título y el ascenso con toda la gente de Ramos en una cancha de Vélez con un marco increíble”.

Si bien en su carrera ya se ha puesto otras camisetas, la de Ramos es distinta a todas, jugar con esos colores para Cuello es algo especial por el amor que tiene por la institución que lo formó: “Ramos significa mucho para mí es el club en el que pase gran parte de mi vida, no solo me formé como jugador sino como persona también. Estuve desde pre mini a U19, diez años consecutivos pasando por toda la adolescencia. Mi grupo de amigos viene de ahí, significa mucho en lo deportivo y en lo humano”.

Ante cada nuevo desafío, se plantean nuevas metas, la superación es el alimento del deportista profesional y Martín tiene varias cosas en mente, pero hay una que es la que más quiere en este momento, ganar la Liga Nacional.

“Sueño con poder salir campeón de la liga con Instituto, se que faltan cosas, que tenemos que mejorar en lo colectivo. Confío mucho en el  equipo que tenemos este año, en la estructura que hay alrededor del equipo y en lo que hace el club para que estemos bien y no nos falte nada”, aseguró.

Ya soñó con jugar la Liga y lo logró, ya soñó con ser campeón en el club de su vida con su hermano y lo logró, ya soñó con jugar en la selección y lo logró, Martín Cuello sueña y cree en su básquet para poder seguir rompiendo barreras y ya avisó, que el próximo sueño es ganar la Liga. En Instituto comienzan a ilusionarse  y tienen con qué.

Mauro Osores / [email protected]

En Twitter: @basquetplus

Etiquetado como:

Compartir

 



X