22/07 | Preolímpico 2011

“Quiero llegar 7 u 8 puntos y luego mejorar con el grupo”

El escolta de la Selección Argentina, ya recuperado de ese incidente que lo dejó varios meses sin jugar, tiene la mente puesta al 100% en el Preolímpico, siempre y cuando se destrabe lo de los seguros.

Carlos Delfino quiere tener un buen Preolímpico tras tener cada vez mayor injerencia en la Selección Argentina los últimos años.
[Ver galería de fotos]
 Audio completo de la nota a Carlos Delfino en UnoContraUno.


La Selección Argentina tiene por delante un importantísimo compromiso con el Preolímpico 2011 y el desafío es aún doble al realizarse en Mar del Plata.

Se ha generado una enorme expectativa alrededor de la participación de la Generación Dorada en nuestro país luego de 10 años de no disputar un torneo oficial en este suelo, pero el tema del lockout de la NBA y el alto costo de los seguros de los cuatro que juegan en esa liga (Ginóbili, Scola, Nocioni y Delfino), pone por el momento un signo de interrogación a su participación.

Carlos Delfino se ha convertido con el correr de los años y los torneos, con sus espectaculares performances, en un jugador clave del seleccionado nacional y eso se ha fortalecido con convincentes campañas en la NBA, sobre todo las últimas con los Milwaukee Bucks a pesar que un raro incidente lo dejó varios meses afuera de la campaña 2010/11.

Lo que pasa con los seguros de los jugadores, lo que espera del Preolímpico con la posibilidad de estar en Argentina frente a su público lo que lo depositaría en su tercer Juego Olímpico, además de lo que pueda suceder si es que continúa el lockout en la NBA (¿jugaría la Liga Nacional?) es lo que pasa en estos momentos por la cabeza del santafesino.

Delfino fue entrevistado en el programa UnoContraUno Radio y a continuación los mejores momentos del reportaje. Para escuchar el audio completo de la nota ingrese en el vínculo que se encuentra debajo de la foto.

- ¿El problema por aquel golpe en la cabeza quedó atrás?
- Ya estoy muy bien y pasó a ser parte de una anécdota, una experiencia fea, pero que ya pasó y gracias a Dios estoy al 100% poniéndome en buena forma finalmente porque terminé jugando la temporada pero nunca estuve en forma. Y ahora estoy terminando un programa de entrenamiento en el que por ahí después me vuelvo a sentir más como soy yo, de nuevo sintiendo las piernas bien y mi físico un poco más normal a lo que eran los tiempos del Mundial de Turquía o antes de tener el golpe. Cuando volví estaba sin piernas y lo único que hacía era tirar cada vez desde más lejos.

- ¿Desde hace cuánto venís trabajando?
- Yo entreno desde algo más de un mes en doble turno y lo tengo a mi viejo que me ayuda un poco con el básquet. Estoy contento porque al principio uno se amarga un poco cuando empieza a correr, o sufre dolores propios de estar parado. Pero después cuando ve que el cuerpo empieza a responder, empiezan a salir las cosas, empezás a meter un poco más la pelota, es lindo ver cómo se va poniendo la máquina a punto. Yo quería estar en un 7 u 8 puntos, así puedo hacer el toque final cuando estemos todos juntos con el grupo.

- Esa máquina que se pone a punto ¿tiene como destino a Turquía o no? Los medios dicen que Kobe Bryant pidió 1 millón de dólares para ir al Besiktas de Turquía y le ofrecieron 500.000, Deron Williams arregló y dicen que la dirigencia piensa en vos. ¿Qué sabés de esto?
- Me llegó vía Twitter, me enteré por ahí. No sé nada de parte de mi agente que no han sido contactados. Personalmente no sé nada. Yo estoy tranquilo y lo que quiero es jugar el Preolímpico. Después de eso decidiré. Con mi agente hablé y si sigue el lockout, yo en algún lado quiero jugar. Con esto ni acepto ni descarto lo del Besiktas. Quiero ir a un lugar ‘como la gente’ y no terminar en un club como lo fue el Khimki que no era uno de primera línea sino uno que aspiraba a llegar. En mi condición quiero estar en un equipo que pueda pelear algo y al mismo tiempo también tener la tranquilidad y seguridad que si vuelve la NBA yo pueda ir para allá, porque mi sueño es estar ahí, estoy chocho ahí en Milwaukee donde tengo un año más de contrato. Lo ideal sería que se destrabe el lockout.

- ¿Imagino que también Turquía, como lo fue en Rusia, puede ser una sociedad difícil para adaptarse?
- Es difícil. Yo cuando sale el tema del lockout, hablo con mi agente en Argentina y mis agentes norteamericanos y les digo los lugares donde, si sale algo, me gustaría ir, sino directamente que ni me contacten. La verdad es que puede ser interesante, pero uno va a una sociedad donde no entiende lo que le dicen, donde no se puede leer un papel al tener otro lenguaje y escritura, y se complica. Estambul tiene una parte Europea, donde se jugó la segunda fase del Mundial, que me quedó un recuerdo bastante bueno, pero oficialmente no se nada. Por ahora no me pongo a pensar nada de eso.

- ¿Y fantaseás venir a la Liga si sigue el lockout?
- Si, por supuesto. Yo quiero jugar al básquetbol y no me voy a quedar parado. Hay muchas opciones y no quiero cerrar ninguna puerta. Si sale alguna opción para jugar la Liga, ojalá pueda ser, ojalá pueda estar cerca de mi familia, jugar en un lugar donde hace calor porque vengo jugando con menos 20 grados desde hace 8 años por lo menos y sería una linda opción. Primero quiero jugar el Preolímpico y después ver qué resolución tomo y para dónde. Para mí, la solución más fácil y la mejor es que se destrabe el lockout y pueda seguir siendo jugador de Milwaukee, así voy a seguir siendo el jugador más feliz de la tierra. Después, si pasa algo y hay que ir a buscar otro rumbo, se verá qué opciones hay.

- ¿Estás ansioso por comenzar los entrenamientos con el resto de los chicos?
- Las ansias de volver a ponerse la camiseta siempre es la misma o mayor, se incrementa porque se va conociendo más al grupo. Es una reunión de amigos y hace mucho que no nos juntamos todos. Ahora el hecho que volvamos a juntarnos es algo muy lindo. Pero uno trata de estar de la mejor manera y como siempre, los primeros días que no se ven desde hace rato, que no es lo mismo hablar por teléfono que jugar y hablar de la vida, acordarse de anécdotas, que es lo que le da color y nos hace tan unidos como somos. La pasamos muy bien en el día a día, cuando nos sentamos a comer…y ahí estamos siempre contentos. Este grupo hace que el día a día sea muy ameno y muy fácil, que es lo que hace la diferencia.

- Imagino que la buena, en lo personal del grupo, es la vuelta de Fabricio.
- Yo estoy chocho porque lo ví muy bien y además hablé con él. Lo siento con muchas ganas, sé que está matándose y estoy contento porque la habitación va a estar de nuevo en orden, con las sábanas dobladas, la cama armada y Fabri para mí es como un hermano mayor, alguien que a mí me ha aconsejado, que me ha ayudado a insertarme en el grupo. Y así es con todos, yo tuve la suerte de ser compañero de habitación y él es un pilar muy grande para todo el equipo, pero todos estamos chochos que esté de vuelta y que esté bien, que sea una cosa buena para él. Anoche, cuando hablábamos y me contaba cuándo se está matando entrenando, que físicamente se siente bárbaro es algo que me pone muy contento y ojalá nos pueda dar esa mano enorme que nos da siempre.

- Las ausencias en el resto de los equipos del Preolímpico, ¿le abre un poco más la puerta a aquellos equipos que vienen buscando un 4to o 5to puesto y miran un poco más arriba?
- Yo creo que, por el tipo de torneo que es, con nombres no te asegura nada. Es cierto que Argentina es banca, más siendo locales. Nosotros venimos y sabemos que vamos por el primer lugar, que hay que ganar y clasificar. Pero el resto de los equipos, inclusive Argentina, sabe que es un torneo muy duro, de día a día que podés ganar o perder contra cualquiera. El hecho de las bajas hace que estemos todos mucho más parejos. Quizás Argentina, el hecho que estemos todo y por ahí no tengamos las bajas, esperemos que no, estamos un escaloncito arriba. Todo el mundo sabe qué tipo de torneo que es, se va a preparar y venir listo a matar o morir. Nosotros mismos mismos fuimos de punto a Las Vegas y nos vinimos con la clasificación para Beijing.

- ¿Qué pensás que le puede aportar la vuelta de Pepe Sánchez?
- Su cerebro. Creo que es un tipo muy inteligente, ya conoce al grupo y eso es una ayuda muy grande, no voy a descubrir a Pepe Sánchez ahora. Ojalá le pueda dar el respiro de tiempo necesario a Pablo (Prigioni), que se ha convertido en un pilar importantísimo de este equipo.


Fuente: UnoContraUno Radio

Compartir

 

Noticias relacionadas
22/07 09:07 | Matías Sejem: “La obra es importante, vamos a armar una ciudad”
21/07 09:18 | La gran inversión realizada para recibir a la Generación Dorada
12/07 18:53 | Vaccaro y los seguros para el Preolímpico: "Soy muy optimista"

 

 
Powered by Visual Digital Arts