NBA 2018/19

Sigue o no: los factores actualizados que pueden definir el futuro de Ginóbili

15:14 28/07/2018 | Hace un tiempo hicimos un primer análisis de las cosas que podía ser importantes para la continuidad de Manu. Algunas cambiaron bastante. Otras no. En su cumple 41, estudiamos el caso.

Hace poco más de 3 meses (el 28 de abril), apenas terminada la temporada de los Spurs, en Básquet Plus escribimos un informe con 5 puntos que podían tener influencia importante en la definición del futuro de Manu Ginóbili. La mayoría sigue vigente, aunque quizá ahora haya alguno más para intentar vislumbrar la decisión del argentino. 

La situación de Kawhi Leonard indudablemente afectó mucho a la franquicia. Es la primera vez, desde que sumó a Duncan hace más de 20 años, que los Spurs se ven envueltos en una situación conflictiva con un jugador, y encima su estrella. Manu es parte de la franquicia y, hoy, su mayor referente en la cancha. Afuera, obvio, es Popovich.

Aunque al entrenador se lo vio de buen humor en las apariciones posteriores al desenlace del caso Leonard, incluso bromeando sobre Manu, los osos, su pelo y demás, nadie sabe fuera de su círculo muy íntimo qué pasa por la cabeza del coach. Se ha dicho que la próxima será su última temporada, para luego enfocarse en los Juegos Olímpicos de 2020 con la selección de Estados Unidos. Aquí la pregunta es, ¿alguien puede creer que si es la última de Popovich, Manu no esté? 

Otro punto que cambió en relación a aquella nota de abril, es la partida de Tony Parker. San Antonio, a cortísimo plazo, tendrá un cambio profundo que posiblemente lo haga desaparecer de escena por mucho tiempo, pero los retazos que le quedan de la gloria reciente, hoy, se reflejan solo en Manu y Pop. Esto tiene que ver con el párrafo anterior. Los Spurs están en una transición hacia algo desconocido, pero no parecería lógico que, de cuajo, se queden sin Manu, sin Parker, sea el último año de Pop y al diablo todo. 

En todo este escenario, la cabeza de Ginóbili navega por un mar que solo recorren él y su familia. Se podría decir que los indicios de sus largas vacaciones y su buen estado de ánimo no presagian a un hombre que está decidido a retirarse. Pero Manu, lo sabemos, es especial. Si no pasa nada raro, esta semana decidirá qué hace. De lo único que podemos estar seguros es de que su decisión no tendrá condicionantes de ningún tipo. A esta altura, nada lo presiona. Solo la obligación de tener una vida placentera cada día. Jugando. O no.

Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com
En Twitter: @basquetplus

Compartir