Río 2016

Serbia le dio otro susto a EEUU pero solo rozó el milagro: 94-91

21:41 12/08/2016 | Los serbios estuvieron muy cerca de dar el golpe, pero Bogdanovic falló el triple para forzar el suplementario y Estados Unidos superó otro terremoto.

Irving festeja, Teodosic de fondo se lamenta (Foto: NBA)

 

Estados Unidos 94 - Serbia 91

 

En un final con mucho suspenso donde los europeos fallaron la última, Estados Unidos transpiró muchísimo para quebrar a Serbia por 94-91 en la cuarta jornada del Grupo A. Serbia estuvo a punto de dar el gran golpe de estos Juegos, jugó un partido dignísimo y con un tridente en altísimo nivel (Teodosic, Raduljica y Jokic) rozó el milagro. Sin embargo, los americanos lograron salir a flote, esquivaron la última bala y se llevaron una victoria que dejará mucho que analizar.

 

Estados Unidos arrancó con una actitud arrasadora y dominó en los primeros minutos. Marcó diferencias en el marcador con dos bombazos antes del minuto inicial de juego, y siguió estirando distancias ante una Serbia que anotó sus primeros puntos después de estar tres minutos sin convertir (9-2).

 

Los americanos llegaron a su mejor pico de rendimiento poco antes de finalizar el primer periodo, llegando a sacar una diferencia de 23-5 en base a una intensidad defensiva terrible. Esa fue la gran llave que tuvo para abrir el juego, obligando a los serbios a pedir un tiempo muerto para reorganizarse. Tras el minuto, Serbia entró mejor al partido y con un gran cierre de Raduljica bajó la abismal distancia a doce: 27-15 y buen colchón de tantos para los estadounidenses.

 

Ese empuje en el final del primer periodo se prolongó en el siguiente capítulo. Serbia estuvo más intenso, mejoró no solo con Raduljica en el juego interior sino también con el crecimiento de Teodosic en la base. Y eso alcanzó para hacer el juego más intenso, porque el repertorio ofensivo de los de Djordjevic apretó la diferencia y el duelo fue un tanto más emotivo. Estados Unidos se fue al descanso largo 50-41 arriba, pero el partido ya se había armado de otra forma de cara a la segunda mitad.

 

Carmelo apareció con un par de puntos en el reinicio de las acciones pero Serbia siguió apretando contra su rival, envalentonado por la mejoría progresiva que mostró en los primeros dos cuartos y ambicioso por revertir la tendencia. Consiguió mantener ese asfixio, porque la labor de Jokic, Bogdanovic y Markovic redujo distancias a solo cinco (58-53), levantando al público presente para buscar ese necesario giro en el juego.

 

De todas formas Estados Unidos aguantó, tomó cierto respiro con la dupla Butler-Jordan desde los libres y la verticalidad para ir al aro pero siguió sufriendo el asedio de unos serbios de amplio desgaste. Teodosic apretó cada vez que tuvo oportunidad, con su particular calidad y con su tiro exterior. Sin embargo, los americanos aguantaron en el ocaso del tercer parcial tomaron una buena distancia de 72-62, diez tantos de diferencia que no fueron decisivas pero dado su conocido potencial lo dejaron con un muy positivo perfil.

 

En lo que va de Río se venía pidiendo una mayor presencia de Jokic, y el NBA imprimió mucho ritmo en el arranque del último episodio teniendo en cuenta que ya venía de hacer un buen tercer cuarto. Teodosic llegó a ajustar nuevamente la diferencia a solo cuatro (77-73) después de despacharse con un triplazo, Estados Unidos se distanció un poco pero la presión europea continuó con creces.

 

No importó la salida de Raduljica por cinco faltas, porque entre Markovic y un descomunal Jokic el seleccionado serbio mantuvo vivas las esperanzas de darlo vuelta. Estados Unidos se reencontró con Carmelo, su figura y el líder nato de este equipo, y con un par de puntos envió algo de alivio. Pero aún así nada se definió, y de la mano de Teodosic la ilusión serbia volvió a florecer. Los de Djordjevic se pusieron a solo tres unidades con libres de Teodosic (94-91), los americanos fallaron un triple y la última le quedó a Serbia, que tuvo la última pero que no consiguió forzar el suplementario tras un triple marrado por Bogdanovic.

 

Así, Estados Unidos sobrevivió a una nueva batalla pero demostró tambalearse y ser vulnerable. Australia envió el primer signo de alarma para los de Coach K, ahora lo hizo Serbia con un partidazo mucho más ajustado. El gran candidato sigue invicto, pero exhibió sus falencias y ahora más de uno se le animará mucho más.

 

 

Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com

Enviado especial a Río de Janeiro, Brasil

En Twitter: @basquetplus

 

 

 

Compartir