La Liga 2016/17

Los recursos y la efectividad de San Martín quebraron a Libertad: 80-72

23:01 10/02/2017 | San Martín se quedó con un trabajado duelo en Sunchales, venciendo a un durísimo Libertad apoyado en sus nutridas alternativas. Mainoldi y Faggiano figuras.

Otro triunfo de San Martín, que sigue ganando y demostrando que está en un gran momento (foto: La Liga Contenidos)

POSICIONES
RESULTADOS
ESTADISTICAS
CALENDARIO
EQUIPOS
NOTICIAS

 

Libertad de Sunchales 72 - San Martín de Corrientes 80
 
San Martín cerró su gira de visitante de la mejor manera. En una noche donde pudo tanto correr como gozar de su acierto perimetral, parte de explotar sus riquísimas variantes de juego, el Rojinegro ganó un partidazo en Sunchales tras vencer a Libertad por un arduo 80-72. Los de Sebastián González concluyeron su travesía con dos triunfos sobre tres presentaciones, con el adicional de que hoy frenaron la racha de un Libertad que venía en ascenso y que había ganado sus anteriores tres juegos.
 
Mainoldi terminó como el goleador del equipo local tras despacharse con 15 puntos, producto de su formidable 5/6 en triples. No obstante, el elenco correntino se apoyó en muchas otras figuras como Lucas Faggiano, Matías Lescano, Juan Pablo Cantero y Jeremiah Wood. Convincente juego de San Martín, importante para afirmar sus aspiraciones.
 
Independientemente de mostrarse muy parejos en el inicio, el primero en tomar un despegue interesante fue San Martín. Los recursos de la visita, con Wood en el juego interior pero apoyado claramente en el tiro exterior de Mainoldi y Lescano, permitieron que se genere una primera diferencia de 16-9 en cinco minutos. No terminó siendo decisivo porque Libertad respondió rápido, con un triple veloz de Goldenberg y una ráfaga de puntos de Massey.
 
La potencia del extranjero, junto con la media cancha de Vildoza y Brussino, permitieron que los de Müller recorten la diferencia y metan presión. Sin embargo el primer round se lo llevó San Martín por 25-23, diferencia de un doble que no era amplia ni mucho menos pero que mostraba una vez más la peligrosidad de las variantes de San Martín y el juego de equipo de Libertad.
 
San Martín supo aprovechar esa mayor cantidad de recursos de calidad en el segundo periodo. Primero con Tintorelli dándole descanso a Wood y luego con la inclusión de Cantero para compartir la media cancha con Faggiano. Desde el banco, los correntinos hicieron una leve diferencia en un trámite de goleo más bajo, aunque Libertad plantó cara con su carta más poderosa: Vildoza.
 
El pibe se lució. Explosivo e imparable en el uno contra uno, fue protagonista junto a Massey de la notoria mejoría de Libertad. Anotó 7 de los 9 puntos que los Tigres anotaron sobre el ocaso del parcial, una rachita que le permitió al anfitrión igualar el juego en 39 al ingresar al entretiempo.
 
El Rojinegro logró un golpe de efecto rápido en el reinicio de las acciones, apoyado nuevamente en sus numerosas variantes pero encontrando en los triples su máximo empuje. En un ratito le sacó diez a un Libertad que arrancó un poco más estático (49-39), aunque cuando el dueño de casa se acomodó volvió a ponerle picante al encuentro.
 
Vildoza volvió a imprimir su particular vértigo, Brussino apareció con su goleo letal y Massey siguió nutriendo su fantástica planilla personal. Ese trío le volvió a dar vida a los sunchalenses, quienes en apenas dos minutos se pusieron abajo por dos (52-50).
 
De todas formas a Libertad le costó combatir la enorme efectividad de San Martín, liderado por un Mainoldi en llamas que metió dos bombazos consecutivos para darle tranquilidad a la visita. Al santafesino se le sumó un triple más de Aguerre, y eso junto al manejo de balón del tándem Faggiano-Cantero puso a San Martín 65-57 arriba al ingresar al último periodo. Es cierto que la diferencia no era definitiva, pero la defensa y los recursos del equipo de González daban credenciales de estar un paso adelante en el juego.
 
La sobria inclusión de Goldenberg ayudó al despertar de Libertad, siempre guiado por la frescura de Vildoza y un Brussino que cada vez se hizo más importante. Sin embargo, a pesar de aproximo local, San Martín no aflojó en su intensidad y siguió teniendo alternativas determinantes. Faggiano explotó, Mainoldi siguió caliente desde el perímetro y defensivamente el equipo fue una muralla (sobre todo con Wood).
 
Estos condimentos volvieron a despegar a San Martín, aunque ahora por diez (77-67) y ya con menos de dos minutos por jugar. La diferencia terminó siendo fundamental a tan poco de cerrarse el partido, en una victoria trabajada pero muy convincente de San Martín por 80-72, de la mano de sus interminables alternativas, parte de su larga rotación, la intensidad en ambos costados tanto ofensivo como defensivo, y el oportuno acierto desde los triples.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir