Informe

La intrahistoria del horroroso contrato que Pippen firmó con los Bulls

20:18 16/09/2020 | El alero tuvo que renegociar su acuerdo con Chicago antes de la temporada 1991/92. Al comienzo pareció muy bueno, pero luego fue pésimo.

Jordan y Pippen lograron seis anillos (Foto: NBA)

Scottie Pippen debutó en la NBA el 7 de noviembre de 1987, en un partido donde Chicago Bulls se enfrentó a los Sixers. Terminó el partido con 10 puntos, dos robos y cuatro asistencias en 23 minutos. 

Con Jordan como mentor, Scottie desarrolló una dimensión completamente nueva de su juego. En las prácticas jugaban siempre partidos de uno contra uno y se probaban constantemente. Tal era la confianza de Scottie que en su año rookie llegó a decir que quería ser más grande que MJ, lo que le valió ser objeto de bullying de todos los jugadores más grandes, especialmente de Charles Oakley.  

Poco a poco Pippen fue ganándose el respeto del 23 y también la del cuerpo técnico. Esto le permitió firmar en 1991 un contrato que para la época era inmenso: 7 años y 18 millones de dólares. Era grande para ese momento, pero pronto quedaría desactualizado. 

¿Por qué? Luego de transcurrir sus cuatro primeros años con un sueldo bajo, a Pippen le llegó la hora de renegociar su acuerdo vigente antes de la 1991/92. La oferta de Chicago fue de 7 años y 18 millones de dólares. 

Parecía una cifra buena, pero desde el dueño de la franquicia hasta sus propios conocidos le dijeron que era un contrato de muy larga duración. No obstante, Scottie quería asegurarse su futuro y cuidar de los suyos ante una eventual lesión o ante cualquier otro contratiempo. 

En la 1991/92, Pippen empezó a ganar 2.8 millones y era el 16º mejor jugador pago de toda la NBA. Ese monto estaba cerca de los 3.2 millones que ganaba Michael Jordan, la figura por antonomasia del equipo Era un acuerdo correcto, pero con el paso del tiempo fue quedando totalmente desactualizado y, en la 1997/98, lo convirtió en el sexto jugador que más cobraba... en los Bulls. Menos que Jordan, Kukoc, Harper, Rodman ¡y Luc Longley! Además, estaba en el puesto 122 de la liga en general.

Ahí creció su sensación de que los Bulls no lo apreciaban, pero era el acuerdo que él había firmado y que el propio dueño de los Bulls, Jerry Reinsdorf, le había dicho al momento de cerrarlo que nunca lo renegociaría. Pippen se comió el convenio y recuperaría parte de su tiempo perdido entre Houston y Portland, donde acumuló salarios por 77 millones en 5 temporadas.

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X