Especial

La historia del San Lorenzo de 1985, el que no ganaba

18:51 27/04/2020 | Ayer se cumplieron 35 años del comienzo de la Liga Nacional con la icónica foto de León en San Lorenzo-Argentino. Te contamos cómo fue ese año del ahora tetracampeón. Otra historia.

El San Lorenzo que jugó su primer partido de Liga: Gustavo Mondaldo, David Reavis, Steve Stanford, Alejandro Covello, Gabriel Brero, Carlos Spurio (arriba); Pablo Gianelli, Gustavo Baudoin, Aníbal Pawlik, Daniel Ludi y Ricardo Prunes (abajo) (Foto Diario Tiempo Argentino)

Los jóvenes que hoy miran Liga Nacional quizá crean que San Lorenzo de Almagro nació campeón en el básquet. Pero no, todo lo contrario. El equipo que inauguró la Liga Nacional el 26 de abril de 1985 enfrentándose a Argentino de Firmat y que fue la foto que circuló por todo el país, no tuvo un arranque de novela. Había llegado a la Liga A por ganarle a Independiente de Tucumán 2-0 un clasificatorio previo. No había participado en la principal categoría en la transición de 1984.

San Lorenzo de 1985 no era parte de un club en una buena posición económica. Todo lo contrario. Ni siquiera tenían cancha. Empezaron en Obras, jugaron algún partido en Ferro, otros en el Boat Club de Campana y terminaron en Ateneo Popular de Versalles, en Capital. 

Si bien ese primer partido lo ganaron 101-99, lo que vino después no fue bueno. Terminó jugando en la A2 y bien abajo, obligado a definir su Permanencia en la categoría contra Asociación Española de Córdoba. Recuerda ese año Pablo Gianelli, uno de sus bases: "Para San Lorenzo fue muy complicado ese torneo, porque se vendió el predio de Avenida La Plata y dembulábamos para entrenar. Ganábamos casi todos los primeros tiempos pero físicamente nos pasaban por arriba en la segunda mitad". 

Obviamente, el primer partido había generado una sensación de cambio que pegó fuerte en el básquetbol argentino, pero la realidad que vivió San Lorenzo fue otra: "Se vislumbraba un cambio de competición, pero nunca se pensó que iba a ser posible, porque tenía mucha resistencia la idea de León. Pero enseguida fue un éxito, un boom en el interior".

El San Lorenzo de ese entonces tuvo cambios inmediatos. Llegó Alejandro Cassettai, antes de terminar la primera fase se fueron Reavis y Spurio y llegaron Miguel Mesiano y Thomas Glenn. Igualmente, no se pudo revertir el rumbo. El entrenador era el reconocido Pipo Moyano.

Gianelli, que hoy vive en Madrid, España, recuerda también los playoffs por la Permanencia contra una Española que tenía dos jugadores diferentes: el argentino Néstor Suppi y el norteamericano Tim Wimbush: "Perdimos el último juego en Capital, en cancha de GEVP, porque Pipo Moyano decía que en cancha pequeña se podía ganar más fácil. Pero no fue así. Es cierto que en esa época la localía se sentía mucho más. A los árbitros le costaba". 

San Lorenzo perdió los dos partidos contra Asociación Española y se fue al descenso en su primera campaña en la A, para volver 30 años después, en 2015, e hilvanar cuatro títulos en forma consecutiva, para convertirse en el primer tetracampeón de la historia. Las cosas han cambiado mucho. 

Compartir

 



X