Informe

La hermosa odisea de jugar la LNB 2020/21: cómo se preparan los 20 clubes

16:31 25/09/2020 | Protocolos, testeos, reagrupamiento de planteles, viajes, fichajes de extranjeros, migraciones: los clubes empiezan la dura y linda tarea de organizar un año especial.

Este miércoles, el mundo del básquet explotó de alegría al conocerse la autorización oficial del gobierno para permitir la vuelta a los entrenamientos de los profesionales de la Liga Nacional. Ahora, tocan dos partes diferentes y clave: cómo reunir a los planteles y cómo prepararse para las burbujas, con 5 semanas por delante. 

Como el protocolo de retorno a las prácticas es bastante flexible, los clubes han decidido distintos formatos de control de sus propios jugadores. La mayoría ha hecho un PCR a todos, aunque algunos solo se lo hicieron, por regla local, a los que llegaron a la ciudad desde otros puntos del país. Otros han hecho solo testeos rápidos, otros han puesto a sus jugadores en cuarentena de 14 días, sin testeos, y los menos, se armarán su propia burbuja desde el primer día de entrenamientos.

Hasta ahora hay dos casos confirmados: Boca y Libertad de Sunchales. Uno en Casa Amarilla o en un hotel, no se sabe, y Libertad en el hotel del club. Hay incluso un caso, que nos pidió no decir quién era, que estudia hacer toda la pretemporada ya en Córdoba, también al estilo burbuja, para evitar doble viaje y mejorar la seguridad. 

El tema más complicado hoy pasa por juntar a los jugadores. Salvo algunas pocas excepciones, la mayoría tenía varios jugadores repartidos por el país, y como no hay vuelos y hay que hacer todo por tierra, en muchos casos deben pasar por unas cuantas fronteras provinciales. Ya se han dado situaciones de jugadores que quedan varados tres horas en un ingreso a la provincia, hasta que los autorizan a entrar. 

En este contexto, el problema mayor es el de los extranjeros. Los que vienen de otro país, además de la cuarentena de 14 días que por ahora deberían cumplir, está otro tema peor, que es el del permiso de Migraciones para ingresar al país. Los extranjeros deben conseguir ese permiso en el consulado argentino de su país. Para poner un ejemplo: Daviyon Draper, pretendido por Quimsa, vive en Seattle, y el consulado más cercano lo tiene en Los Ángeles. Debe hacer un viaje largo solo para ir a tramitar ese permiso. Y que luego se lo den, algo que no es descontado. Luego, ver cómo volar y luego, hacer el periplo interno, con las restricciones de cada caso. Hay muchos casos. Atenas tiene 2, Ferro 2, Gimnasia 3, Hispano 3, Oberá 1, Peñarol 1, Regatas 1 y Weber Bahía 4. Más los que muchos quieren fichar.

En el tema entrenamientos, ya se sabe que el más avanzado es Oberá, que empezó ya hace unos días, aunque sigue solo con la parte física, porque están terminando de arreglar la cancha y todavía no están los aros puestos. Pero ya podría practicar incluso 5x5, que es la obsesión de todos. Por todo este tema de reagrupación de planteles, una buena parte de los equipos comenzará las prácticas entre lunes y jueves próximos. La Unión, por tema sanitario, no lo hará todavía. No lo autoriza la provincia. Atenas no está claro. Irá, de a poco, sumando a los jugadores que están repartidos por el país. Puede que algunos más tengan problemas para recibir la autorización provincial. Y, no hay que ser ingenuos, algunos no querrán empezar para no tener que empezar a pagar sueldos. Entonces patearán unos días el comienzo. 

Finalmente, está el tema de los entrenamientos en sí. Aunque faltan cinco semanas para la fecha prevista de las burbujas, la realidad marcará que, en general, se podrá entrenar cuatro. En ese sentido, lo más probable es que la primera semana se utilice el famoso aire libre, y ya desde la segunda se pueda hacer contacto y 5x5, gradualmente, para tener las últimas dos a pleno ritmo de prácticas. 

¿Es lo ideal? No, está claro. Nada de lo que ocurra hasta que la vacune esté distribuida masivamente será normal. La vida nos pone a prueba diariamente con distintos obstáculos y este ha sido el más importante de la humanidad como conjunto. El básquet, en su microclima, tenía que responder al desafío y lo hizo. Ahora solo falta que la espera termine definitivamente y todos pongan la parte que les toque para que funcione bien.

Compartir

 



X