Argentina

Horizonte celeste y blanco: los mejores proyectos de escoltas del país

15:48 05/05/2017 | Retomamos una sección en la que vamos repasando la actualidad y futuro de los mejores prospectos argentinos, separados por posición.

Fjellerup, Carvalho, Bolmaro y Lugarini

Continuamos con nuestro horizonte celeste y blanco, informe que se centra en conocer un poco más a los mejores proyectos de nuestro país, analizando su presente y futuro. El repaso incluye a aquellos jugadores nacidos desde 1995 hasta el 2001 (simplemente por eso no aparecerá, por ejemplo, Lucio Redivo) y está dividido por posiciones. En este caso, los escoltas.

Establecidos. A la hora de hablar de los mejores proyectos de escoltas del país, no podemos empezar el listado con otro que no sea Máximo Fjellerup. El chico de Bahía Basket tiene una proyección fenomenal, siendo probablemente uno de los tres o cuatro mejores jóvenes de la cantera nacional, sin importar las posiciones. Aunque todavía debe mejorar su disparo de tres puntos, su combinación de físico para el puesto, capacidad atlética y creación con el balón en las manos, le dan un potencial altísimo y seguramente fuera de nuestros límites territoriales.

En cuanto a escoltas que ya dispongan de buenos minutos en sus respectivos equipos, no hay tantas variantes detrás de Fjellerup. En ese sentido, uno de los más interesantes que viene asomando es Carlos Buemo, de muy buena temporada en Echagüe y con la velocidad y tiro para ser un especialista ofensivo. Además, vale destacar la versatilidad de un jugador como Lucas Gargallo, la muy buena tarea que viene realizando Juan Arengo en Regatas, a pesar de dar ventaja de altura para la posición y la explosión que ha tenido en este último tiempo Mateo Chiarini en Atenas, demostrando tener muchísimo gol en sus manos.

Asomando. El puesto de escolta nos entrega a varios chicos que están asomando y que muestra un techo alto. Un caso particular es el de Ayan Carvalho, un jugador con una proyección de nivel internacional (capacidad atlética, tiro y defensa), pero que debe empezar a recuperar rodaje luego de un par de años con muy poca actividad en Temple. Ojalá la temporada 2017/18 de la NCAA lo tenga con otro protagonismo. Talento tiene y de sobra.

Hablando de rodaje, también podemos mencionar a Santiago Vaulet, el chico de Bahía Basket que recién está saliendo de una lesión muy importante que lo tuvo casi toda la 2016/17 afuera de las canchas. El hermano de Juan Pablo venía con un crecimiento muy marcado y es otro de los jóvenes con enorme proyección, tal como ya demostró cada vez que se puso la camiseta de la selección nacional en categorías formativas. Muy pocos en este informe tienen su potencia para atacar el aro y jugar en el uno contra uno.

Por otro lado, Argentina precisa desarrollar buenos tiradores a futuro y en este puesto aparecen varios con esa característica: Iván Gramajo de Ferro, Lisandro Fernández y Cristian Cardo de San Lorenzo y Matías Solanas de La Unión de Colón (probablemente el más seguro en cuanto sus porcentajes). Entre ellos vale destacar lo de Cardo, que además de su mano tiene muy buena altura para la función (1,98). Por último, no queremos olvidarnos de Gonzalo Romero de Quimsa, un chico sin tanto desequilibrio ofensivo, pero con un rendimiento defensivo superlativo.

En formación. Más allá de los buenos valores que hemos nombrado, hay que marcar que las categorías 2000 y 2001 vienen muy cargadas en esta posición. Comenzando por la 2000, hay que destacar la figura del cordobés Leandro Bolmaro, que venía de ser el MVP del Argentino U17 que se disputó en Santa Fe. Bolmaro es un proyecto de elite, con 2 metros de estatura y una habilidad natural sensacional para jugar a este deporte. Es muy ágil y a todo eso le agrega muchísima capacidad creativa desde el drible, con el cual marca enormes diferencias en su categoría.

La 2000 tiene otros muy buenos proyectos de escoltas: el explosivo Julián Eydallín, buenos tiradores como Federico Pedano y Juan Ignacio Fernández, los potentes Juan De La Fuente y Juan Cruz Marini, además de un Aaron Pablo muy versátil (puede ver minutos de base a pesar de sus casi dos metros) y que también se destacó de gran manera en el Argentino U17.

Por último, la 2001 está liderada por otra joya como Bautista Lugarini, quien a pesar de su corta edad ya supera los 2 metros de estatura. Lugarini es además atlético y con buenos recursos ofensivos, marcando diferencias incluso contra rivales de mayor edad. Realmente no parece tener techo. Francisco Tarnowyk es otro jugador de la 2001 al que habrá que estar atento, ya que combina buena altura (1,96) con creación.

 

10 ESCOLTAS A SEGUIR
Iván Gramajo
Ferro
1,95
1996
Máximo Fjellerup
Bahía Basket
1,96
1997
Ayán Carvalho
Temple
1,94
1997
Santiago Vaulet
Bahía Basket
1,94
1998
Lisandro Fernández
San Lorenzo
1,94
1998
Cristian Cardo
San Lorenzo
1,98
1999
Leandro Bolmaro
El Ceibo
2,00
2000
Julián Eydallín
Talleres de Galvez
1,95
2000
Juan De La Fuente
Quilmes
1,95
2000
Bautista Lugarini
Bahía Basket 
2,01
2001
 
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Etiquetado como:

Compartir