Liga Cordobesa

El renacer Patriota: 9 de Julio, de las sombras a la luz

19:28 12/05/2017 | Nueve de Julio pasó de estar fuera de las grandes competiciones en 2015 a recientemente ascender al Federal. La historia de su resurgimiento.

La foto del campeón, hace un par de días y en la alegría de volver al plano nacional (foto: Federación de Córdoba)
Reconstruir. Seguramente esta es la palabra más acertada para definir este periodo que atraviesa y busca una entidad tan reconocida como 9 de Julio de Río Tercero. Los cordobeses están en pleno proceso de resurgimiento, después de haber pasado por tantas adversidades pero con la alegría que vienen de ganarse un premio valiosísimo como su vuelta al plano nacional.
 
En un muy breve periodo, el Patriota pasó de estar excluido de los certámenes federativos de Córdoba (estuvo penalizado por aquella fusión de plaza con San Lorenzo cuando se ganó su derecho a jugar la Liga) a ganar la Liga Cordobesa y ascender al Torneo Federal 2017/18. El proceso comprende de mediados del 2015 al pasado 28 de abril cuando consiguió el campeonato provincial. ¿Pero qué sucedió en el medio?
 
Por cuestiones reglamentarias de la Federación de Córdoba y la sanción que recibió, se le permitió únicamente jugar el Interasociativo y el Asociativo. Si bien los éxitos a ese nivel siguieron, el club sufrió un exilio de jugadores que, ante el impedimento de competir en competencias más exigentes, decidieron buscar otros rumbos. Fue ese momento cuando Nueve quiso jugar la Liga Cordobesa 2015/16 pero no pudo hacerlo debido a esto que relatábamos.
 
"Tradicionalmente Nueve fue un club que siempre se basó en sus inferiores, es un club que tiene un gran rol social más allá del deportivo-profesional. En otras épocas siempre se han estado sacando jugadores, pero con este proceso de venta de plaza el club quedó prácticamente sin poder jugar a nivel profesional en el 2015 porque a nivel federativo no pudimos jugar el Provincial, sino que también hubo un éxodo grandísimo de jugadores que eran buenos proyectos", explica Carlos Prono, dirigente de Nueve.
 
"Los clubes del interior tenemos el problema de que cuando los chicos llegan a los 18-19 años, más allá de que no sean súperjugadores emigran de la ciudad por un tema de estudios, esa es una contra. Pero nosotros con la competencia y el nivel que teníamos habíamos equilibrado eso, y éramos un club que llegó a tener hasta 15 juveniles y cadetes, los equipos de cada categoría estaban totalmente completos. Y hoy por hoy tenemos solamente 3 U19, por eso estamos encarando un proyecto de acá a tres años con las categorías U13 y U15 que va a ser nuestro semillero, no hay que pensarlo a corto plazo", añade.
 
¿Y cómo es esa reconstrucción? Según explica Prono y si bien el ganar la Liga Cordobesa se dio un tiempo acelerado, ahora con el ascenso al Federal la esencia no cambia y el club buscará volver a ser el de antes del éxodo, el equipo que antes se nutría mucho y se enorgullecía de la cantidad de pibes que tenía en inferiores. Buscará ser competitivo como lo ha hecho desde siempre, pero sin salirse de esa idea de volver a ser el modelo que supo ser en el básquet.
 
"El proyecto es volver a los orígenes, volver a reconstruir todo, empezar desde cero. Para este Provincial se hicieron las gestiones correspondientes para poder competir y la Federación lo aceptó, a partir de ahí se hizo un equipo con jugadores que en otras oportunidades estuvieron en el club pero que básicamente son chicos que están radicados en Río Tercero, gente de la ciudad. Estamos trabajando mucho en lo que es reconstruir la parte de inferiores, tal es así que el proyecto consiste jugar el Federal obviamente pero con base del equipo que se consagró en el Provincial. Solamente estamos apuntando a traer dos refuerzos y que estén lo más identificados posibles con el club, y los tenemos que traer porque hoy por hoy no tenemos chicos que suplir esos lugares. Pero el proyecto es ese, hacer un equipo con la mayor cantidad de chicos posibles del club y que más allá de competir profesionalmente lo importante sea las divisiones inferiores, que eso sea lo que tire y arrastre".
 
Desde esta reconstrucción que tuvo algunos pasos desde la segunda etapa del 2015 pero que empieza a encontrar un orden mucho más preciso desde que confirman jugar la Liga Cordobesa, la incidencia y el trabajo de Bernardo Lardone (entrenador del equipo de mayores) son puntos clave ya que ejerce un rol de coordinador de inferiores. Desde la seriedad reconocida de la labor de Lardone, junto con el sustento vital del grupo de dirigentes que acompaña, se ha empezado a lograr algo más sólido.
 
"Ya se han ido llegando algunos chicos nuevos al club. A los juveniles y U17 que emigraron va a ser muy difícil traerlos porque son chicos que han recalado en clubes que están jugando Liga A o TNA. Pero lo importante es que estamos tratando de hacer un trabajo serio y que el básquet no sea un apéndice que vaya por cualquier lado del club, queremos que sea el imán al cual los chicos se puedan ver reflejados y que ellos sepan que si se quedan en 9 de Julio tengan la posibilidad de jugar a tal nivel. Eso se logra solamente con trabajo, con seriedad. Nos estamos proyectando a volver a ser el club de antes en un proyecto de dos o tres años aproximadamente, no es algo a corto plazo".
 
Si bien Lardone y el trabajo de los dirigentes es fundamental, hay otra pieza muy necesaria dentro de este resurgir que viene gestando el Patriota. Se trata de Gastón Luchino, ícono del club y un ídolo que decidió jugar la 2016/17 de la Liga Cordobesa con Nueve. Su presencia es un plus, porque no solo es un referente deportivo sino porque genera un imán, una cara más de este renacer independiemente de que su inagotable calidad como jugador.
 
¿Qué provocó ver ese cambio radical en un club que pasó de estar muy nutrido de chicos a una realidad de exilio que felizmente hoy, de a poco, se va solucionando? "Da mucha bronca obviamente, porque es como volver 8 o 10 años atrás. Nosotros en inferiores a nivel nacional competíamos mucho, llegábamos a los hexagonales finales y estábamos ahí en los primeros planos. Pero bueno, ahora va a llevar su tiempo pero esperemos, así lo creo yo, que el camino va a ser el mismo que recorrimos en su momento. Esto es empezar de nuevo, algo que ya comenzamos hace 2 años. Quizá esto del ascenso al Federal se dio más rápido de lo que esperábamos. Hace 10 años habíamos ganado la liga provincial que nos había dado derecho a jugar la ex Liga B, y ahora es como que diez años estamos de nuevo en el mismo lugar. El retroceder diez años da mucha bronca pero esto es así, en el país mismo parece que los ciclos se van dando por décadas", relata Prono.
 
Sin embargo, a pesar del lamento que pueda generar el rehacer este trabajo, Prono se muestra entusiasmado y confiado por ver este renacer del Patriota. Tampoco encuentra excusas por lo que pasó en su momento con la plaza, recordando que en ese momento el club no iba a poder afrontar la Liga.
 
"Hay que ubicarse y centrarse en el hábitat que uno se mueve, porque sponsorear hoy un equipo que juegue en Liga A es realmente una tarea muy difícil. Y es mucho más difícil si sos un club del interior que no tiene apoyo estatal, porque hay clubes del interior que tienen ese apoyo, que hoy están y que mañana pueden no estar. Para tener una continuidad hay que tratar de despegarse de ese apoyo estatal, que si está es bienvenido obviamente, pero que si no está no sea capaz de tirarte abajo todo el proyecto del club. Si vos me preguntás si 9 de Julio es un club que pueda jugar Liga A te diría que no, porque sería aventurarse en un proyecto como lo fue en su momento. En ese momento se armó un equipo para salir campeón del TNA y ascender, y el problema estaba ahí, en que en el escalón que íbamos a dar no teníamos resto. Y la historia y los hechos fueron reflejo de eso, y después tuvimos que vender la plaza porque no se podía asumir lo que se venía. Y eso pasó teniendo a jugadores con contrato de dos años, entonces se tuvieron que pagar los contratos del año que teóricamente se iba a jugar en la A y no se jugó. Fue muy difícil, muy, pero eso ya es historia y hoy estamos de nuevo, acá. Ahora pasamos al nivel nacional y esperamos hacer una buena campaña en el próximo Federal y que eso nos acompañe de nuevo a recrear todo el espíritu de inferiores que llegamos a tener hace unos años. Más vale que la idea es seguir para adelante, pero siempre sustentada en un paso firme que tenemos que dar desde lo económico. Y tampoco queremos perder esa finalidad que tenemos, con esto quiero decir que para tener una vitrina llena de copas, consiguiéndolas únicamente trayendo jugadores rentados creo que el club pierde toda su esencia. No te digo que no tengas que traer jugadores, pero tampoco traer 7-8 americanos. Porque así podés salir siempre campeón o estar en los primeros planos de Liga, pero al mirar para abajo podés notar que no tenés nada, y me parece que ese no es el camino que nosotros buscamos", analiza Prono, dejando todo lo que pasó atrás y centrándose en lo único que vale: el futuro y alimentar a los pibes.
 
 
Lucas Leiva / lucasleiva@basquetplus.com
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 
 

Compartir