Petrovic

El legado del Mozart del básquet, a 25 años de su fallecimiento

15:38 07/06/2018 | Este jueves se están cumpliendo 25 años de la trágica muerte de Drazen Petrovic en Alemania. Su legado en el básquet de hoy.

Drazen Petrovic y su eterno recuerdo

Este jueves se están cumpliendo 25 años de aquel trágico accidente automovilístico en Alemania que le costó la vida a Drazen Petrovic, una de las figuras más importantes de la historia del básquet FIBA. A pesar de su partida temprana, con tan solo 28 años, el croata se las arregló para dejar atrás recuerdos imborrables y un legado gigantesco.

Más allá de todos sus logros individuales y colectivos, probablemente lo más relevante de Petrovic haya pasado por su condición de pionero. Su brillantez en la NBA, especialmente desde su llegada a los New Jersey Nets, ayudó a derribar una serie de preconceptos equivocados sobre los jugadores europeos, a vista de los norteamericanos.

En Estados Unidos, Petrovic demostró que era capaz de repetir buena parte de lo que lo había llevado a ser una súperestrella a nivel FIBA, en una liga en la que a los foráneos se los seguía mirando de reojo. Aún sin ser el primer extranjero de la competencia, no hay dudas de que muchas de las puertas que hoy se encuentran abiertas en la NBA, las atravesó el nacido en Sebenik por primera vez.

Petrovic ayudó a convencer a muchos de que el básquet, más allá de sus diferentes contextos y estilos, era uno solo. Que un jugador que brillaba en Europa tranquilamente podía repetir en la NBA y con ese objetivo cumplido, fue clave para abrir un caudal que hoy no parece tener freno alguno.

Desde el juego, el impacto de Petrovic también fue gigantesco y contribuyó para moldear el baloncesto que vemos hoy en día. En una NBA donde al tiro de tres puntos todavía no se le daba la importancia debida, el croata ayudó a cambiar esa noción, con su mano de seda y perfecta mecánica de lanzamiento.

A tal punto su disparo impresionó a los estadounidenses, que Reggie Miller, quien hasta hace poco era el máximo triplero de la historia de la NBA, llegó a decir un par de años atrás que Petrovic había sido el mejor tirador de la historia.

"Me consideró el mejor tirador de la historia, con la excepción de un hombre: el gran Drazen Petrovic. Cuando salía de las cortinas, empezaba a hablarte y no le entendías una palabra. Drazen Petrovic fue mi némesis, pero hasta este día lo respeto, porque creo que es el mejor tirador que haya visto en mi vida", comentó Miller.

La otra parte de su legado, por supuesto, está en los datos duros y en los números: MVP del Mundial 1986, MVP del Eurobasket 1989, dos veces campeón de la Euroliga, 4 veces ganador del Euroscar, 2 veces ganador del Mr. Europa, 2 veces campeón de la FIBA Saporta Cup, goleador de la ACB, campeón en las ligas de Yugoslavia y España, tres veces medallista olímpico, campeón del Mundo en 1990 en Argentina, campeón del Eurobasket 1989 y de las Universiadas 1987. Prácticamente inigualable.

Petrovic se fue demasiado temprano y quién sabe hasta donde pudo haber llegado de no ser por aquella triste jornada del 7 de junio de 1993. Lo que sí sabemos, es que aún con la mitad de su carrera por delante, pocos alcanzaron la altura que logró el croata. El Olimpo de este deporte tiene su nombre grabado.

 

 

Etiquetado como:

Compartir