TNA 2016/17

El fenómeno camerunés de la Essenguemanía: "Ya me siento un argentino más"

20:37 20/06/2017 | El pivote camerunés es una de esas fichas extranjeras de enorme prestigio en el TNA. Desde 2010 juega ininterrumpidamente en nuestro país. Su historia.

Essengue, calidad garantizada para el TNA
Hablar de Gastón Essengue es mucho más que hacer referencia a uno de los extranjeros más conocedores de nuestro país. Con la particularidad de ser un camerunés que arribó desde muy joven a suelo argentino, el pivote africano ha forjado una carrera muy sólida en Argentina y con el paso de los años ha sabido ser uno de esos foráneos de renombre. Seguramente Essengue es el extranjero que más conoce el TNA, pero también debe ser uno de esos jugadores que todos los equipos con altas aspiraciones desean tener en cada temporada.
 
Essengue llegó a Argentina en el 2010 para jugar en Ciclista de Junín. Esa misma temporada pasó a jugar a San Martín de Marcos Juárez y luego comenzó amplió ese recorrido para hacerlo más extenso y enriquecedor: Italiana de Charata, Quilmes (con quien ascendió a la Liga en la 2013/14), San Isidro, Libertad de Sunchales (en su primera y hasta ahora única participación en Liga Nacional), Alianza Viedma, San Isidro nuevamente y ahora Comunicaciones, donde esta temporada logró el título y el ascenso a la A.
 
Egresado hace diez años de la UNLV jugando en la NCAA, Essengue también militó por distintos clubes europeos antes de llegar a Argentina. En pocos años recorrió varios países (Turquía, Holanda, Francia, Suiza, Kosovo y España), pero desde llegó a tierras argentinas ha tenido temporadas continuas en las distintas categorías. Obviamente que tiene un renombre de mucho peso en el TNA, una jerarquía que también ha trasladado a Camerún ya que fue capitán de su seleccionado por casi una década hasta su retiro en 2015. Igual, a pesar de haberse alejado de los torneos internacionales con su nación, el jugador de 33 años (nació el 10 de octubre de 1983) sigue vigente a nivel clubes y su experiencia le da un valor agregado a cualquier equipo que tenga el privilegio de contar con sus servicios.
 
A todo este gran currículum que ostenta en su carrera, Essengue es una persona que no se detiene solamente en lo que produce dentro de la cancha sino que también tiene su parte culta. Hablamos de un lado intelectual no muy conocido por todos, ya que el nacido en Yaoundé (capital de Camerún) nos ha deleitado escribiendo un libro, una obra literaria muy interesante que habla de su carrera profesional desde sus orígenes, pasando por todo su crecimiento pero también haciendo alusión al desarrollo del básquet en Camerún. El nombre del libro es Dream in motion: Developing Basketball in Africa, y se puede conseguir a través de este link.
 
En diálogo con Básquet Plus, Essengue hizo un repaso de la fantástica trayectoria que lleva hasta el momento, desde sus inicios hasta este último tiempo con Comunicaciones. El interno habló de su adaptación al básquet argentino, de las costumbres argentinas que ha asimilado y de la actualidad de Camerún.
 
- ¿Cómo es esto hacerse un nombre y un reconocimiento tan grande como el que tenés vos en Argentina estando tan lejos de país natal?
. Y... como jugador hace muchos años que estoy afuera de mi país, dieciséis años que me fui de Camerún. Tuve que salir solo a hacer mi carrera, a estudiar y a hacer mi básquet. Hasta 2007 estuve con mi escuela, luego pasé a jugar profesionalmente en Europa cuatro años antes de llegar a Argentina. El estar tan alejado de mi país hizo que todos estos años Argentina se convierta en mi nueva casa, desde 2010 que juego acá. Y fue duro, un proceso difícil, pero con mucho trabajo y sacrificio de cierta forma me fui acostumbrando a estar lejos de mi país por tanto tiempo.
 
- Si no me equivoco llegaste a Argentina hace siete años en lo que fue tu primera experiencia. ¿Cómo te encontró esa experiencia que hasta hoy vivís?
. Me gustó mucho desde el primer momento. La gente de acá es muy diferente a la de Europa, porque la gente en Europa es mucho más fría y acá siempre estuve en muchos lugares con gente cálida. Sin ir más lejos vengo de estar en un pueblo como Mercedes, y me han dado mucho cariño en todo momento. El cariño de la gente de Argentina tiene cosas que me hacen sentir similar en Camerún. Y también con este tiempo me es más fácil hacer mi trabajo, ahora que puedo hablar mejor y bien el español para comunicarme con mis compañeros y ser buena persona sobre todo.
 
- ¿Te costó mucho adaptarte?
. Sí, al principio sí. Con el hecho de relacionarme con la gente quizá no tanto, pero en la cancha y adaptarme a un equipo, deportivamente, sí me costó un poco las primeras veces. Pero ahora llevo muchos años en la categoría, ya conozco a los jugadores y entrenadores por haber jugado tantos años contra ellos o con ellos. Ya conozco esa parte, si no he jugado con él lo he hecho en contra. En los últimos cuatro o cinco años me he sentido así, tanto que me siento como un argentino más.
 
 
- ¿Y qué cosas adquiriste de la cultura argentina?
. Me encantan las raíces argentinas porque son muy orgulloso de su país, la verdad es que los argentinos tienen un amor propio de su cultura, deportes y todo. Me encantan mucho los asados, si alguien te invita a comer un asado en su casa significa que esa persona te tiene mucho aprecio. He estado en varios equipos del país y pude notar que Argentina tiene hasta diferentes culturas depende de las provincias donde estés, y en eso también es muy parecido a Camerún. Y yo no soy un fanático del mate, pero aprendí la importancia del mate y lo estratégico que es (risas).
 
- ¿Tu primer año fue en Marcos Juárez o Junín?
. Antes de San Martín ese mismo año había empezado en Ciclista, sí. Ahí arrancó todo: Ciclista, San Martín de Marcos Juárez, Italiana de Charata, Quilmes, San Isidro, Libertad, Viedma, volví a San Isidro el año pasado y ahora en Mercedes con Comunicaciones.
 
- ¿Qué cambió del Essengue que llegó en Ciclista hace siete años al Essengue de hoy que viene de ser campeón?
. Mira, en 2010 cuando llegué a Ciclista estaba buscando un lugar donde me sintiera cómodo. La verdad es que sin experiencia pensaba más en mis puntos que en el equipo. Hoy es totalmente diferente, soy un veterano,  aprendí mucho de la cultura argentina, de la gente, conozco más de Liga y el TNA ya sean equipos como también entrenadores, y creo que también me gané mucho el respecto de la gente. Creo que hoy puedo decir que soy un argentino más en el equipo.
 
-  Vos vivís esta categoría hace tanto que pasaste por la mutación de que antes ascendían dos y ahora uno, lo que hace que conseguir metas dentro del TNA parezca más difícil hoy en día. ¿Tiene un gusto particular esto que lograste en Mercedes?
. Sinceramente este año es especial para mí, es algo muy especial en mi carrera. En mi primer año en el TNA jugabas contra 7-8 equipos dentro de tu grupo y de ahí ya jugabas por campeonato donde subían dos equipos, ahora ya en los últimos tres años sube uno y se hizo un poquito más difícil. Por eso este año para mí es muy especial, por haber logrado el ascenso.
 
- Con Comu se armaron claramente con el objetivo de ascender, es cierto que después hay que reafirmarlo en el camino pero ese era el objetivo.
. Sí. El técnico Tulo (Rivero) es el gran responsable de todo esto porque es un especialista y fue el que armó este equipo, además de ser competitivo lo que armó fue un verdadero equipo, profesional, con buenas personas y mucha personalidad. Eso fue lo más importante. Cuando empezamos sabíamos que estábamos dentro de los 4 mejores equipos de la categoría, pero no solamente hay que pensar en los nombres porque hay que trabajar durante todo el año para llegar al objetivo. Trabajamos todo el año para esto, con entrenamientos y partido a partido. Teníamos jugadores con experiencia, cuando empezamos la gente ya decía que íbamos a ascender, pero para mí había que esperar hasta enero porque en ese mes vos podés saber la dirección que va a tener el equipo. Y en enero todos los jugadores creo que sabíamos que, dentro de esos 4 mejores, nosotros estábamos entre los mejores 2. Hindú estaba arriba, pero después veníamos nosotros. Sabíamos que la campaña que hizo tanto Hindú como nosotros fue muy buena, pero la experiencia te sabe decir que la regular no son los playoffs. A mí ya me había pasado con San Isidro de terminar primeros y después quedarnos afuera en cuartos de final contra Instituto que venía de estar entre los últimos de la zona. Por eso entrar en playoffs implica otro grado de concentración para los jugadores, por eso ha sido un gran trabajo de Tulo, de la comunicación que hemos tenido como equipo y de Comunicaciones como club porque siempre dio todo para que un jugador se sienta bien y esté cómodo para jugar. Y lo hicimos. Cuando terminamos el quinto partido contra Unión sabíamos que lo más fácil podía llegar a venir, y le ganamos 3-0 a Hindú porque después de la serie contra Unión la confianza creció mucho más, por lo que contra Hindú y Estudiantes ya nos sentíamos a otro nivel.
 
 
- ¿Qué necesita un extranjero para triunfar como vos en Argentina?
. El problema es que a veces los americanos que vienen tienen problemas con todo, no solo para acomodarse al juego sino también problemas para adaptarse con las comidas, la casa, la gente y demás. A mí también me pasó en el primer año con eso del juego. Vos sabés que estuve algunos años por Europa jugando en Francia, Turquía, España y otras ligas, y la verdad es que el nivel y la forma de juego es distinta. La manera en la que uno se adapta y logra cosas es ponerte a entera disposición del equipo, por eso quizá le cuesta tanto a algunos jugadores americanos. A veces muchos equipos que quieran ser protagonistas van a buscar más jugadores que les dé defensa, rebotes, que se sacrifique y le dé un buen nivel quizá no tanto en lo individual sino más en lo colectivo.
 
- Eso es algo en lo que te has caracterizado vos independientemente de las buenas soluciones que das adelante.
. Pero no me pasó siempre, sí he cambiado mi cabeza con el correr de los años pero al principio no era así. En mi primer año no pensaba adónde iba el equipo sino mis números. Después entendí que había que brindarse para el equipo para que vos puedas jugar muchos años en Argentina. Me pasó cuando ascendimos con Quilmes, yo habré estado promediando cerca 10 puntos pero fue uno de los momentos más felices de mi carrera por haber ascendido. La diferencia estuvo tal vez en Italiana la temporada anterior a esa con Quilmes, porque había anotado 21 puntos de promedio, había sido goleador de la categoría pero nos quedamos en cuartos de final. Y aprendí de eso también. Siempre lo hablo con mi representante, siempre le digo que no quiero ir a un equipo para hacer 30 puntos por partido para que después ese equipo no tenga aspiraciones, prefiero ir a un equipo donde pueda participar para llevarlo arriba. Participar del equipo, esa es la clave por sobre todo. Eso significa que si un partido me toca defender y no hacer puntos entonces voy a hacer esa tarea con mucho gusto, puedo no aportar puntos en ofensiva pero mi camino va a ser defender o tomar rebotes. Yo hoy no voy a firmar un contrato para hacer 30 puntos por temporada, porque mi contrato va a ser para mi equipo pueda ganar y lo voy a defender así siempre. Por eso yo siempre les hablo a los nacionales y les digo que ellos son los que hacen ganar al equipo, yo no. Yo vengo a hacer mi trabajo, algún día lo puedo hacer mal pero siempre voy a tratar de ayudar a que el equipo esté en un mejor nivel, pero los nacionales son los que hacen el gran trabajo.
 
- ¿Comu fue un reflejo claro de esto que decís?
. Por supuesto. Comunicaciones tenía a Lauría, a Kily que es todo un profesional viniendo desde el banco, buenos juveniles para participar... yo creo que nosotros como extranjeros podemos ayudar, pero la participación de los nacionales es lo más importante.
 
- ¿Tenés ganas de una revancha en la Liga?
. Sí, es muy lindo jugar la Liga. Si tuviera una oportunidad en algún lado la tomaría, o pudiendo volver con Mercedes no lo dudaría porque siempre me han tratado muy bien y sería lo mejor. Pero ahora me voy de vacaciones, ya veremos qué sucede. Afortunadamente tengo un excelente representante que sabe lo que quiero y sabe dónde me manda. Hay que estar tranquilos, si tengo que volver a jugar en el TNA no tengo problemas y si tengo que jugar en la Liga voy a ir a competir como siempre ha sido todo mi trabajo.
 
- ¿Lo último que jugaste con Camerún fue el Afrobasket de Túnez?
. Claro, en 2015, hace dos años, después del Afrobasket anuncié mi retiro.
 
- Me acuerdo que dijiste sentir que dabas un paso al costado para darle lugar a la nueva generación, pero te fuiste con apenas 31 años...
. Sí, y el año pasado me llamaron para estar en uno de los campamentos de la selección pero yo ya estoy retirado. Hacía 14 años que estaba con la selección, 9 como capitán. Pero ahora tengo familia en Estados Unidos, tengo temporadas de 9 meses en Argentina y a veces los campamentos con la selección son de 2-3 meses. Por eso después de Argentina el resto del año quiero ver y estar con mi familia en Estados Unidos. Siento que ahora es mi tiempo para descansar, tiempo para mí, tiempo para estar y pasar momentos con mi familia y mi hija.
 
 
- ¿Te volvieron a llamar?
. Sí, me llamaron incluso para este año también, pero ya estoy retirado. Puedo ir a dar una mano, a ayudar y aconsejar en algunos campus de entrenamiento, pero para jugar no. Tenemos buenos jugadores que pueden aparecer.
 
- ¿Y cómo cumplís esa labor de nexo transmitiendo toda la experiencia que tenés vos hacia los jóvenes? ¿Cómo es ese espejo? Porque sé que esa es una parte que te agrada por el tipo de referente que sos para Camerún.
. Es verdad. Hay grandes figuras con Camerún que están dando un paso adelante. Yo arranqué en la selección con 16-17 años en la mayor pero antes ya venía de categorías menores, así que trato de darles un ejemplo de lo que fue mi carrera ahí, trasmitirles todo. Luché mucho por la selección en todo sentido, a veces por dinero que se necesitaba porque sabes cómo es todo en Africa, a veces para poder traerlos a jugadores y cosas así. En 2007 jugamos la final contra Angola y de ese momento hasta ahora siempre hemos estado entre los 4-5 mejores equipos de Africa. Ahora siento tres jugadores en la NBA (NdR: Joel Embiid, Luc Mbah a Moute y Pascal Siakam) y espero que esos jugadores puedan ayudar de ahora en adelante. Después se pueder perder o ganar partidos, pero se está trabajando mucho y el básquet camerunés ha crecido bastante en este último tiempo. Quizá mi experiencia en el mundo, pasando por Europa y ahora estos muchos años en Argentina, haga que yo tenga un poquito de liderazgo para ayudar, para saber lo que se necesita y cómo llegar a mis compañeros. Siempre tengo una buena relación con los juveniles, siempre les hablo para saber qué necesitan, cómo deben trabajar, la experiencia que deben tener y sabiendo que la cabeza es lo más importante. Ahora tengo 33 años y puedo decir que esto es más de cabeza que de cuerpo, más mental que físico. Siempre voy a aportar de mi parte para ayudar a Camerún. Yo he escrito un libro hace un tiempo donde repaso mi carrera y explico bien qué es lo que le hace falta a Camerún para llegar a un nivel apto, porque tenemos talento pero nos falta la estructura. A veces no solo es dinero, sino también la intención.
 
- ¿Cómo ves la generación nueva de Camerún? Ya me dijiste que hay jugadores con talento, pero cuando uno piensa en tu país rápidamente hace referencia a un ícono de la actualidad como Embiid.
. Es cierto. Mirá, en Camerún tenés un equipo que se encuentra en reconstrucción pero tiene muchos juveniles con talento, como te decía. Hay grandísimos jugadores como Embiid en los 76ers o Siakam de Toronto, además de muchos jugadores que juegan en Europa, pero la política de deportes en Camerún se porta muy mal para garantizarles una participación a este tipo de jugadores en la selección. Antes nosotros jugábamos en la selección con mucho sacrificio y nuestro amor por la nación. Ahora no es lo mismo. Pero Camerún en África es como Argentina en Sudamérica, siempre tratamos de estar los mejores.
 
 
LA TRASCENDENCIA DE ESSENGUE EN NUMEROS
 
Temporada Equipo PJ Minutos Puntos Rebotes Asistencias
2010/11 Ciclista Juninense 3 22.7 10.0 5.3 1.3
2010/11 San Martín (Marcos Juárez) 24 30.5 17.1 8.6 1.5
2011/12 Italiana de Charata 30 33.7 19.7 9.1 1.3
2012/13 Quilmes (Mar del Plata) ** 43 26.0 15.4 6.2 0.7
2013/14 San Isidro (San Francisco) 33 28.7 19.1 6.8 1.5
2014/15 Libertad de Sunchales * 16 19.9 8.7 4.4 0.8
2014/15 Alianza Viedma 25 31.8 19.0 7.0 1.5
2015/16 San Isidro (San Francisco) 33 25.2 13.7 5.8 1.2
2016/17 Comunicaciones de Mercedes ** 53 26.3 13.8 6.5 1.4
* En Liga Nacional
** Temporada con ascenso
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 

Compartir