Liga Argentina

El brasileño Rod Gonçalves vive un sueño y una pesadilla en Plaza Huincul

12:12 04/07/2020 | Su mujer está embarazada de 7 meses y hace 4 que el jugador quiere volver a su país, pero necesita cobrar lo que le deben, y por eso sigue en Neuquén.

Rodrigo y Andressa muestra la parte feliz de la historia, pero hay otra (Foto La Mañana de Neuquén)

Rodrigo Gonçalves es el brasileño que hasta marzo jugó como extranjero en Petrolero de Plaza Huincul la Liga Argentina. Estuvo desde el primer partido en octubre, hasta el último el 12 de marzo, y su rendimiento fue óptimo: 13.8 puntos y 8.4 rebotes en 28 partidos. 

A lo deportivo, le agregó la mayor alegría de su vida. Su pareja Andressa Ferreira quedó embarazada y todo marchaba sobre ruedas, pero la situación se complicó a partir de la suspensión y luego cancelación de la temporada. 

La situación es esta. A Rodrigo le deben algo más de 10.000 dólares en el club y el gobierno provincial cerró el grifo por completo, y de ahí salían los fondos para salarios y demás. El club le dijo que le enviaría el dinero cuando lo tengan, pero Rodrigo no puede arriesgarse, porque no tiene cómo mantenerse en Brasil.

Andressa ya está de 7 meses y no le queda mucho margen para poder viajar, por su estado, y Rodrigo está bastante preocupado. Así se lo manifestó al colega Fabricio Abatte del diario La Mañana de Neuquén: "Vivimos una pesadilla. No puedo dormir, no paro de pensar. Y mi señora llora todo el día, muchas veces no quiere salir de la cama, no se alimenta bien. Hablé con todo el mundo, estoy atado de manos y no puedo hacer nada".

Rodrigo no se la agarra con el club, que es el que le debe el dinero, pero es claro en su idea: "El club nos sigue bancando casa, comida y asistencia médica. Eso queremos que quede claro. También que nos encanta Plaza Huincul y Neuquén pero queremos estar con nuestra familia en este momento tan especial para nuestras vidas. Y, por supuesto, cobrar también. Y no tenemos el dinero para irnos, hace 4 meses que estamos en la misma situación".

El problema con Rodrigo es más grave, porque tiene otro hijo de 12 años de una pareja anterior: “Andressa está con mucha panza y no pude comprarle ropa ni a ella ni al bebe. Y necesitamos dinero para sobrevivir. Y hasta tengo deudas en Brasil, no estoy pudiendo pagarle la pensión alimenticia a mi hija de la otra pareja. En Brasil es causante de prisión. Gracias a Dios la mamá de Libia es comprensiva pero ya está preocupada por la situación. Necesitamos el dinero sí o sí. Podría ir por vía terrestre pero no hay plata, el tiempo se termina y estamos acá tirados. ¿Digánme qué hacer?”.

Fuente: 
Fabricio Abatte, La Mañana de Neuquén

Compartir

 



X