Súper 20 La Liga

Cosolito: "Soy feliz con lo que me está pasando en Olímpico y en mi juego"

21:44 09/10/2017 | Tras ganar el clásico, el alero santafesino se refirió al momento que atraviesa en el club bandeño. Su responsabilidad, su crecimiento y el presente del equipo.

Cosolito habló del presente bandeño y de su muy buena actualidad personal (Foto: archivo La Liga Contenidos)
Olímpico se quedó con la primera edición del clásico santiagueño después de ganarle un emocionante partido a Quimsa por 74-70 en su visita al Ciudad. En lo que está siendo un arranque de temporada muy prometedor, el equipo bandeño se quedó con una medida importante y sigue en ascenso dentro del Súper 20 La Liga. Tras el encuentro, Básquet Plus habló con una de las figuras de este domingo, Mauro Cosolito.
 
- ¿Están acomodándose cada vez un poquito mejor?
. Sí, y necesitábamos de esto para dar otro pasito más. Somos un equipo nuevo, en formación, con cuatro americanos que por ahí lleva tiempo conocerse, agarrar rodaje, que el equipo tenga química y fluidez de juego. En Salta estuvimos bien y a la altura, ante un equipo que creo que estaba mucho más rodado que nosotros y contra el que perdimos en la última bola, vinimos acá y tuvimos cerca de 7 días de trabajo y eso nos ayudó muchísimo a entrenar, a conocernos mejor, a saber por dónde quiere que pase el juego de Hernán (Laginestra) y cómo defender. Hoy por hoy dependemos mucho de nuestro trabajo defensivo para hacer grandes labores.
 
- Imagino que la carga de tener un equipo con cuatro extranjeros, independientemente de que a uno ya lo conocen muchísimo como Justin, no debe ser fácil de llevar. No por un tema particular de que son extranjeros, sino por el juego que absorben ellos.
. No tengas dudas. Cuando arrancamos este proceso sabíamos que iba a ser así, teníamos que buscar esa forma. También lleva un proceso y no es fácil acomodarse a un entrenador nuevo, acomodarse a lo que te pida y lo que no. Hernán nos tenía que conocer a nosotros y nosotros a él, como así también sucedió de la misma manera con los americanos, teníamos que buscar la forma de proteger a los americanos en muchas cosas y aprovechar sus virtudes. Por ahí cuesta más que con los nacionales por un tema de química, porque ya te conocés o quizá en el pasado ya jugaste con o en contra de ese jugador, puede incluso hasta haber un poquito más de ciencia en lo que es el básquet. Nosotros sabemos que somos un equipo en formación, que tal vez tenemos que trabajar mucho más que otros equipos pero que cuando nos preparemos como realmente queremos estar sabemos el potencial que tenemos. Es una virtud. Hernán nos ayuda en eso y nos hace trabajar de una manera especial, no deja nada librado al azar y es muy detallista.
 
- ¿Qué me decís del juego de ayer?
. Creo que hicimos un gran partido defensivo. Tuvimos algunos errores pero es normal del periodo trabajado. Si te digo que hoy estamos al 100% y sin equivocarnos es obvio que te mentiría, pero todo se arregla trabajando más. Hoy volvimos al club y ya nos pusimos a trabajar sobre detalles en los que nos hemos equivocado y sobre posibles cosas de Salta, en qué podemos corregir allá. Y la verdad es que lo veo bien, veo un equipo que se va a ir consolidando a través del tiempo y en base al trabajo. Volviendo al tema de los extranjeros que hablábamos, nosotros tenemos la suerte de tener a Justin Williams que es una persona bárbara y un nacional más, a Ramón Clemente que hace varios años que viene jugando acá, Guillermo Díaz es un nacional más porque habla nuestro lenguaje y nos comunicamos muy bien, y Rodney (Green) que se está acoplando bien y está entiendo nuestro juego. De a poco vamos a ir acomodándonos mejor y llevando el equipo adelante, que es lo que más queremos.
 
- Imagino que el clásico se vive de forma muy especial. Contame un poquito cómo se vive un partido de este tipo porque vos ya tenés varios cruces así en el lomo y cómo particularmente se vivió anoche.
. Sin dudas que el clásico de Santiago es de los mejores clásicos del país, junto con el de Mar del Plata y algún otro más. La ciudad lo siente mucho, el básquet se vive mucho en esta ciudad, es el deporte más importante sin dudas y la verdad es que es muy especial. Tanto la gente, el público, los amigos y la hinchada te pide que el clásico hay que ganarlo, que cueste lo que cueste hay que ganarlo. Nosotros nos preparamos muy bien, tuvimos una buena semana de entrenamiento y aunque Atenas estaba muy diezmado a nosotros nos sirvió para seguir trabajando, porque más allá de que le sacamos 20 puntos en el primer cuarto nos tomamos muy en serio el partido y nos ayudó para corregir cosas. Después de Atenas tuvimos entrenamientos para seguir mejorando y llegar bien al clásico. Quimsa es un rival de muchísima jerarquía, tiene muchos nacionales y muy buenos. No voy a descubrir nada pero Nico De Los Santos y (Leonel) Schattmann si es la mejor pareja de la Liga pega en el palo, o (Sebastián) Vega que viene jugando muy bien desde hace mucho tiempo, o Juani Brussino viniendo desde atrás que puede ser tranquilamente el base titular de cualquier equipo, son cosas que te dicen mucho. Quimsa tiene realmente un equipo muy bueno, pero nosotros estábamos muy enchufados. Los más viejos de la ciudad que somos Maxi (Stanic), Justin y yo tratamos de inculcarles a los demás un poco lo que es esto, de cómo se vive un clásico y de saber que ganar un partido como estos te posiciona de otra manera ante tu gente, ante la ciudad y ante todo. Por eso creo que sabiendo esto salimos muy intensos, los primeros ataques no convertíamos pero agarrábamos rebotes y corregíamos. Lo vivimos realmente como un clásico, a diente apretado, con mucha intensidad, mucha actitud y también con mucha ciencia porque estuvimos los 40 minutos concentrados. Si bien ellos tuvieron una levantada, que era hasta lógica por la clase de jugadores que tienen, nosotros nunca dejamos de dominar el partido y eso fue porque hicimos el gran juego que queríamos nosotros.
 
- Yendo un poco a tu presente, dentro de este plantel donde hay varios extranjeros vos seguís siendo un referente dentro del equipo y eso habla de tu importancia, para Olímpico y para Hernán. ¿Lo encarás de alguna forma en especial al año sabiendo que un poco sos uno de esos símbolos que está asemejado a la filosofía de lo que representa el club?
. La verdad es que he mejorado y he crecido mucho desde que llegué, a cada momento estoy tratando de hacer algo nuevo para crecer en mi juego. Cuando asumió Hernán, a medida que pasó el tiempo me fue planteando lo que quería para mí. El año pasado me tocó un rol que lo hice bastante bien, me gustó, pero era un papel diferente al de este año. Era un rol más de tirador, más de salir de cortinas, diferente. Y este año Hernán me dijo que quería que fuese el especialista defensivo del equipo. La verdad es que son nuevos desafíos que me gustan, y como pasó desde que llegué al club sé que son cosas que me van a permitir seguir creciendo. Creo que lo vamos haciendo bien en los partidos que van hasta ahora, me siento muy cómodo en el club, en la ciudad y dentro del equipo. Me siento muy querido por la gente. Acá tanto a Maxi, como a Justin y a mí, que llevamos un tiempito dentro del club, la gente nos muestra a diario todo su cariño y nos agradecen que estemos en el club. Estoy muy contento de estar acá, y día a día solamente pienso en lo que le puedo dar a Hernán, en qué es lo que necesita el equipo y en base a eso hacer mi tarea. Contento con lo que me toca, sé que cada rol que pueda asumir es algo que me va a permitir mejorar mi juego y a mí como jugador. Como te digo, hoy estoy muy contento con lo que me está pasando, en Olímpico, en la ciudad y en mi juego.
 
- ¿En algún punto hacés un pequeño repaso por lo mucho que te afianzaste en tan poco tiempo? Sin ir más lejos recuerdo que hace poco eras una apuesta cuando diste el salto a la Liga, luego te afianzaste y ahora pasás a ser uno de esos nombres con identidad en un club tan importante como Olímpico.
. Lo pienso a veces, sí. La verdad es que yo trabajé mucho para esto. El básquet es lo que amo y lo que sé hacer, entonces todo mi esfuerzo está en esto. Desde que estaba en Banco (NdR: Banco Provincial de Santa Fe, donde jugó antes de llegar a Unión) lo creí así, pasando por Unión que recuerdo que arranqué en Liga C hasta que me llegó esta oportunidad de saltar a la Liga con Olímpico. Creo que estuve en el momento indicado y supe aprovechar las oportunidades que se me han presentado, porque siempre se trata de eso, de crear tus oportunidades y saber aprovecharlas. Me pasó ese primer año en Olímpico que me sorprendió el tener la oportunidad en el club con Facu Müller como entrenador y a través de recomendación de (Julio) Lamas, lo venía haciendo bien hasta que Ariel Pau tuvo esa lesión y me tocó una responsabilidad mayor que pude utilizar para ir acomodándome más. Después con Fernando Duró creo que aprendí muchísimo, es un entrenador que tiene una calidad única para trabajar y me ha sacado mucho jugo, me ha servido muchísimo el estar esos años junto a él. Y ahora me toca este año que te decía con Hernán que también espero aprovechar. La verdad es que aunque era un poco impensado en el principio hoy puedo decir que me he acomodado. Pero de todas formas no me conformo, porque yo sé que tengo que seguir trabajando muchísimo y que tengo cosas para mejorar, así lo he pensado siempre y no voy a dejar de pensarlo, es lo que me permitió llegar al lugar en el que estoy hoy.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus

Compartir