La Liga 2016/17

Bahía resurgió de sus cenizas y sacó un triunfazo ante Estudiantes

22:27 20/12/2016 | Bahía la pasaba muy mal y llegó a estar -21 contra Estudiantes en el Casanova, pero ensayó una temible reacción y ganó 83-78. Partidazo de Levy.

Brillante trabajo de Levy, clave en la levantada furiosa que gestó Bahía (foto: La Liga Contenidos)

POSICIONES
RESULTADOS
ESTADISTICAS
CALENDARIO
EQUIPOS
NOTICIAS

 

Bahía Basket 83 - Estudiantes de Concordia 78
 
Bahía Basket volvía al Casanova con una gira negativa por el norte argentino donde perdió los tres partidos que jugo. Tenía una misión casi obligada de ganar, para llegar bien al partido decisivo del jueves ante Gimnasia de Comodoro y para cerrar mejor el 2016. No era fácil porque delante tenía a un durísimo Estudiantes de Concordia y porque todavía está acomodándose como equipo (la salida de Whelan y la llegada de Blocker fueron recientes las movidas del plantel), pero se levantó un sacó un triunfazo por 83-78 que lo deja con un semblante altamente positivo.
 
Y no fue lo único que tuvo que superar como contratiempo, porque durante la noche también tuvo que padecer un brillante arranque de Estudiantes. Llegó a perder por 21 unidades (34 a 13 en el segundo cuarto), pero ensayó un complemento letal con Levy como máxima figura (25 puntos y 11 rebotes) para así revivir y conseguir un triunfo de muchísimo carácter.
 
Estudiantes arrancó dando un fuerte llamado de atención, volviendo a tener esa intensidad tan frenética que lo caracteriza en la mayoría de los partidos de esta temporada pero que había perdido en el duelo del fin de semana ante Quilmes. Estudiantes comenzó rápido, con transiciones perfectas de defensa a ataque y con una efectividad bárbara desde los triples (arrancó 4/5, y repartiendo protagonistas incluso). Eso permitió un sorpresivo arranque demoledor.
 
El Verde se adelantó rapidísimo por 15-4 ante un Bahía totalmente errático, que no realizó malas decisiones adelante pero que estuvo una marcha atrás para contrarrestar el ritmo entrerriano. De todas formas lo flojo que fue la ofensiva bahiense llamó la atención (apenas el 21% de efectividad), por lo que Estudiantes guiado por Tucker, Marín, Powell y un bárbaro Justiz en defensa (ganándole el duelo a Johnson) abrió una brecha de 22-10 al finalizar el primer periodo.
 
Con Powell y Justiz como banderas, Estudiantes llegó a sacar más de veinte de diferencias (31-11) en el arranque del siguiente cuarto. Bahía siguió demasiado pinchado, desconectado y desenchufado, anotando sus primeros puntos de campo del parcial recién cuando faltaban menos de tres minutos para el descanso.
 
El debutante Blocker le dio algo de frescura al local, quizá de lo mejorcito del equipo de Sepo, y aunque Bahía maquilló un poco la diferencia la realidad reflejó una clara ventaja del Verde. Al entretiempo, Estudiantes sacó quince unidades (37-22) y parecía ser un monólogo. Tucker, Powell, Justiz y Marín siguieron siendo esos referentes tan claros como efectivos de la visita (más un aporte loable desde la banca).
 
Con Blocker, un Johnson más dominante y dos pilares importantes como Vaulet y Levy, Bahía empezó a encontrar una seria reacción. Desde un cambio de agresividad pero también desde una evolución en el fondo que se tradujo en mayor precisión, donde Levy fue clave. En consecuencia se fueron soltando algunos argumentos como Corvalán y la historia se hizo más reñida, no desde algún bajón que pudiesen acusar los entrerrianos sino desde un mérito exclusivo que hizo Bahía para cambiar el curso del partido.
 
Y ahí quizá esté el mayor reconocimiento para los bahienses, porque supo contrarrestar los momentos de Powell y Marín más los triples visitantes para ponerse a tiro de darlo vuelta. Ofensivamente, el local hizo un tramo perfecto (33 puntos en el parcial), impulsado por Levy pero con un equipo que creció muchísimo a su lado. La embestida llegó a poner a Bahía abajo por tres (58-55), aunque un cierre con avivada de Orresta hizo que el marcador quede 60-55 para Estudiantes.
 
Pero Levy siguió haciendo un partido bárbaro, tremendo desde cualquier punto de vista y encabezando la ambiciosa embestida bahiense. Incluso el panameño achicó la brecha a solo dos (68-66) restando seis minutos, con un trámite que claramente distaba mucho del inicio demoledor del Verde. No obstante, los recursos de Estudiantes con Orresta y Tucker sostuvieron a un Estudiantes que aguantó, empezando a jugar también con el reloj y los últimos cuatro minutos.
 
Tras Levy comenzó a aparecer en el costado ofensivo una figura que durante toda la noche fue importante en el fondo: Johnson. El pivote de Bahía se fajó y tuvo que bailar con todo el juego interior de Estudiantes, no se destacaba adelante pero fue vital desde su defensa y lo intangible para generar la reacción bahiense. Cuando Johnson también rindió adelante (ante la salida de Justiz por faltas), la historia se dio vuelta y un doble de Vaulet puso el juego 76-75 a 1m11s del cierre.
 
Y cuando la presión de Estudiantes parecía generar un efecto de pérdida en Bahía lo cierto es que el local salió ileso de una jugada que se estaba ensuciando para terminar con un triplazo abierto de Blocker. El debutante, a prueba en Bahía, firmó quizá su mejor carta de presentación y dejó al dueño de casa 79-76 con 32s para el final.
 
En un cierre con pérdidas de ambos lados, Tucker dilapidó la última chance de Estudiantes tomando un muy apresurado lanzamiento, lejano y con la intención de empatar el juego pero todavía teniendo tiempo en el reloj para elegir una opción más viable. Y así la historia terminó definiéndose 83-78 para los bahienses, en un triunfo notorio para recuperarse de las derrotas de visitante y llegando al choque clave ante Gimnasia (para decidir quién entra el Súper 4) con el ánimo revitalizado.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 

 

Compartir